Israel asegura haber matado a cerca de 225 miembros de Hamás en sus bombardeos contra Gaza

EP | 21/05/2021

DPA

El Ejército de Israel ha asegurado este viernes que su campaña de bombardeos contra la Franja de Gaza se ha saldado con la muerte de cerca de 225 miembros del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y Yihad Islámica, si bien las autoridades gazacíes han apuntado que los ataques se han saldado con 232 muertos, entre ellos 65 niños.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han publicado un balance de la operación 'Guardián de los Muros' después de la entrada en vigor de un alto el fuego en la madrugada de este viernes, en el que han incidido en que entre los muertos figuran 25 altos cargos de las dos citadas organizaciones y han recalcado que han destruido más de cien kilómetros de túneles de Hamás en Gaza.

Asimismo, han manifestado que los bombardeos han supuesto "un duro golpe" para las capacidades de producción de cohetes de ambos grupos y han agregado que han destruido cientos de lanzacohetes e infraestructura relacionada, así como instalaciones usadas por el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Ezeldín al Qasam.

Entre los edificios derribados figuran nueve torres de viviendas y oficinas, entre ellas la de Al Yalá, utilizada por numerosos medios de comunicación, entre ellos la agencia estadounidense de noticias Associated Press y la cadena de televisión qatarí Al Yazira, así como oficinas gubernamentales y bancos que "gestionaban dinero de los terroristas".

Por otra parte, el Ejército israelí ha señalado que ha impedido siete ataques con drones y dos ataques navales, mientras que el sistema antiaéreo 'Cúpula de Hierro' ha interceptado cerca del 90 por ciento de los proyectiles disparados contra territorio israelí desde el enclave palestino.

La confrontación se ha saldado con la muerte de más de 230 personas en Gaza y doce personas en Israel --incluidas una mujer india y dos hombres tailandeses--, a los que hay que sumar la muerte de cerca de 30 palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes durante las últimas manifestaciones en Cisjordania.

En otro orden de cosas, el Ejército ha anunciado la retirada de las restricciones de movimiento, a excepción de las relacionadas con actividades educativas, tras la entrada en vigor del alto el fuego, si bien ha pedido a la población que tenga cautela por los restos explosivos que pueda haber "en zonas abiertas".

HEZBOLÁ HABLA DE "VICTORIA HISTÓRICA" DE LOS PALESTINOS

Por su parte, el partido-milicia chií libanés Hezbolá ha hablado de "victoria histórica" de los palestinos y ha aplaudido al "heroico pueblo palestino y a su valiente resistencia" en los combates con Israel, antes de destacar que "es una gran victoria para Jerusalén y la mezquita de Al Aqsa".

Hezbolá ha subrayado en un comunicado que "la resistencia palestina ha roto en esta ronda heroica de enfrentamientos las ecuaciones antiguas" y ha hecho hincapié en que "allana el camino para la próxima gran victoria". "Esta victoria tendrá repercusiones estratégicas, políticas y culturales muy importantes en el futuro del conflicto en la región", ha argüido.

Asimismo, ha dicho que "el cáncer criminal", en referencia a Israel, "es más débil que una tela de araña", al tiempo que ha apuntado que "esta batalla ha acabado con las ilusiones de la supuesta paz, el traicionero 'acuerdo del siglo' y la sospechosa normalización (de las relaciones entre varios países de la región e Israel)", según ha informado la cadena de televisión libanesa Al Manar.

Las tensiones en Gaza aumentaron el 9 de mayo, cuando las fuerzas israelíes irrumpieron nuevamente en la Explanada de las Mezquitas --lugar conocido como Monte del Templo por los judíos-- y lanzaron gases lacrimógenos incluso en el interior de la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Tras ello, Hamás lanzó varios proyectiles contra Jerusalén y sus alrededores, lo que llevó a Israel a responder con una campaña de bombardeos contra el enclave, a la que las facciones palestinas han respondido incrementando sus disparo de cohetes, a pesar de los intentos de mediación de Egipto y otros países.

El recrudecimiento de los combates se ha visto además seguido por un aumento de los enfrentamientos entre judíos y musulmanes en varias ciudades de Israel y de Cisjordania, incluidas palizas e intentos de linchamiento, lo que ha hecho saltar las alarmas ante la posibilidad de un conflicto civil a gran escala.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana