El fiscal ve delito de homicidio imprudente en las trabajadoras de La Salle por la muerte de Naia

Redacción | 06/05/2022

El fiscal ha concluido que tanto la monitora como la encargada de los alérgicos del comedor del colegio La Salle de Palma cometieron un delito de homicidio por imprudencia grave al entregar a la alumna de cinco años el helado que causó su muerte tras provocarle una reacción alérgica.

Este viernes ha tenido lugar la última sesión del juicio contra las dos acusadas, que ha quedado visto para sentencia. La Fiscalía pide para ambas dos años de prisión al creer que queda probado que "las dos son responsables de que la niña se comiera el helado".

Al ser alérgica la proteína de leche de vaca, el 24 de mayo de 2019, la pequeña sufrió un shock anafiláctico y falleció.

"Se considera que la encargada entregó a la monitora el helado y ésta a la niña, por tanto, la encargada llevó a cabo dicho acto y posteriormente, de forma inmediata, negó que hubiera intervenido en absoluto, pero entendemos que sí lo hizo y que no tiene ningún tipo de excusa en cuanto a responsabilidad", ha dicho el fiscal, remarcando que al ser la camarera de los alérgicos "está obligada a conocer las necesidades de los alumnos a su cargo".

"Puede haber sido un grave error o ignorancia, pero en cualquier caso es un acto imprudente e inexcusable", ha insistido.

En cuanto a la monitora, ha considerado que su papel era el de "velar por la salud de la niña en todo momento, por ser extremadamente alérgica y tener un estado de salud muy delicado".

Del mismo modo se ha pronunciado la acusación particular, que en su caso pide una pena de cárcel de cuatro años a cada una de las trabajadoras.

El letrado ha justificado la elevación de la pena por el hecho de que el centro, entre otras cuestiones, contara con tarjetas identificativas, bandejas de colores diferentes e incluso espacios entre sitios para proteger a la menor y, aún así, sucediera este final. "Era una niña que necesitaba que estuvieran muy pendiente de ella", ha subrayado.

Por todo ello, ha considerado que no se puede poner "la pena mínima cuando la gravedad es la máxima". "Creemos que no había voluntad ni intención, por eso hablamos de un homicidio imprudente, pero esto no puede quedar en multa o en suspensión de condena", ha manifestado.

CONCLUSIONES DE LAS DEFENSAS

La defensa de la monitora ha considerado por su parte que ésta debería quedar exenta del delito, entre otras cuestiones, porque el helado llevaba un envoltorio de plástico que no indicaba los ingredientes del mismo --esta información se encontraba en la caja--.

En este sentido, ha señalado como responsable a la encargada de los alérgicos, también acusada en esta causa, a quien su defendida consultó y reiteró "en dos ocasiones" si podía entregarle el helado a la menor.

Por tanto, la defensa entiende que se exige "un nivel de conocimiento" a la monitora que "supera por mucho el delito de homicidio imprudente", ya que no tenía ningún tipo de formación en manipulación de alimentos o alérgenos.

"Ella no es perito en la materia, su tarea es la de guardar a los niños y entregar lo que le dieran las camareras", ha continuado, reiterando por tanto que su patrocinada fue "simple instrumento" de la encargada de alérgicos, "que fue quien cometió un error que, además, se venía repitiendo".

Por último, el abogado de la camarera de alérgicos ha pedido también la absolución de su defendida. En este sentido, ha alegado que en el comedor del colegio en el que sucedieron los hechos "se juntan hasta 700 alumnos" y se produce "un trajín y un caos sonoro y de movimiento prácticamente constante".

En este contexto, ha recordado que "el 24 de mayo se produjo una alteración del menú con la aparición de una novedad, la introducción de los helados para los más pequeños, algo inusual para las camareras y las monitoras".

Además, ha considerado que ese día "sucedieron otras circunstancias que complicaron y agravaron el proceso, llegando a una consecuencia final más grave de lo que pudo ser".

En su último turno de palabra, la encargada ha pedido disculpas a la familia por lo sucedido, mientras que la monitora ha sostenido que "siempre" ha dicho su verdad.

LOS HECHOS

El suceso tuvo lugar en el colegio La Salle de Palma el 24 de mayo de 2019, durante el almuerzo. La niña tomó de postre un sándwich de nata helado, sin lactosa, que le provocó una fuerte reacción alérgica.

Al rato, la menor comenzó a quejarse diciendo que se encontraba mal y los síntomas se fueron acelerando rápidamente. La pequeña sufrió un shock anafiláctico y falleció.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
8
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Cris - Mayo 07, 2022 a las 09:41
    Que descanse en paz esta pobre criatura y que el dolor de la perdida sea más leve con el tiempo para la familia. Es una tragedia que se hubiera podido evitar pero es un desgraciado accidente. Dejar comer en el colegio a una niña con tantos problemas de salud, es un riesgo que han tomado los padres también. Es cierto que desde hace unos años existen unos protocolos para los niños con alergia pero el riesgo 0 no existe y aquí tenemos la prueba. Las trabajadoras tienen muchos niños que atender, un comedor es un sitio ruidoso y a un momento dado puede ocurrir una desgracia. A partir de una cierta edad los niños saben lo que pueden comer y lo que no, son muy responsables pero tan pequeños no. Yo aconsejaría a los padres que tienen niños muy pequeños con una alergia con consecuencias irreversibles, pues que saquen al niño del cole para comer (que lo recojan los abuelos o niñera si trabajan) o que le dejen un tupper con su comida preparada....Responder 4
  • Aina - Mayo 07, 2022 a las 07:39
    Todo esto es muy triste para las dos partes.pero si que es verdad que hay que ir con mil ojos cuando hay niños con algún tipo de alergia.Responder 0
  • Tutup - Mayo 06, 2022 a las 20:25
    Yo trabajo con niños y cuando hay un niño con alergia, lo primero es que los padres traigan una inyección de hidrocortisona o medicamento para una reacción. Ahí lo dejo, no todo debe ser culpa de los mismos.Responder -3
      David - Mayo 06, 2022 a las 22:48
    Y quien te ha ha dicho a ti que no la tenían?? Que fácil es hablar sin saber.....Responder 2
      Justicia - Mayo 06, 2022 a las 21:13
    Había adrenalina. No juzgar sin saberResponder 4
  • Maria - Mayo 06, 2022 a las 19:37
    Entiendo que los padres con su enorme dolor quieran tener un poco de paz en la justicia , pero también me apena las consecuencias para las monitoras se han arruinado la vida por un simple error de terribles consecuencias, Pienso que cuatro años es mucho, habría que tener en cuenta que no lo hicieron ni intencionadamente ni con otro tipo de maldad. Por desgracia nada nos la traerá de vueltaResponder -2
      Gaby - Mayo 07, 2022 a las 14:17
    Si piensas que 4 años es mucho imaginate los años que la familia va a estar sin la niña... Para siempre. Está claro que no la traerá de vuelta, pero esto no puede quedar en una reprimenda. No nos podemos imaginar ni una milésima parte de la impotencia,
    pena y miles de sentimientos de la familia de la niña, mientras las responsables se acusan la una a la otra... Está claro que no ha sido a propósito, pero son responsables de su muerte, les guste o no.Responder 0
      Pep - Mayo 07, 2022 a las 09:58
    mucho?, por 1 año y medio no entras ni en prisión. Dos años serán un par de meses. te parece mucho para alguien que ha matado por su irresponsabilidad a una persona? Vamos hombre!Responder 1
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana