Víctor Sánchez: "Quizás podría haber hecho las cosas de otro modo, pero no intenté hacer daño a nadie"

Esther Ballesteros | 05/06/2021

Víctor Sánchez, uno de los principales promotores de las tres manifestaciones del sector de la hostelería en Baleares celebradas a principios de este año, tiene ante sí un nuevo frente: junto a otro organizador, se encuentra imputado por desobediencia, un delito que lleva aparejadas condenas de entre seis meses y un año de prisión. El restaurador, quien se encuentra acuciado por multas que suman un total de 24.000 euros, acudió el pasado viernes a los Juzgados de Vía Alemania tras ser citado como investigado en una causa en la que ejercen la acusación tanto la Fiscalía como la Delegación del Gobierno en las islas. Sánchez se acogió a su derecho a no declarar mientras, en la calle, una veintena de personas se congregaban para mostrarle apoyo. Considera que no desobedeció a la hora de llevar a cabo las protestas, a pesar de que éstas no contaban con la autorización pertinente o excedían las restricciones entonces vigentes. En algunas de ellas, varios manifestantes fueron sancionados, además, por negarse a identificarse o a portar la mascarilla. "Yo no tengo una carrera. ¿Que podría haber hecho las cosas de otro modo? Posiblemente, pero tampoco intenté hacer daño a nadie sino más bien todo lo contrario", defiende en una entrevista concedida a Crónica Balear.

¿Cómo afronta la causa judicial en la que se encuentra inmerso?

Con esperanza, fuerza y confianza en que mi abogado va a poder ayudarme a no entrar en prisión y a negociar las multas y demás. No estoy asustado pero sí en alerta porque es la primera vez que se ve un atestado de tal magnitud, de tantas páginas y con tantas imágenes de cámaras de negocios privados y calles. Es decir, detrás de todo ello ha habido un trabajo muy extenso y amplio y eso me pone sobre aviso de que realmente están yendo a por mí. Cuando te das cuenta de las horas que han invertido te alarma, porque es la propia delegada del Gobierno la que va a por mí. Y no lo entiendo. No entiendo cómo es posible que, por un lado, me quieran multar administrativamente con dinero y, por el otro, se me impute. Por lo visto es el único modo que tenían de seguir con esto: al ver que tengo intención de concurrir a las elecciones municipales, para que no pueda presentarme tengo que tener cargas pendientes por la vía del sufragio pasivo: si sobre mí pesa un delito no podré presentarme. Te da por pensar. No se entiende que se haga esto a una persona del pueblo llano. Creo que hay intereses políticos detrás para que no me presente y, de algún modo, quieren hacer lo que sea para ello.

¿Cuáles son sus pretensiones a nivel político?

Hice un partido de centro: Nuevas Ideas-Unión de Centro Balear. Me fui de Sumam para hacer mi propio partido porque no quería colores ni influencias de ningún político. Si hago algo, voy a hacerlo yo con gente como yo. Y la verdad es que es un proyecto muy chulo en el que todos pueden elegir el programa. Va a ser para todos. No quería saber nada de políticos ya. No tengo nada en contra de nadie, pero creo que el cambio político debe verse desde la calle sin políticos que cobren por ello.

¿Por qué se fue de Sumam?

Quería haberme presentado con Sumam porque era un partido que no estaba representado, pequeño, y me decanté por él. Pero no deja de ser un partido de los que ya hay y son. Es como coger el traspaso de una brasería: prefiero coger yo el restaurante, ponerle el nombre, pintarlo y desarrollar mi idea. Es lo que quería.

¿Sigue sintiéndose apoyado?

Mucho. Y sé que hay mucha gente que trabaja y que también le hubiera gustado venir a los Juzgados a mostrar su apoyo. Yo estaba arriba [donde debía declarar] y no paraba de sonarme el móvil: multitud de mensajes de apoyo, por Facebook, Twitter... Estoy muy contento.

Con la perspectiva de los meses que han transcurrido, ¿cree que han valido la pena las manifestaciones que lideró?

Pasamos por encima de patronales y sindicatos, conseguí una representación ocho veces superior a la representatividad legal que tenían las patronales. Que los mismos presidentes de las asociaciones me llamaran a mí para ver qué tenían que hacer ya es un logro. Se multiplicaron las mesas de diálogo social por seis o por siete. Había una cada quince o veinte días y no hicieron más que llamar a las asociaciones que se habían adherido a mí. Todas tuvieron su espacio con el Govern. No estaba yo, pero por lo que peleé fue por que se reunieran con los presidentes y eso también fue un logro. Gracias a este movimiento salieron nuevas entidades como Arema (Asociación de Restauración de Mallorca), gente que se lanzó a hacer vídeos reivindicativos... ¿Si se ha conseguido algo? Indirectamente sí. Yo esperaba abrir en febrero, que es por lo que peleé, pero hemos conseguido que se note que el pueblo no estaba dormido y que no todo valía. Se han conseguido cosas, no todas, pero fue un comienzo muy bueno.

¿En algún momento se paró a pensar que abrir pudiera repercutir en un incremento de los contagios?

Hay informes policiales en los que consta que estuve con megáfonos diciendo: "mantened las distancias", "pasará mi mujer a daros gel"... Yo mismo he ido a dar gel a la gente en las manos, yo mismo fui con guantes, siempre dije: "Venga, distancia, separación, no les demos motivos porque queremos manifestarnos, y si les damos motivos vendrán los palos". Creo que la incidencia no fue hacia arriba hasta que un Black Friday abrieron el FAN y al cabo de ocho días o diez creo que había 1.126 casos. Sin embargo, en las manifestaciones no hubo repuntes. Sinceramente, siempre intento hacer las cosas bien, sanitaria y legalmente hablando, pero también me faltaba información. Yo no tengo una carrera. ¿Que podría haber hecho las cosas de otro modo? Posiblemente, pero tampoco intenté hacer daño a nadie sino más bien todo lo contrario.

¿Cómo fueron las reuniones que mantuvo con el Govern? ¿Intentó llegar a algún tipo de acuerdo?

Me reuní con Negueruela [conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo]. No atendió a razones. Yo creo que un dirigente político tiene que ser padre y lo dije en varias ocasiones. Si no lo eres no te nacen ciertos sentimientos. Le pregunté si él tenía hijos y me dijo que no. Y le contesté: "La mejor sensación es cuando te ponen a tu hijo en los brazos, pero la peor es cuando no le puedes dar de comer, y yo estoy en esa situación". Intenté negociar ayudas que no llegaron. De algún modo le dije que necesitábamos abrir, no que nos dieran dinero. Pero me dijo que el simple hecho de hacer así [se baja la mascarilla] era lo que impedía que pudiéramos abrir. Ver cómo un dirigente político dice que no puede reunirse con toda la gente porque solo tiene cuatro directores generales, cuando yo he estado hasta las cinco de la mañana hablando con todos, con los presidentes de todas las asociaciones empresariales habidas y por haber... Si yo puedo, ¿por qué no podía él? Fue una de las cosas que le dije: "Reúnete con todos los presidentes, que son los que tienen la salvación y las llaves para arreglar los problemas". Me dijo que habían sido elegidos democráticamente y yo no. Pero yo tenía derecho a hablar con él.

¿Le ha recibido la delegada del Gobierno, Aina Calvo?

Ya he pedido dos veces cita pero me dicen que no tienen por qué recibirme. Dije que me habían puesto muchas multas arbitrarias. Creo que eso no gusta.

En alguna ocasión ha comentado que siente que le han arruinado la vida...

De corazón te digo que no, porque gracias a mucha gente que me ha apoyado mi vida ha cambiado, y muchas cosas para bien. Me han pasado cosas preciosas. Mi mujer y yo llorando en la terraza al ver vídeos de personas como el de una mujer que se iba a quitar la vida y que me escuchó y le di esperanza. Eso se te queda. Conocer a gente fantástica, un núcleo increíble. ¿Si me han arruinado la vida? Lo han intentado y lo siguen haciendo. Hay una especie de persecución y ahora creo que incluso lo pienso más. Pero creo que me han pasado más cosas buenas que malas.

¿Es optimista?

Muy optimista. Creo que gracias a todo esto que está pasando el pueblo va a tener un lugar y va a ser respetado. Esto es como los pastores y las ovejas: si se te va la oveja, le pegas con la vara, cuatro chillidos y vuelve para el redil. Pero esta vez no fue solo una. Lo mejor de todo es que esta vez las demás se fueron con ella. Y se dio cuenta el pastor de que las ovejas también tienen su palabra y su sitio. Espero que no pase nada y me pueda presentar a las elecciones, porque no se trata de mí sino de que el proyecto que vamos a hacer va a ser de personas, no de un presidente o de un secretario. El mismo programa lo están creando ellos. Con todas las ideas que me dicen, cojo el ordenador y me pongo a escribir. Va a ser todo muy inclusivo e igualitario. ¿Cómo le voy a decir yo a un mecánico cómo tiene que hacer las cosas? Sin embargo, el partido político sí se lo dice: pregúntale a él y así podrás plasmarlo en tu programa. Sé que tendremos nuestro sitio.

Sentimiento general

3
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Hola - Junio 06, 2021 a las 07:36
    "Considera que no desobedeció a la hora de llevar a cabo las protestas, a pesar de que éstas no contaban con la autorización " Yo considero que no voy rápido cuando voy a 180, pese a que hay una norma que dice que no puedo ir a mas de 120...
    Centro dice... no lo tapes, es un partido de derechas, pero te da verguencita decirlo, lo lleva alguien de derechas, se arrima a partidos de derechas... pues es de derechas.Responder 0
  • R. - Junio 05, 2021 a las 18:44
    Ole!!.Responder 0
  • Edelmira - Junio 05, 2021 a las 13:16
    Animo victorResponder -1
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana