El jefe de UFAM Baleares, sobre la prostitución de menores: “Las instituciones temen que las puedan acusar de inacción”

Esther Ballesteros | 29/01/2022

Lleva casi un año al frente del equipo de investigación de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional en Baleares y, desde entonces, se ha encontrado con uno de los asuntos más arduos de cuantos se investigan en el archipiélago: el de la presunta explotación de menores en Mallorca, muchas de ellas tuteladas por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS). Unos hechos que, sin embargo, asegura que no solo se producen en la isla sino “en todas las partes del Estado” puesto que, al afectar a menores más vulnerables, “siempre hay gente dispuesta a aprovecharse de ellas”. David López del Val (Valencia, 1984), quien lleva 17 años en la Policía Nacional, quince de ellos en grupos de investigación, ascendió a inspector el año pasado y desde marzo de 2021 se vuelca en esclarecer, entre otros delitos, los relacionados con la explotación sexual infantil, la violencia de género y doméstica y la desaparición de menores.

Llevas casi un año al frente del grupo de investigación de la UFAM e imagino que uno de los asuntos más delicados que has tenido que enfrentar es el de la prostitución de menores en Mallorca. ¿Se ha producido algún tipo de avance en vuestras investigaciones al respecto?

Hemos seguido teniendo temas menos relevantes y todo lo que estamos obteniendo va en línea de lo que ya se comentó: continuamos sin detectar una organización propiamente dicha. Como ya lo definí entonces lo sigo definiendo ahora: se trata más bien de una cadena de contactos en la que van coincidiendo alguno de los autores y alguna víctima, pero no hay una relación clara entre ellos. Al final, las chicas van cambiando y los autores también. Hay alguno que de repente te sale de rebote y coincide con alguna victima en concreto, pero no se puede afirmar: “Este siempre aparece”. Seguimos realizando nuestras investigaciones, que continúan en marcha. En cuando al perfil de los autores, muchas veces, aunque no todos, son próximos en edad a la de las menores que son explotadas sexualmente. Evidentemente es igual de grave, pero no es lo mismo que explotar a niñas de ocho años que a una de 17... El perfil de ambos es próximo a los 18. Por ejemplo, ese perfil de niñas de 8 años siendo explotadas sexualmente por hombres de 50 no lo hemos visto. Es un matiz importante.

¿Cuál es el denominador común de todos estos casos?

Generalmente estas situaciones se producen en entornos vulnerables e incluso en familias que no están tan mal socialmente pero sí son vulnerables por las circunstancias concretas que atraviesan. El denominador común son la falta de apoyos sociales y familiares, la educación que la menor haya recibido en cuanto a herramientas para poder afrontar situaciones en la vida… Hay chicas que a lo mejor prefieren estar en la calle y mantener relaciones sexuales con alguien para poder tener algún sitio donde dormir antes que buscar herramientas o apoyo. Digamos que la salida que ven es esa y no la ven mala, sobre todo debido a no saber afrontar determinadas situaciones que puedan aparecer en su vida. También por imitación de otras menores, ven a otras que lo hacen y que es una posible salida.

Un estudio de la Universitat de les Illes Balears (UIB) puso de manifiesto a mediados de 2021 que los principales factores que empujan a un menor a sufrir explotación sexual (ESCIA) se encuentran dentro del entorno familiar, sobre todo si dentro de este núcleo se ha producido una normalización de las dinámicas de intercambio sexual entre sus integrantes. ¿Qué opinas al respecto?

No sé si en su familia podía haber esa dinámica de intercambio, pero me consta que gran parte del trabajo de los psicólogos que trabajan con estas niñas se centra en inculcarles, sobre todo, que se hagan valer a sí mismas, que le den valor al hecho de mantener relaciones sexuales con otras personas. Es una cuestión de autoestima y de que no se acuesten con cualquiera. Esto no se inicia de repente pensando: “Hoy soy una chica normal y mañana me estoy prostituyendo”. Todo esto lleva un proceso y un trasfondo, el valor que le dan al sexo, a su cuerpo... Si el sexo para ellas no es nada, dar ese salto es más sencillo: si lo haría gratis, ¿por qué no hacerlo cobrando? El mayor problema que nos encontramos radica en que ellas no son conscientes de que están siendo explotadas sexualmente. No se consideran víctimas. Ese es el primer obstáculo. Nosotros aportamos la respuesta penal y otros organismos dan la respuesta social, pero al final es un todo.

¿Cuáles son los principales impedimentos os encontráis a la hora de investigar estos hechos?

Sobre todo, que no quieran colaborar porque no se consideran víctimas y los autores evidentemente no van a hablar. ¿Qué sucede? Que cuando pasan un proceso con psicólogo, maduran y ven realmente lo que les pasó, no quieren recordar lo que ocurrió. Para ellas es como si hicieran un borrón y cuenta nueva, lo que dificulta que a posteriori colaboren con nosotros y nos cuenten todo. Muchas veces nos hemos encontrado con chicas que te dicen: “No quiero contar esto porque ahora estoy muy bien con mis padres, o con mi pareja”. La percepción del tiempo en ellos es distinta a la nuestra: son más jóvenes y para una chica de 19 lo que hizo con 15 está a años luz. Para ellos, todo eso lo hizo prácticamente otra persona. No quieren volver atrás, lo que dificulta la investigación. También por el propio proceso penal en España: tienen que pasar por instrucción, ir a ratificarse a juicio oral, es un proceso largo y duro. Y una cosa es que venga la víctima a declarar o que tú la encuentres. Si ella viene esta más predispuesta y preparada para afrontar la situación, pero si la encuentras no lo está tanto. A lo mejor de entrada colabora, pero deja de hacerlo cuando va viendo todo lo que le viene encima.

¿Crees que el ruido político y la repercusión de estos casos acaba interfiriendo en las investigaciones y, sobre todo, en las menores?

En cuanto a las víctimas no he notado que quieran o no quieran hablar por el tema político, pero sí he notado más temor en las instituciones a la hora de pensar en el qué dirán, si han hecho o no han hecho todo lo que está en su mano o de que las puedan acusar de inacción, y eso a puede llegar a afectar a determinadas investigaciones. Es una sensación personal.

¿Por qué ha trascendido más en Baleares? ¿Es algo generalizado?

Estadísticas no tengo al respecto, pero, por ejemplo, recientemente en Madrid detuvieron a un grupo de chicos por agredir sexualmente a una menor de 13 años. Al final es un modelo que se reproduce en todas las partes del Estado: son entornos vulnerables y siempre hay gente dispuesta a aprovecharse de la gente vulnerable. Cada uno opta por la salida que considera más sencilla, aunque ésta no lo sea. No es un modelo estándar, igual que también hay chicos que se prostituyen. No es uniforme pero es una realidad que está ahí.

Varias cadenas hoteleras han establecido en Baleares diversos protocolos para detectar conductas de abuso sexual a menores por parte de sus clientes. ¿Habéis abordado casos de este tipo?

El protocolo está pero de momento no hemos tenido ninguna comunicación por parte de hoteles.

Aseguran desde Médicos del Mundo que en Baleares, como destino turístico de referencia, la prostitución está muy enfocada a ello. ¿Qué papel juega la prostitución infantil en este contexto?

Hay que tener presente que muchas de las menores se anuncian como mayores y los autores igual no saben cuál es su verdadera edad. Respecto al turismo, solo hay que pasarse por Magaluf o por la Playa de Palma: si hay prostitución porque hay turistas, pero creo que Baleares no puede llegar a ser considerado un destino sexual y tampoco creo que se trate de un fenómeno que esté unido a la explotación sexual de menores.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
3
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • C.Murray - Enero 29, 2022 a las 18:05
    En el caso abuso sexual,me gustaria otra ves la sentencia de murte al abusador.
    Este tipo aleman que abuso la nina Meddi en Portugal.Esta en el carel de alemania,el violaba en Alemania una chica hoven y despues cuando era libre.Se fue a Portugal y es el unica que estaba cerca del apartamento, de los padres. Todavía no ha confesado.Pero es bien claro.Estas que violan y matan pequeños,no tienen direcho de vivir.!! Despues todavía tienen privilegios en carcel,como no estan con otros delinguentes.Porque lo matan estas ascerosos.Responder 1
  • Uff - Enero 29, 2022 a las 13:53
    Sr. Policía, como haga según que declaraciones, le van a cesar. Le van a perseguir más a Vd. que a los que Vd. persigue. Suerte.Responder 5
  • Anonimo - Enero 29, 2022 a las 12:10
    Prostitucion a cambio d dinero y o drogas
    La mayoría d las personas q las prostituyen son adultos no españoles con antecedentes graves en sus países otros españoles q ganan dinero ilegalmente o en el juego y atrapan menoresResponder 7
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana