Lluvias de meteoros de cometas de periodo largo se hacen detectables

EP | 21/05/2021

La corriente de meteoroides del cometa Thatcher de período largo a partir de datos CAMS. La elipse azul exterior es la órbita de Neptuno. - P. JENNISKENS / SETI INSTITUTE

Los cometas que giran alrededor del Sol en órbitas muy alargadas dejan una estela de escombros o los expulsan del sistema solar, por lo que sus lluvias de meteoros son difíciles de detectar.

A partir de un nuevo estudio de lluvias de meteoritos publicado en la revista Icarus, los investigadores ahora informan que pueden detectar lluvias de los escombros en el camino de los cometas que pasan cerca de la órbita de la Tierra y se sabe que regresan con tan poca frecuencia como una vez cada 4.000 años.

"Esto crea una conciencia situacional para los cometas potencialmente peligrosos que estuvieron cerca de la órbita terrestre por última vez desde el año 2000 a.C.", dijo en un comunicado el astrónomo de meteoritos y autor principal Peter Jenniskens del Instituto SETI.

Jenniskens es el líder del proyecto Cameras for Allsky Meteor Surveillance (CAMS), que observa y triangula los meteoros visibles en el cielo nocturno utilizando cámaras de seguridad por video con poca luz para medir su trayectoria y órbita. Actualmente existen redes CAMS en nueve países, lideradas por los coautores del artículo.

En los últimos años, las nuevas redes en Australia, Chile y Namibia aumentaron significativamente el número de meteoros triangulados. La adición de estas redes resultó en una imagen mejor y más completa de las lluvias de meteoritos en el cielo nocturno.

"Hasta hace poco, solo sabíamos que cinco cometas de período largo eran los cuerpos parentales de una de nuestras lluvias de meteoritos", dijo Jenniskens, "pero ahora identificamos nueve más, y tal vez hasta quince".

Los cometas comprenden solo una pequeña fracción de todos los impactadores en la Tierra, pero los investigadores creen que causaron algunos de los eventos de impacto más grandes en la historia de la Tierra porque pueden ser grandes y por el hecho de que sus órbitas son tales que pueden impactar a alta velocidad.

"En el futuro, con más observaciones, podemos detectar lluvias más débiles y rastrear la órbita de los cometas padres en órbitas aún más largas", dijo Jenniskens.

Cada noche, la red CAMS determina la dirección desde la que los restos de cometas entran en la atmósfera de la Tierra. Los mapas se crean en una esfera celeste interactiva  que muestra las lluvias de meteoros como manchas de colores. Al hacer clic en esas manchas, se muestran las órbitas medidas en el sistema solar.

"Estas son las estrellas fugaces que se ven a simple vista", dijo Jenniskens. "Al rastrear su dirección de aproximación, estos mapas muestran el cielo y el universo que nos rodea con una luz muy diferente".

Un análisis de los datos encontró que las lluvias de meteoros cometas de períodos prolongados pueden durar muchos días. "Esto fue una sorpresa para mí", dice Jenniskens. "Probablemente significa que estos cometas regresaron al sistema solar muchas veces en el pasado, mientras que sus órbitas cambiaron gradualmente con el tiempo".

Los datos también revelaron que las lluvias de meteoros más dispersas muestran la mayor fracción de meteoroides pequeños.

"Las lluvias más dispersas son probablemente las más antiguas", dice Jenniskens. "Entonces, esto podría significar que los meteoroides más grandes se desintegran en meteoroides más pequeños con el tiempo".

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana