Un hombre se cae a un pozo cuando intentaba rescatar a su perro en Santa Margalida

Irene R Aguado | 30/08/2021

Vivos de milagro. Un hombre de 62 años se ha caído a un pozo de unos 15 metros de profundidad y lleno de agua mientras intentaba salvar a su perro en Santa Margalida.

Ha ocurrido este lunes, sobre las 17:15 horas, en una finca rural entre Santa Margalida y Maria de la Salud. Un vecino de la víctima ha escuchado gritos de auxilio, pero no sabía ubicar de dónde venían, por lo que ha avisado a la Policía.

Una patrulla de la Policía Local de Santa Margalida se ha desplazado hasta el lugar y ha seguido los gritos hasta que ha encontrado al hombre junto a su perro en el interior del pozo, exhausto y nadando con apenas fuerzas.

Al parecer, el hombre, de origen alemán y residente en Mallorca, se ha precipitado por el agujero cuando intentaba rescatar a su perro, que se ha caído de forma accidental dentro del pozo.

La víctima llevaba más de una hora y media en el agua hasta que lo han encontrado. Para ese momento, el hombre sufría una severa hipotermia y apenas tenía fuerzas para mantenerse a flote. El animal, también agotado, se agarraba al cuello del hombre, mientras él intentaba cogerse a la pared para no hundirse en el agua.

Al verlo, los agentes de la Policía Local le han tirado rápidamente cuerdas para que se agarrara a ellas y pudiera descansar. Han avisado a una ambulancia y a los Bomberos de Mallorca para que procedieran a rescatarlo. Además, al ser un lugar difícil de encontrar, varios policías han tenido que salir al paso de los servicios de emergencias para guiarles y que llegaran cuanto antes.

El hombre y su perro estaban al límite de sus fuerzas, a punto de desfallecer. Por suerte, los equipos de rescate han llegado a tiempo y han podido salvar a la víctima y al can.

Completamente exhaustos, y ya en tierra sanos y salvos, el hombre y el animal se han fundido en un abrazo. El hombre, por su parte, ha sufrido una hipotermia por haber permanecido tanto tiempo en el agua fría del pozo.

Por fortuna, los sanitarios han podido aplicarle calor y se ha recuperado rápidamente; no ha necesitado ser trasladado a ningún centro hospitalario. Se ha quedado en casa, disfrutando de la compañía del animal, a sabiendas de que hoy es su día de suerte; si llegan a encontrarlo poco tiempo después, se hubiera podido producir un desenlace fatal.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana