Retiran la acusación contra dos trabajadoras de Son Espases por acceder al historial clínico de su compañera

Redacción | 14/07/2022

La Fiscalía ha retirado este jueves la acusación contra dos de las trabajadoras del área de administración del Hospital Universitario de Son Espases por un delito de descubrimiento y revelación de secretos por presuntamente acceder a la historia clínica de una compañera sin su consentimiento.

Por el contrario, la fiscal ha decidido mantener la petición de tres años y tres meses de prisión para la tercera encausada, al entender que "no ha quedado constatado" que accediera al historial de esta compañera en el uso de sus atribuciones como empleada de Son Espases.

El juicio, que ha quedado visto para sentencia este jueves, comenzó este pasado miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares.

Los hechos juzgados supuestamente pasaron entre 2017 y 2018. La víctima había trabajado previamente como celadora en el hospital Son Dureta, pero tras un control de salud laboral le fue diagnosticada una enfermedad con la que necesitó tratamiento médico y psiquiátrico.

Una vez que se reincorporó a su puesto de trabajo, el Ministerio Fiscal relata cómo fue reubicada en otras labores en Son Espases debido a su enfermedad. La mujer no lo dijo en ningún momento a sus compañeras a pesar de las preguntas "insistentes" por su cambio laboral.

A pesar de ello, las tres encausadas accedieron a su listado de citas médicas para descubrir información relativa a su estado de salud, sostiene el fiscal. En ningún momento, contaron con su autorización.

MANTIENEN LA ACUSACIÓN PARA UNA EMPLEADA

En la exposición de las conclusiones, la fiscal ha retirado la acusación contra dos de las trabajadoras, al considerar que ambas "por su cargo tenían acceso al listado de citas" de Son Espases.

Según ha indicado, a los listados a los que accedieron entre 2017 y 2018 "nada tienen que ver" con la enfermedad de la denunciante y son accesos "que están dentro de sus funciones".

Sin embargo, sobre la tercera acusada, la fiscal ha señalado que "no solo accedió a la lista de citas, sino también al historial médico" de su compañera sin que haya quedado acreditado por qué.

"No queda constatado que cuando accedió lo hiciera en el uso de sus atribuciones", ha indicado la fiscal, quien ha apuntado que esta encausada supo sobre la enfermedad de la denunciante y lo puso en conocimiento del resto de compañeros del hospital.

Por su parte, la abogada de la acusación particular ha rebajado la petición de pena de prisión para las tres encausadas, pasando de cuatro años a tres años y tres meses de cárcel.

Además, ha pedido el indulto parcial para las tres acusadas "para que nadie vaya a prisión".

También ha destacado que "no se está juzgando la moralidad" de las procesadas, sino "una conducta puntual", es decir, "el fisgoneo de datos médicos de un carácter especialmente sensible".

LA DEFENSA PIDE LA ABSOLUCIÓN

Por su parte, los abogados de la defensa han reclamado la absolución de las acusadas. Uno de ellos ha asegurado que "no queda acreditado que los accesos de ninguna de ellas hayan sido fuera de sus funciones, sino porque estaba claramente justificado" y ha calificado las penas como "desproporcionadas y elevadas".

Otro de los letrados ha destacado que su cliente "no ha hecho nada" puesto que el mismo día que accedió al historial de la denunciante también accedió a otros historiales de otros pacientes.

Asimismo, ha remarcado que no se ha podido demostrar que la encausada haya divulgado la enfermedad de su compañera.

Finalmente, el tercer abogado ha resaltado que "no queda probado que se haya discriminado" a la denunciante en su puesto de trabajo debido a su enfermedad y ha subrayado que su cliente "solo ha accedido por sus funciones" a los listados de citas.

UNA ACUSADA JURA QUE "JAMÁS" HABLÓ DE LA ENFERMEDAD

En el turno de últimas palabras, una de las acusadas ha jurado que "jamás" ha hablado de la denunciante ni de su enfermedad, ni tampoco escuchó en su departamento a nadie hablar de esta patología.

"Juro por mi vida y por dios que yo cuando entré en la historia era por mi trabajo y ni me acuerdo de lo que leí", ha declarado, a la vez que ha asegurado que nunca vio "abatida" o "menospreciada" a la denunciante en su puesto de trabajo.

Por su parte, otra de las procesadas ha remarcado que "esta situación ha sido muy complicada" y que a finales de diciembre de 2019 supieron de lo que se las acusaba justo de declarar.

También ha añadido que esta situación ha mermado su ánimo y las ganas de seguir trabajando cuando lo único que quiere es "hacer bien las cosas sin perjuicio a ningún paciente".

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
2
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • marx - Julio 14, 2022 a las 22:42
    las marujas han acaparado los trabajos, son las preferidas de los politicos para hacer el trabajo sucioResponder 4
  • Chals - Julio 14, 2022 a las 21:50
    Como de ridiculo ha tenido que ser el “caso” para que la propia fiscalia retire 2 de las 3 acusaciones. Y no retira la 3ª porque sería reconocer que la ha cagao. El que se mueva entre juzgado y juzgado sabe que no es habitual que la Fiscalía haga estas cosas. Contento de que no haya ganado la “saca dinero”.Responder 4
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana