Una enorme ballena visita la bahía de Santa Ponça

Irene R Aguado | 20/05/2021

Sorprendente vídeo de una ballena de grandes dimensiones nadando en la bahía de Santa Ponça. 

Un ciudadano que paseaba por la costa ha avistado la ballena este jueves alrededor de las 8:25 horas y ha avisado rápidamente al 112.

Según han apuntado desde Emergencias, al comprobar la presencia del animal se han activado los técnicos del Palma Aquarium, de la fundación Save The Med y del Ibanat. El objetivo es preservar la integridad del animal y constatar su buen estado de salud.

Al parecer, se trata de una ballena gris. Recientemente se han producido avistamientos de esta especie en varias localizaciones del Mar Mediterráneo, aunque no es algo habitual.

Sin embargo, en la actualidad, la ballena gris es una especie protegida que solo habita el Océano Pacífico, por lo que sorprende todavía más la presencia del cetáceo en aguas de Baleares.

La ballena gris, especie en peligro leve de extinción, puede llegar a alcanzar una longitud de hasta 15 metros y un peso de hasta 20 toneladas.

De momento, están por ver las características de este ejemplar en concreto, que ha visitado la bahía de Santa Ponça ofreciendo unas espectaculares imágenes a los afortunados que han podido presenciarlo.

Más tarde, el 112 y técnicos del Palma Aquarium han confirmado que la ballena avistada en Santa Ponça es Wally, un ejemplar enfermo y perdido en el Mediterráneo, rastreada por la comunidad científica desde hace algo más de un mes, cuando apareció en aguas distintas a las de su hábitat natural, el Océano Pacífico.

La coordinadora de proyectos de la Asociación Tursiops y licenciada en Ciencias del Mar, Marga Cerdà, ha explicado que la ballena gris es un cetáceo que habita la zona norte del océano Pacífico. Concretamente, se encuentran en dos zonas: entre Alaska y California y entre Japón y Corea, esta última es una zona con muy pocos efectivos, alrededor de 29.

Según Cerdà, la hipótesis más probable es que el animal haya avanzado por el paso del Noroeste y en su migración hacia el norte se haya metido en el Atlántico. "Al ser una animal que migra a muchos miles de kilómetros ha seguido y ha acabado aquí", ha señalado.

La experta ha indicado que la ballena no tiene ahora recursos para alimentarse puesto que come pequeños crustáceos de arenas limosas del mar del norte.

Además, ha apuntado que en las fotografías se ve que el animal tiene la columna vertebral muy marcada y "pocas posibilidades de supervivencia".

Cerdà ha afirmado que hace 300 años hubo una población de ballenas grises en el Atlántico, por lo que si el animal consigue salir tendría posibilidades de sobrevivir, algo que es "complicado" en el mar Mediterráneo.

Finalmente, ha insistido en que no se "agobie" al animal y ha pedido a la población no acercarse a la zona, ni hacer vídeos.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana