Ascienden a ocho los detenidos por las torturas a un hombre en Manacor

Redacción | 10/03/2021

La Policía Nacional ha detenido a una octava persona por las torturas al hombre con discapacidad en Manacor. La noticia trascendió el pasado martes, y este miércoles los agentes han anunciado la detención de la madre de uno de los presuntos autores de las torturas, así como propietaria del domicilio donde sucedieron los hechos y conocedora de lo que estaba ocurriendo en su propia casa.

Los detenidos ya han pasado a disposición judicial por, presuntamente, vejar y humillar gravemente al hombre, un vecino de Palma que tiene una discapacidad intelectual del 38%. A excepción de la última detenida, madre de uno de los presuntos autores, que abandonó las dependencias policiales tras prestar declaración como investigada.

Según ha confirmado la Policía, la víctima y los detenidos habían acordado previamente llevar a cabo un concurso con varias pruebas. Si el hombre no las superaba, era castigado. La finalidad era cambiar el look de la víctima.

El concurso, además, tenía premios para todos los participantes, quienes podían ganar desde 500 euros hasta 3.000. De hecho, tras retener al hombre y torturarle durante unas 48 horas en el domicilio de Manacor, los detenidos le exigieron que fuera al cajero a sacar dinero para pagarles.

La Policía Nacional investiga si los arrestados se han aprovechado de su vulnerabilidad para humillarlo. Al hombre discapacitado le citaron en la Plaza España de Palma, y con los ojos vendados, le condujeron hasta un piso donde le esperaban otras cinco personas.

Una vez en el domicilio, le retiraron la venda de los ojos y fotografiaron su DNI con amenazas de que, si no cumplía con los términos y condiciones del concurso, le denunciarían. A partir de ahí comenzaron las pruebas, entre las que se incluían numerosos ejercicios físicos que el hombre discapacitado no fue capaz de superar, por lo que recibió diferentes castigos.

Además, de tatuarle penes en el cuerpo, coserle los dedos de los pies, pegarle la boca con pegamento y demás vejaciones, también le subieron a la azotea del edificio, donde le arrojaron una botella de agua fría por encima y le obligaron a permanecer durante 30 minutos en el sitio. Esto le provocó mareos e hipotermia. 

También le causaron graves lesiones en los pies que le impedían andar con normalidad. Este tipo de pruebas y castigos continuaron todo el fin de semana, hasta que la víctima, el domingo por la mañana, quiso marcharse al no encontrarse bien, pero no lo hizo por miedo a represalias.

Por suerte, consiguió contactar con una amiga por teléfono, y ella fue quien avisó a los agentes de la Policía Nacional a través del 091. Así, la víctima abandonó el piso en el que estaba y los agentes detuvieron a ocho personas en total relacionadas con los hechos. Los arrestados han sido puestos a disposición judicial, y la víctima permanece en un centro hospitalario, donde tratan de sanarle las lesiones que le han provocado.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana