Europol alerta de la venta de PCR negativos falsificados a viajeros

Redacción | 02/02/2021

Imagen de archivo

La Oficina Europea de Policía (Europol) ha remitido este lunes una alerta a los Estados miembro para avisar del nuevo negocio de las falsificaciones de PCR negativas que está ganando terreno en el crimen organizado en la Unión Europea ahora que cada vez son más los países del bloque que exigen este certificado médico a los viajeros que se desplazan a su territorio.

La agencia de seguridad europea recuerda la facilidad y rapidez con la que se pueden obtener impresoras de alta calidad y software diferentes hoy en día, lo que permite a los falsificadores producir certificados falsos "de alta calidad" o falsificar los datos de originales válidos.

Por ello ha dirigido una notificación de alerta temprana a los países socios pidiéndoles que estén más atentos a este tipo de delitos y que compartan con la propia Europol y entre autoridades toda "información relevante" sobre fraudes en documentación relacionada con el coronavirus.

En el documento a los países, Europol pone como ejemplos varios casos detectados en los últimos meses en aeropuertos europeos como el parisino Charles de Gaulle -donde los estafadores vendían certificados falsos por entre 150 y 300 euros- o falsificaciones en el mercado británico, así como un caso comunicado por la Policía Nacional española en diciembre, cuando una mujer fue detenida por vender a través de Internet PCR falsas a 40 euros.

La detección de test negativos confirma que los delincuentes, "ya sean grupos organizados o estafadores oportunistas", han puesto la vista en esta nueva oportunidad de negocio "rentable", asegura Europol en un comunicado.

También apunta el uso de una aplicación móvil por el crimen organizado que permite a los miembros de la organización falsificar manualmente los resultados de test de detección del virus.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana