A prisión el patrón de una patera que llegó a Cabrera con 17 inmigrantes

Redacción | 21/09/2022

La Audiencia Provincial ha decretado el ingreso en prisión por cuatro años para el patrón de una patera que llegó a Cabrera el pasado 8 de junio con 17 inmigrantes

Se trata de un hombre, de origen argelino y 39 años, que fue detenido el pasado mes de junio. 

En el juicio, el acusado indicó que solamente era un pasajero más de la embarcación, relatando que pasó "miedo" cuando se terminó el combustible y se quedaron a la deriva en plena noche.

"Soy una víctima", llegó a afirmar, durante el juicio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares, celebrado este pasado viernes. La Fiscalía pedía para él cinco años de prisión. 

Según el Ministerio Público, la travesía se realizó desde la localidad del Corso (Burmedés, Argelia), con una duración de entre 22 y 24 horas. El fiscal resaltó que la embarcación era precaria y no cumplía con los estándares de seguridad marítima, sobrepasando el exceso de capacidad, sin ningún tipo de medida de seguridad para los pasajeros y sin más auxilio que la navegación GPS de una aplicación de teléfono móvil que tampoco ha sido localizado.

A la deriva a cuatro millas de la isla de Cabrera, la embarcación fue recuperada y transportada a puerto por Salvamento Marítimo y efectivos de la Guardia Civil.

En el juicio, el acusado negó ser el responsable de la embarcación, describiéndose como un pasajero más. El hombre afirmó que quería venir a España para trabajar porque su padre es minusválido y su madre está "muy enferma" y pasan dificultades económicas en Argelia.

Así, sostuvo que vendió una motocicleta, y que su madre también vendió algo de oro que tenía, para poder pagar los 300.000 dinares argelinos que costaba el viaje a España. Este dinero lo entregó a una persona a la que identificó por un nombre de pila y al que vinculó a una organización. "Era conocido en la zona, todo el mundo hablaba de él", ha declarado.

Según su versión, las personas de esta organización indicaron a los pasajeros que si les interceptaba la Policía debían decir que todos habían conducido la patera.

A preguntas del fiscal, el procesado explicó que la embarcación salió de Argelia llevando dos paquetes con 18 litros de agua además de algunos víveres, y que el día que partieron también salieron otras tres embarcaciones, todas con un patrón.

Entre las pruebas obra una fotografía en la que se ve al acusado con una mano sobre el motor. El hombre indicó que le hicieron sentarse para sacarle esa fotografía, y que no se opuso porque temía que le tirasen al mar si se negaba. De este modo seguía insistiendo en que él no había conducido la barca en ningún momento.

Además acusó de "mentir" al testigo protegido --uno de los pasajeros-- que le señaló ante la Policía como el conductor de la nave.

Por otro lado, el procesado indicó que el patrón de la embarcación tenía una aplicación GPS en su teléfono que utilizaba para la navegación. De todos los detenidos, el acusado era el único que no llevaba teléfono móvil en el momento del arresto. Los investigadores sospechan que lo lanzó al mar para que no se pudieran encontrar pruebas que lo señalaran como el patrón de la patera.

En el interrogatorio, el argelino también declaró que se quedaron sin combustible justo antes de llegar a las costas de Baleares. Fue en plena noche y tuvo "miedo" porque estaba "muy oscuro" y todos en la embarcación se encontraban ya "sin fuerzas". Según indicó, una persona "de la organización" les dijo que llamaran a Salvamento.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Benito - Septiembre 22, 2022 a las 08:30
    ¿Como que a prisión? A su puto país que ya tenemos muchos repetidos aquí.Responder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana