Lolita Flores, pletórica y completamente afónica tras la boda de su hija Elena Furiase

EP | 21/09/2021

Sin voz y muy feliz. Así ha reaparecido Lolita Flores tras la boda el pasado sábado de su hija Elena Furiase y Gonzalo Sierra en Véjer de la Frontera. Un enlace por todo lo alto del que apenas hemos visto algunas pinceladas por el momento - ya que la pareja ha vendido la exclusiva a la revista Hola - y del que la artista, pletórica y completamente afónica por la fiesta, nos ha contado ahora los primeros detalles.

"La boda estuvo genial y estoy que no puedo hablar", ha confesado Lolita a las puertas de su casa minutos antes de su debut como tertuliana en 'El Hormiguero' en la nueva sección de actualidad del programa. "Me harté a cantar, me harté a bailar, me harté a hablar, a andar descalza... Estoy afónica. Mi hija es una niña con muchísima luz y eso se contagió a los 200 y pico invitados", contaba poco después a Pablo Motos, sin ocultar lo bien que se lo pasaron en uno de los días más especiales en la vida de la artista.

"Me emocioné muchísimo y lo dimos todo porque se lo merecía la novia y el novio también", ha señalado, desvelando el papel importante que ha tenido en la ceremonia Noah, hijo de Elena y Gonzalo, que a punto está de cumplir tres años: "Mi nieto se ha casado con los padres".

Una boda en la que, además, la familia recordó a sus seres queridos, especialmente a Lola Flores y a Antonio Flores y en la que, como no podía ser de otra manera, hubo mucha música. "No ha sido un homenaje. Hemos puesto música y ya está", ha señalado Lolita, invitándonos a "comprar el Hola" para descubrir todos los detalles del enlace. "Sonó 'Sarandonga', sonó 'Isla de Palma', sonó mi madre, mi padre, mi hermano", desvelaba en 'El Hormiguero', sin poder evitar una sonrisa al recordar una "fiesta de arte" en la que La Faraona estuvo especialmente 'presente'.

Además, la artista ha revelado en su nuevo programa cómo terminó la noche Elena. "Mi hija terminó en mi cuarto. Cuando me iba a acostar, llamaron a la puerta y era ella. ¡Parecía la niña de la curva! Entre el vestido blanco, que ya no era el de la boda sino uno para divertirse, los pelos, las ojeras, descalza con los pies negros..." ha contado entre risas, asegurando que su yerno, Gonzalo, parecía a su vez "¡el niño de la rotonda!".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana