Santiago Abascal urge a devolver a Marruecos a los menores "secuestrados"

EP | 23/05/2021

EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha defendido este domingo que "lo más solidario en estos momentos es devolver" a sus países de origen "a los niños secuestrados" que han llegado esta semana a Ceuta procedentes de Marruecos, para que regresen "con sus padres, y colocar a Marruecos en una situación imposible ante la comunidad internacional", y ha anunciado que Vox va a visitar varios países de Europa en búsqueda de "alianzas estratégicas" para "defender las fronteras" del continente.

En una concentración ante la fachada principal del Palacio de San Telmo de Sevilla, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, que ha congregado a varios cientos de personas portando banderas de España y que han recibido a Abascal a gritos de "presidente", el líder nacional de Vox ha defendido que su partido "va a liderar en Europa esta batalla en defensa de nuestras fronteras".

Así, Abascal ha avanzado que "la semana que viene visitaremos varios países de Europa para buscar alianzas estratégicas en la defensa de nuestras fronteras frente a la rendición de Bruselas".

En el acto, en el que también ha intervenido la portavoz nacional de Vox, Patricia Rueda, Abascal ha insistido en señalar que "no hay una postura más humanitaria que devolver a los asaltantes" de fronteras, "especialmente a los menores, a su país", y ha llamado a "acabar con las ONG cómplices de las mafias que están condenando a la muerte a muchísimas personas".

"Hay que combatir a los gobiernos que están tratando de sustituir a su propia población", y "acabar con el secuestro de menores y devolverlos a sus países con sus padres", ha enfatizado el líder de Vox.

ACOGIDA DE 'MENAS' EN ANDALUCÍA

El pasado jueves, el portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Manuel Gavira, tras conocerse que Andalucía acogerá finalmente a trece menores migrantes no acompañados ('menas') procedentes de Ceuta, anunció que Vox no apoyará iniciativa o proyecto procedente del Gobierno autonómico de PP-A y Ciudadanos (Cs) que no lleve su firma o que no esté vinculado con los acuerdos de investidura, presupuestarios o el relativo a los tributos cedidos a la comunidad.

Abascal ha aludido a esa circunstancia criticando que "anda la prensa de la derecha atontada muy indignada con Vox, porque han dicho aquí que van a acoger a 13 menores, y Vox ha dicho que de ahora en adelante cuenten con el PSOE para gobernar, para aprobar los Presupuestos, y la prensa dice que, por 13 menores, qué desproporción".

"Es que no son 13, es que son miles, cientos de miles los que han llegado y llegarán, y es que aunque fuera un solo menor secuestrado, arrebatado a sus padres, a su patria, la decisión estaría justificada", ha manifestado el líder de Vox.

Abascal ha comenzado su intervención afirmando que Vox convocaba dicho acto "para defender los intereses de los españoles sin pedir perdón ni permiso a la izquierda", y acusando a la Delegación del Gobierno en Andalucía --en la que la "mafia socialista" tiene su "cortijo", según ha sostenido-- de haber "hecho todo lo posible para que no estuviéramos aquí", en esa concentración.

Además, ha criticado que desde el Gobierno "han prohibido" el "acto político" que había anunciado Vox para este lunes en Ceuta argumentando desde la Delegación que "no pueden garantizar nuestra seguridad", pese a lo cual ha anunciado que "vamos a estar mañana en Ceuta digan lo que digan".

"Hoy estamos aquí en defensa de nuestras fronteras", que "sirven para defender a nuestros hijos, a nuestras hijas muy especialmente; para defender nuestras leyes, cultura y herencia que hemos recibido de nuestros padres", ha proclamado Abascal antes de sostener que "el país que deja de defender sus fronteras deja de ser patria y se convierte en una sociedad multicultural en la que no se puede vivir".

Frente a "la grotesca caricatura que hacen" de Vox, su líder nacional ha defendido que a los representantes de ese partido no les mueve "ningún odio por los de fuera", sino "el amor por los españoles y por España, que es nuestra patria", y al hilo ha lamentado que "llevamos dos décadas, casi 25 años, alimentando el efecto llamada en España, con un ataque brutal al concepto de fronteras, desde la izquierda tonta y la derecha cobarde".

"Llevamos dos décadas legalizando a todos los que han entrado ilegalmente por nuestro suelo" y contribuyendo a importar al país a "gente que no puede adaptarse muchas veces porque han nacido o vivido en culturas incompatibles con la nuestra", de forma que "aquí les condenamos a la inadaptación, muchas veces a la delincuencia, y a nuestros hijos y mayores a la inseguridad", ha abundado Abascal, que ha urgido a "parar de una vez por todas" eso "porque España no resiste" esa situación.

"RENDICIÓN" DE LA FRONTERA SUR

Tras aseverar que "la frontera sur de España ha sido rendida por los distintos gobiernos" del país, "muy especialmente por los socialistas, y se ha convertido en una auténtico colador", Abascal se ha referido a la llegada, esta semana, de "10.000 personas" a Ceuta, "muchas de ellas engañadas" por Marruecos, y ha insistido en que "el deber" de España es "devolver" a los menores que figuraban entre esos inmigrantes "con sus padres, y no colaborar con un secuestro de Estado".

Ha abogado por dejar "que los jóvenes españoles tengan trabajo, acceso a la vivienda y a ayudas", se ha preguntado "por qué tenemos que sustituir a nuestro pueblo", y ha reivindicado la voluntad de Vox "para resistir y detener el avance de las ideas peligrosas" que aprecia en el Gobierno de Pedro Sánchez, "para derrotarles y hacer que el futuro de los españoles pertenezca a los españoles".

No obstante, Abascal ha indicado que "todos nos hacemos cargo de que las personas que quieren venir a vivir entre nosotros buscan un futuro mejor", y por eso "hay que mostrar compasión, pero a la vez mantener la firmeza", según ha apostillado, y se ha preguntado retóricamente "quién comete la insensatez de dar el pedazo de pan que no tiene para su hijo al hijo del vecino".

"Eso es una locura", y "el sentido común que impera en las familias" es el que se debe aplicar en el país, ha abundado el líder de Vox, que ha querido aclarar que su partido "no rechaza la inmigración, y menos aún a las personas" que la protagonizan, y al hilo ha recordado que los españoles también han emigrado a lo largo de la Historia, pero ha puntualizado que cuando lo han hecho ha sido "ordenadamente, respetando leyes y culturas, y cuando han podido han vuelto" a su país.

Por tanto, "inmigración legal sí", pero "según las necesidades económicas del país", ha apostillado Abascal, que al respecto ha remarcado que España está a día de hoy "a la cabeza del paro en Europa", por lo que "no puede importar" a jóvenes en edad de trabajar "cuando no puede dar futuro a sus hijos".

Además, ha apostado por la inmigración "según la capacidad de adaptación del que emigra", y en ese sentido ha apuntado que "no es lo mismo abrir los brazos" a inmigrantes de países "hermanos" sudamericanos que de otros territorios.

Abascal ha aseverado que "España tiene los efectivos militares suficientes para blindar nuestra fronteras sur en Melilla, en Ceuta, en Canarias, para que no entre ilegalmente más gente", y ha urgido a que, "el que entra ilegalmente en España", salga del país "inmediatamente", así como por "no seguir regalando la nacionalidad" española, por "endurecer los requisitos" para su obtención y por "retirar" la misma a quien "la haya recibido y se dedique a delinquir".

El presidente de Vox ha concluido su alocución animando a los asistentes a "continuar adelante" en estos momentos de "preocupación". "Estamos comprometidos con vosotros en la defensa del sentido común", ha trasladado Abascal a su público, a quien ha emplazado a seguir "adelante en defensa del futuro de nuestros hijos".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana