Apagón sin precedentes de los medios de comunicación en Rusia tras la mordaza de Putin

Esther Ballesteros | 06/03/2022

La mordaza impuesta por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a los medios de comunicación del país con la nueva normativa que amenaza con hasta 15 años de prisión a aquellos que se alejen de la narrativa oficial del Kremlin ha provocado un apagón informativo sin precedentes en el gigante euroasiático. 

La nueva y controvertida legislación rusa ha endurecido sus sanciones contra la difusión de información que las autoridades rusas consideren "falsa" sobre el papel desplegado por su Ejército en Ucrania, lo que ha motivado una reacción en cadena por parte de numerosos medios internacionales que han decidido poner fin a sus emisiones en territorio ruso.

La BBC, Bloomberg o CNN fueron los primeros en dar el paso, tras el cual, durante las últimas 24 horas, varios medios españoles se sumaban al éxodo y suspendían temporalmente la labor desplegada por sus periodistas en Rusia, al igual que lo hacían las cadenas públicas alemanas ARD y ZDF, la italiana RAI y la canadiense CBC.

En España, la Agencia EFE procedía ayer a cesar temporalmente su actividad informativa desde el país ruso, uniéndose así, como ponía de manifiesto en su cuenta de Twitter,  a la adoptada por otros medios de comunicación de todo el mundo mientras continúan informando del conflicto desde Ucrania y otros lugares.

Como apuntaba EFE, se trata de la primera vez desde 1970, año en que abrió su oficina permanente en Moscú, que la agencia se ve forzada a suspender la actividad de sus periodistas acreditados en la capital rusa. 

"Rusia impone el silencio informativo y persigue a los medios que no se limitan a la versión oficial", señalaba, por su parte, RTVE al anunciar el cese de sus emisiones desde Rusia. "Mientras se analiza la situación creada para los profesionales de RTVE por la aprobación de la citada norma, RTVE continuará ofreciendo la máxima información posible sobre la situación en Rusia y en Ucrania, como lleva haciendo desde el inicio de la invasión rusa", apuntaba la cadena pública en un comunicado.

Por su parte, la corresponsal de RTVE Érika Reija se mostraba tajante en Twitter: "Acabo de abandonar Rusia. Con mucha tristeza, pero convencida de que es un paso necesario ante la posible criminalización de nuestro trabajo. Gracias a todos los que me habéis enviado fuerza en las últimas semanas, las más difíciles sin duda de toda mi vida".

En esta misma línea, desde la BBC recriminaban que la nueva legislación impulsada por el Kremlin "parece criminalizar el proceso del periodismo independiente. No nos deja otra opción que suspender temporalmente el trabajo de todos los periodistas de BBC News y su personal de apoyo dentro de Rusia mientras evaluamos todas las implicaciones de este fenómeno no deseado", ha aseveraba el director general de la cadena, Tim Davie.

Al igual que lo alegado por otros medios, Davie subrayó que "la seguridad" de los trabajadores en un contexto como el actual es "primordial", por lo que rechazan "exponerlos al riesgo de enjuiciamiento penal simplemente por ejercer su trabajo". "Quiero rendir homenaje a todos ellos por su valentía, determinación y profesionalidad", enfatizaba.

"Con gran pesar, hemos decidido suspender temporalmente nuestra emisión de noticias desde Rusia”, manifestaba el viernes el editor jefe de la agencia de noticias Bloomberg, John Micklethwait, quien lamentaba que la reforma legislativa rusa, que "parece diseñada para convertir a cualquier reportero independiente en un criminal, hace imposible seguir desarrollando algo parecido al periodismo dentro del país”.

Mientras tanto, el corresponsal jefe de la cadena británica Sky News, Stuart Ramsay, y el operador de cámara, Richie Mockler, recibían disparos contra sus chalecos antibalas y sobrevivían hace unos días a una emboscada por parte de un escuadrón de reconocimiento ruso mientras se dirigían en coche a la ciudad de Bucha, a 30 kilómetros de la capital de Ucrania, Kiev.

De forma paralela, el regulador de medios de Rusia prohibía ordenaba el pasado 26 de febrero, apenas unos días después del inicio de la invasión de Ucrania, que los medios de comunicación del país eliminasen de sus informaciones términos como "guerra" o "invasión". De hecho, Putin insiste en denominar el conflicto bélico como una "operación militar especial" dirigida a "desmilitarizar" y "desnazificar" el país ucraniano con la vista especialmente puesta sobre el Gobierno de Volodimir Zelenski.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
2
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Anastasia - Marzo 07, 2022 a las 07:39
    Estáis hablando solo de los medios de la información extranjeros. Pero en Rusia hasta hace un par de días existían periodicos, canales de radio y televisión que te contaban la verdad. Ahora ya no. Y sus periodistas no pueden simplemente decir:"Que triste" y abandonar el país. Siguen trabajando como pueden, buscando las maneras, bajo la amenaza de la nueva Ley. Y son muchos. Ayer varios han sido detenidos durante las protestas, aunque iban con toda la identificación de los medios de la comunicación. Merecen un fuerte aplauso por lo que hacen cada día.Responder 3
  • Buuuff - Marzo 06, 2022 a las 19:05
    Es que nadie quitará de en medio a este pelandrusco? Van a dejar que campe y haga lo que le salga de los collons?Responder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana