El Govern anuncia las nuevas medidas anti-Covid en algunos barrios de Palma

Irene R Aguado | 09/09/2020

La consellera de Salud y Consumo del Govern, Patricia Gómez, junto al alcalde de Palma, José Hila, han anunciado en rueda de prensa las nuevas restricciones y medidas que habrá en Mallorca para afrontar la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

Las zonas de Palma afectadas por las nuevas restricciones serán Son Gotleu, Can Capes, la Soledat Nord, y parte del barrio de Son Canals. Quedan excluidas la calle Manacor, Reis Catòlics y Aragón. Tanto Gómez como Hila han destacado "la alta densidad de población" en estas zonas, una causa que influye en la transmisión de la enfermedad. Además, la situación se ve agravada porque frecuentan en estas zonas las viviendas pequeñas de unos 40 o 50 metros, lo que dificulta el aislamiento.

Pese a la restricción de la movilidad, la consellera ha especificado no afectará a quienes se tengan que desplazar para asistir al centro sociosanitario, al trabajo o los centros docentes y educativos. Las medidas entrarán en vigor el próximo viernes a las 10 de la noche y tendrán una vigencia inicial de 15 días prorrogables. Este mismo miércoles se publicará la resolución en el Boletín Oficial de las Illes Balears (BOE).

NUEVAS RESTRICCIONES

En estos barrios se restringirá, a partir del viernes, las entradas y salidas del domicilio sin justificación. En concreto, las excepciones son las salidas por motivos estrictamente necesarios: ir a trabajar y cumplir obligaciones laborales, acudir a centros o servicios sanitarios, al colegio (centros educativos o escoletes) o la asistencia y cuidado de personas dependientes o especialmente vulnerables. También se permite el desplazamiento a entidades financieras o de seguros; las actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; las renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables, o para realizar exámenes o pruebas oficiales.

Por otra parte, sí que se permite la circulación de personas residentes dentro del núcleo de población afectado, respetando las medidas de protección individual y colectiva, si bien se recomienda que la población permanezca en su domicilio y se desaconsejan los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles.

En estas zonas, todos los establecimientos tendrán que cerrar, como máximo, a las 10 de la noche. También se limita el aforo al 50% en establecimientos de restauración (bares, cafeterías y restaurantes) y de todos los locales comerciales abiertos al público en general, tanto en espacios interiores como exteriores. En locales de restauración, la ocupación máxima será de cinco personas por mesa o agrupación de mesas, además no se permitirá el consumo en la barra. Los locales comerciales también tendrán que establecer un horario de atención con servicio prioritario para personas mayores de 65 años.

Además, se han prohibido en estos barrios los encuentros de más de cinco personas, excepto en el caso de personas convivientes. Esta prohibición incluye bodas, servicios religiosos (salvo las ceremonias fúnebres y velatorios), celebraciones y la práctica deportiva. Como excepción, no se consideran incluidas en esta prohibición las actividades laborales ni los medios de transporte público.

Se suspende la actividad de los lugares de culto, salvo la celebración de funerales, pudiendo realizarse siempre y cuando no se supere el 33 % de su capacidad y con un máximo de 15 personas. También se suspende la actividad de gimnasios y centros deportivos, parques y jardines de uso público y locales de ocio infantil. Se exceptúan de dicha suspensión los establecimientos y espacios cedidos por el Ayuntamiento a los centros docentes y educativos para desarrollar actividades docentes. También se suspenden prohíbe las ferias y fiestas populares, verbenas, cenas al fresco y otros eventos populares, tanto de organización privada como municipal o insular.

Las actividades en academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas no regladas y centros de formación podrán impartirse de forma presencial siempre y cuando no se supere una capacidad del 50 por ciento respecto al máximo permitido. Las actividades que realicen se limitarán a grupos máximos de cinco personas y se establecerán las oportunas medidas para mantener la distancia de seguridad interpersonal de metro y medio en sus instalaciones en todo momento.

El objetivo es evitar las situaciones que pueden favorecer los contagios, sobre todo en lugares cerrados donde se producen aglomeraciones de personas, con escasa ventilación, o bien donde no se usa mascarilla.

ZONAS CONCRETAS

Concretamente, las medidas de cumplimiento obligatorio y las recomendaciones son de aplicación en el interior del perímetro formado por las siguientes calles, aunque quedan excluidas las calles que delimitan dicho perímetro: la vía de cintura (Ma-20), desde la confluencia con calle Aragó hasta la confluencia con calle Manacor; la calle Manacor, desde la confluencia con vía de cintura (Ma-20) hasta la confluencia con calle Reis Catòlics; calle Reis Catòlics, desde la confluencia con calle Manacor hasta la confluencia con calle Aragó, incluida la plaza Miquel Dolç; y la calle Aragón, desde la confluencia con calle Reis Catòlics hasta la confluencia con vía de cintura (Ma-20).

Así, Hila ha confirmado que deja aislado al 5 por ciento de la población de Palma, pues las nuevas restricciones afectan a más de 22.000 personas. El alcalde ha reconocido su preocupación por estas zonas, en las que el virus se está cebando con especial agresividad. Por eso ha pedido a la población de Palma que tome las medidas necesarias para que las restricciones no se tengan que ampliar a otros barrios.

Sentimiento general

1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • gustavo - Septiembre 09, 2020 a las 20:43
    estoy de acuerdoResponder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana