R.Checa identifica a dos sospechosos de la explosión de Vrbetice y vinculados al envenenamiento de Skripal

EP | 18/04/2021

Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, sospechosos del atentado contra el almacén de Vrbetice - POLICÍA NACIONAL DE REPÚBLICA CHECA

La Policía de República Checa ha divulgado a última hora de este sábado las imágenes de dos hombres sospechosos del atentado ocurrido en un depósito de municiones de Vrbetice en 2014, que costó la vida a dos personas, y que barajan varias identidades, entre ellas las de dos individuos a quienes la Policía británica considera como posibles autores del envenenamiento en Reino Unido del exespía ruso Sergei Skripal.

"Estas personas han empleado al menos dos identidades: los pasaportes rusos llamados 'Alexander Petrov' y 'Ruslan Boshirov', y después el pasaporte moldavo 'Nicolai Popa' y el tayiko 'Ruslan Tabarov'", de acuerdo con un comunicado oficial publicado por la Policía checa en su cuenta de Twitter, acompañado de las imágenes de los sospechosos.

Esas mismas imágenes aparecieron por vez primera en un comunicado de la Policía Metropolitana de Londres en 2018, cuando los agentes identificaron a 'Petrov' y a 'Boshirov' como los principales sospechosos del envenenamiento en Salisbury del exespía ruso con un agente nervioso, y a quienes los fiscales acusan también de intentar asesinar a un oficial de Policía que resultó afectado por la misma sustancia.

Ahora, República Checa vincula a ambos con la detonación en Vrbetice. "Ambos hombres estaban presentes en territorio checo en octubre de 2014", según la nota, en referencia a la fecha de la explosión, un incidente que ha vuelto a cobrar extraordinaria relevancia en las últimas horas, después de que el Gobierno checo anunciara la expulsión de 18 diplomáticos rusos en relación a este atentado.

Los 18 ciudadanos rusos, considerados miembros de los servicios secretos rusos, deberán abandonar el país en un plazo de 48 horas, según ha anunciado el vice primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores checo, Jan Hamaceck, y recoge la prensa checa.

El primer ministro checo, Andrej Babis, ha explicado que ya se ha trasladado de esta información al presidente checo, Milos Zeman, quien estaría totalmente de acuerdo con la decisión adoptada.

"Basándonos en pruebas claras obtenidas a través de una investigación de nuestras fuerzas de seguridad, debo decir que hay una sospecha razonable de la implicación de agentes de la unidad 29155 del servicio secreto militar ruso (GRU) en la explosión de los almacenes de munición de Vrbetice en 2014", ha declarado Babis, según recoge el canal de noticias público CT24.

El almacén número 16 de la base de Vrbetice explosionó el 16 de octubre de 2014 y un segundo almacén, el número 12, sufrió el mismo destino el 3 de diciembre de ese mismo año. Dos personas murieron en la primera deflagración, que causó importantes daños y obligó a evacuar las poblaciones cercanas.

El propio Babis ha recordado las dos muertes provocadas por la primera explosión en su comparecencia de este sábado y ha destacado la labor de la Policía, en particular la del Centro Nacional para Combatir el Crimen Organizado. "República Checa es un Estado soberano y debe responder en consecuencia a estos hechos sin precedentes", ha indicado Babis.

Así, Hamacek ha informado de la expulsión de los 18 ciudadanos rusos con credenciales diplomáticas, "identificados claramente como agentes de los servicios secretos rusos GRU y SVR" o Servicio de Inteligencia Exterior.

El propio Hamacek ha anunciado que planea plantear ante sus colegas de la Unión Europea la supuesta implicación de Rusia en las explosiones ocurridas en el depósito de municiones de Vrbetice en 2014.

"He dado instrucciones a nuestros embajadores en la UE y la OTAN para que informaran a nuestros aliados sobre el caso Vrbetice. El lunes también hablaré de esto en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE", ha publicado Hamacek en su cuenta de Twitter este domingo.

LONDRES Y UCRANIA APOYAN LA REACCIÓN CHECHA

Tanto el Gobierno británico como el ucraniano han apoyado la decisión de República Checa de expulsar a los diplomáticos rusos.

"Reino Unido apoya plenamente a nuestros aliados checos, que han expuesto hasta dónde están dispuestos a llegar los servicios de inteligencia rusos en sus intentos de llevar a cabo operaciones peligrosas y malignas en Europa", ha hecho saber el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab.

"Esto muestra un patrón de comportamiento de Moscú, luego del ataque de Novichok en Salisbury. Mi más sentido pésame con las familias de las víctimas en Vrbetice", ha añadido el titular de la Foreign Office, antes de reafirmar la determinación de "llevar ante la justicia a los responsables del ataque en Salisbury" y elogió a las autoridades checas por hacer lo mismo.

"Rusia debe desistir de estas acciones, que violan las normas internacionales más básicas", ha subrayado Raab, como también lo ha hecho el Gobierno de Ucrania, que en las últimas horas se ha visto envuelto en otro grave incidente diplomático con Moscú tras la detención y posterior expulsión de su cónsul en San Petersburgo por recibir supuestamente información clasificada sobre los servicios de seguridad rusos.

"Ucrania apoya la respuesta de la República Checa, ya que la policía checa confirmó la participación de Rusia en la explosión masiva del depósito de municiones en 2014 que causó la muerte. En Ucrania conocemos demasiado bien los métodos maliciosos de Rusia. Tales actos no deben quedar impunes", ha declarado el ministro de Exteriores ucraiano, Dimitro Kuleba, en su cuenta de Twitter.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana