Lydia Valentín: "La cuarta medalla olímpica sería un bombazo"

EP | 03/06/2021

EP

La haltera española Lydia Valentín ha dicho que se encuentra "bien a 50 días de los Juegos Olímpicos" y que todavía le "faltan muchos entrenamientos y la recta final de la preparación" para aspirar a su cuarta medalla olímpica en Japón, logro que sería "un bombazo" y que pasa por superar a unas rivales en cuya limpieza deportiva confía "entre nada y poco".

"Una cuarta medalla sería un bombazo y el sueño cumplido, pero ahora mismo solo pienso en realizar cada entrenamiento al cien por cien para realizar una competición en la que me encuentre cómoda y bien. Obviamente todo deportista sueña y lucha por estar en el podio olímpico", reconoció Valentín en una entrevista.

La triple medallista olímpica, imagen promocional de Bridgestone, dijo encontrarse "bien a 50 días de los Juegos Olímpicos". "Todavía faltan muchos entrenamientos y la recta final de la preparación. Está siendo un año un poco diferente, pero los días que faltan son los que van a marcar la competición en Tokio. Todavía queda mucho camino por recorrer", tranquilizó.

Después de que sus rivales compitieran dopadas en el pasado, lo que le costó no subir al podio olímpico y tener que esperar años para recibir su medalla, Valentín reconoció ya no confía en nadie. "Confío en lo que pueda hacer yo, en lo que hacen los demás se me escapa, y confianza, la que ellas mismas se den... Yo confío en mí. En el resto confío entre nada y poco", lamentó.

A sus 36 años, indicó que "pensar más allá de los Juegos es pensar demasiado". "Al final me centro solo en Tokio. Si te pones a pensar en el futuro no puedes poner todo tu foco ni disfrutar en el presente. Si tienes que gestionar lo que está pasando ahora, más lo que quieres hacer después, es algo innecesario. Lo mejor es ir poco a poco. Este año también tenemos Mundial, pero ahora mismo solo pienso en Tokio", reiteró.

"LO QUE YO HE CONSEGUIDO HA SIDO DE MANERA LIMPIA Y HONESTA"

Tras el aplazamiento de los Juegos debido a la pandemia, la berciana subrayó que los deportistas sufren otras "muchas adversidades" durante sus carreras. "Estructuramos todo para competir ese día a esa hora, y que te lo cambien todo.... Pero tenemos esa capacidad de resiliencia para afrontar los obstáculos y seguir pase lo que pase. A nivel mental estamos un poco más preparados que la sociedad como tal", comparó.

Plata en Pekín'08, oro en Londres'12 y bronce en Río'16, aseguró que "para nada" le ha "dado rabia" no ser la próxima abanderada de España en Tokio. "Hay grandes deportistas en España y es un privilegio que lleven la bandera Saúl (Craviotto) y Mireia (Belmonte). Obviamente yo tengo tres medallas olímpicas y también podría haber sido perfectamente la abanderada, pero estoy contenta por ellos", zanjó.

En cuanto a las opciones del resto del equipo español en los Juegos, destacó que a nivel masculino llegan con "un súper mega equipazo". "Comenzando por Andrés Mata, que serían sus terceros Juegos Olímpicos, que es historia para la halterofilia masculina española. Para David Sánchez serán sus segundos Juegos, Marcos Ruiz está debutando y es casi un niño, y Acorán Hernández, que esperemos que se clasifique. Es histórico tener tanta gente con lo complicado que es. Sé que van a luchar con uñas y dientes por escalar posiciones", confió.

Por último, apuntó que ella es "la cara visible" de la halterofilia española y que sus éxitos pueden servir de ejemplo para sus compañeros. "Hay muchas personas que trabajan muy bien, son grandes halteras y no están reconocidos por no tener medallas olímpicos. Está claro que la referente soy yo, pero ellos por sí mismo son grandes. Saben que yo lo he conseguido de una manera limpia y honesta y por eso saben que pueden llegar a conseguirlo", finalizó.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana