Despliegan autobuses para realizar PCR rápidas y masivas en Palma

Irene R Aguado | 18/09/2020

El portavoz del comité de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, ha informado de la acción de las nuevas líneas de COVID exprés, que se pondrán en marcha para descongestionar los centros de salud. Tras hacer un breve repaso de los datos de la pandemia en las últimas 24 horas, ha recordado que hoy entran en vigor las restricciones de la zona de Arquitecto Bennàssar de Palma y algunas zonas de Ibiza con condiciones muy similares a las que ya se pusieron en marcha en otros barrios como Son Gotleu o Can Capes este mes.

Por este motivo ha explicado una de las medidas más recientes que va a llevar a cabo la Conselleria de Salut, y que está en funcionamiento en otras zonas de Palma. La línea COVID exprés es una iniciativa que consiste en autobuses cedidos por el Banco de Sangre que proporcionan refuerzo a los centros de salud de los barrios de Ciutat para aumentar el número de pruebas PCR que se realizan. De esta forma se podrá descongestionar la extracción de muestras en los centros de salud, que podrán dedicar más tiempo "a otras enfermedades que también nos preocupan y que no son COVID", ha dicho Arranz.

La idea es que en dichos autobuses se pueda hacer una toma de muestras rápida a las personas que acudan, y dar los resultados en 24 horas como máximo. Los interesados acudirán al lugar, se tomarán la muestra, volverán a su domicilio a guardar cuarentena y en menos de un día recibirán el resultado. Se puede ir incluso en coche. Esto, asegura Arranz, agilizará mucho la detección de nuevos casos de coronavirus en los ciudadanos.

Estas líneas empezarán a funcionar la semana que viene en los barrios confinados. Por el momento ya hay dos líneas de COVID exprés trabajando en Son Dureta, y el objetivo habilitar dos más en este recinto y otras dos en el Palacio de Congresos para que la semana que viene ya sean seis las líneas activas. Cada línea de COVID exprés tiene capacidad para hacer 150 PCR diarias, por lo que se prevé que entre las seis líneas que funcionarán la semana que viene, habrá capacidad para hacer 900 pruebas diarias solo en estos autobuses.

Para poder dar este servicio, en estas líneas de extracción se contará con 23 profesionales que se incorporarán la semana que viene, con el inicio de las nuevas líneas. Nueve de ellos son técnicos de laboratorio, seis auxiliares de enfermería, cuatro enfermeras y cuatro administrativos. 

El público objetivo de esta iniciativa está definido en varios grupos: colegios que necesiten hacer cribajes rápidos a niños o aulas, trabajadores de residencias, contactos estrechos de positivos que los rastreadores de la central COVID detectan y que ahora podrán enviar a los autobuses en vez de a los centros de salud, y similares.

Además, ha asegurado que desde Salud están trabajando para poner en marcha otra línea focalizada exclusivamente en niños, aunque todavía tienen que concretar las fechas y la forma de proceder.

EVOLUCIÓN DE LOS BARRIOS CONFINADOS

Ya ha pasado una semana desde que el Govern confinó los cuatro primeros barrios en Palma. Para Arranz, siete días es un tiempo prudencial para empezar a hacer valoraciones sobre la efectividad de las restricciones. Como datos significativos, Arranz ha destacado que durante la pasada semana hubo 66 nuevos casos de COVID en el centro de salud de Son Gotleu. En cambio, esta última semana el número de PCR positivas se ha rebajado a 44.

Además, la tasa de positividad (de cada 100 pruebas realizadas en Baleares, cuántas salen positivas) también ha disminuido: la semana pasada rondaba el 13-14%, y esta semana es un 10%. Sin embargo, Arranz ha explicado que esta disminución de casos no son solo consecuencia de las restricciones, sino también a la acción comunitaria. En este sentido, ha destacado tres importantes acciones que han ayudado a frenar la incidencia del virus en estos barrios.

La primera son las visitas domiciliarias. Ha explicado que gracias a estas visitas, durante esta semana se han producido seis derivaciones a los servicios sociales de familias que necesitaban apoyo. También se ha detectado, por ejemplo, el caso de seis personas que convivían con una persona con coronavirus y ninguno había acudido a hacerse la prueba PCR. Según Arranz, “las visitas domiciliarias son bien recibidas por la ciudadanía”.

La segunda acción son las visitas a establecimientos, tiendas, bares, restaurantes, o similares. El portavoz ha explicado que a estas citas suelen ir dos inspectores de salud pública y que "los comercios suelen cumplir muy bien, pero los restaurantes y bares un poco menos". Sin embargo, el portavoz ha dicho que entiende esta situación porque "es muy complicado", pues en los establecimientos de hostelería "hay más interacción durante más tiempo con las personas".

La tercera y última acción que Arranz ha destacado son los puntos de información. Se ponen aproximadamente dos días a la semana durante la mañana y están formados por un técnico del Ayuntamiento, una enfermera de Salud Pública y dos enfermeras en periodo de especialización. En solo 24 horas, por este punto han pasado 120 personas a las que se le proporciona información y mascarillas. Así, el portavoz ha dicho que aunque es "una acción limitada en el tiempo, permite llegar a la población". 

Aún así, no ha concretado si el aislamiento de estos cuatro barrios durará los 15 días que se estableció desde un principio, o si habrá una prórroga.

En el caso concreto de Sant Antoni de Portmany, después de que su alcalde expresara su discrepancias en cuanto a la decisión de aplicar restricciones en el municipio, Arranz ha reconocido que las cifras de contagios han mejorado respecto al momento de la decisión pero ha advertido que se llegó a tasas de positividad alrededor del 15 por ciento.En este sentido, el doctor ha recalcado que la prevención es la base de la salud pública y que no hay que actuar cuando se llega a tasas de positividad del 25 por ciento sino par evitar llegar a esos niveles.

Aún así, el portavoz del comité ha advertido que llegarán nuevas olas, probablemente a final de año, aunque las medidas restrictivas provoquen descensos de casos en cada momento. En relación a la campaña de la gripe, ha señalado que este año se adelantará pero ha vaticinado que será menos virulenta porque todas las medidas sanitarias y de higiene tendrán también efecto en el virus de la gripe.

A las preguntas de los periodistas sobre el inicio del curso escolar, Arranz no ha querido dar mucha información, aunque cree que "las medidas se están cumpliendo muy bien" y ha desaconsejado prácticas como la de quedarse hablando con otros padres en el colegio y formar aglomeraciones.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana