Un nuevo tratamiento reduce el síndrome de dificultad respiratoria aguda causado por la gripe

EP | 28/04/2021

Un nuevo tratamiento reduce la gravedad del síndrome de dificultad respiratoria aguda causado por la gripe, en estudios con animales, según un nuevo estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos).

En el trabajo, publicado en la revista 'American Journal of Respiratory Cell and Molecular Biology', las pruebas realizadas en ratones infectados con altas dosis de gripe demostraron que el tratamiento podía mejorar la función pulmonar en ratones muy enfermos y evitar la progresión de la enfermedad en ratones que recibieron un tratamiento preventivo tras ser expuestos a la gripe.

Se espera que también pueda ayudar a los seres humanos infectados por la gripe y, potencialmente, a otras causas del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), como la infección por el SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Las células específicas de los ratones son menos capaces de fabricar moléculas clave después de que la gripe invada los pulmones, lo que reduce su capacidad de producir una sustancia llamada surfactante que permite a los pulmones expandirse y contraerse. La escasez de surfactante está relacionada con el SDRA, una enfermedad tan grave que suele requerir ventilación mecánica en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

Los investigadores evitaron el bloqueo del proceso en ratones reintroduciendo las moléculas que faltaban, solas o combinadas, como tratamiento inyectado u oral. Los resultados: se normalizaron los niveles de oxígeno en sangre y se redujo la inflamación en los pulmones de los ratones, efectos que podrían hacer que una persona estuviera lo suficientemente bien como para recibir el alta hospitalaria.

"Lo más importante e impresionante de este estudio es el hecho de que tenemos beneficios incluso cuando tratamos en una fase tardía del proceso de la enfermedad. Si pudiéramos desarrollar un fármaco basado en estos hallazgos, se podría tomar a alguien que va a tener que estar conectado a un ventilador y detenerlo por completo. No hay nada en el mercado que pueda hacer esto para el SDRA que les devuelva a ese grado, y ciertamente no para la gripe", explica Ian Davis, profesor de biociencias veterinarias en la Universidad Estatal de Ohio y autor principal del estudio.

El SDRA también puede ser consecuencia de infecciones, cáncer, traumatismos y muchas otras dolencias. Aunque esta terapia se ha probado en el contexto de la gripe, Davis apunta que su dependencia de la fijación de una función celular rota en el huésped en lugar de matar el virus sugiere que tiene potencial para tratar prácticamente cualquier lesión pulmonar.

El tratamiento experimental consiste en unas moléculas conocidas como liponucleótidos, que son esenciales para fabricar surfactante en los pulmones. Davis analizó las células pulmonares de ratones infectados por la gripe y determinó que la vía de producción de surfactante estaba interrumpida, con uno de los dos liponucleótidos necesarios completamente indetectable.

"Antes se pensaba que la razón por la que había menos surfactante en los ratones con SDRA relacionado con la gripe era que las células morían. Este defecto es, en cierto modo, mejor: si las células se mueren, no hay mucho que hacer, pero si hay un problema con el metabolismo de la célula, tal vez se pueda arreglar", detalla Davis. Y lo arregló en ratones desarrollando terapias que contenían la molécula de liponucleótidos que faltaba, sola o combinada con una o dos más.

Davis y sus colegas inocularon a ratones con altas dosis de gripe H1N1 y luego trataron a algunos ratones con liponucleótidos una vez al día durante cinco días y a otros una sola vez cinco días después de la exposición. Los ratones que recibieron el tratamiento diario estuvieron protegidos de enfermar gravemente, y los ratones muy enfermos tratados al quinto día, cuya grave pérdida de oxígeno en la sangre e inflamación pulmonar habían causado el SDRA, mostraron una mejora significativa.

"Obviamente, eso es lo que se necesita en alguien con gripe grave: queremos tomar a alguien que ya está en la UCI y ayudarle a salir más rápido, o evitar que vaya a la UCI", señala el investigador. Los liponucleótidos no matan el virus de la gripe, que es de lo que se trata.

A pesar de las incógnitas, Davis afirma que, dado que los liponucleótidos que faltan existen de forma natural en los mamíferos, incluidos los humanos, se consideran seguros y es poco probable que causen efectos secundarios, incluso si no se utilizan en el organismo.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana