Empresarios y gestores de Baleares, sobre las ayudas: "Estamos castigando al que se ha esforzado para pagar sus deudas"

Esther Ballesteros | 17/07/2021

Reunión de la Mesa de Diálogo Social en el Consolat de Mar

"Estamos castigando al que ha hecho las cosas bien, al que se ha esforzado para pagar sus deudas con sus propios fondos"; "es una oportunidad de oro perdida"; "probablemente, son las grandes empresas las que saldrán más beneficiadas porque tienen más capacidad de gestionar este tipo de situaciones". Varios días después de que el Govern diera a conocer que 11.939 empresas y autónomos de Baleares han solicitado las ayudas directas del fondo estatal de 855,7 millones de euros para paliar los efectos de la crisis del covid, empresarios y gestores de Baleares lanzan sus conclusiones. Y las críticas por parte de varios de ellos coinciden, sobre todo, en un aspecto: el dinero llegará a una parte ínfima del tejido empresarial de las islas.

Mientras el Ejecutivo autonómico defiende que las ayudas reducirán los niveles de endeudamiento de los beneficiarios y contribuirán al mantenimiento de miles de puestos de trabajo y, de nuevo, a impulsar las inversiones, los empresarios recriminan que los fondos no alcancen a más entidades, teniendo en cuenta, abundan, que son unas 33.000 las que integran el sector económico privado de Baleares.

"El hecho de que solo 12.000 puedan tener acceso a estas ayudas es un fracaso rotundo si se calibra el impacto de esta crisis". Con estas palabras, Helmut Clemens, vicepresidente de Pimem Restauració y propietario de una de las cadenas de restauración más populares de Baleares, Es Rebost, lamenta cómo, hasta el día de hoy, los empresarios "hemos tenido que aguantar solos, sin apenas ayudas de ningún tipo".

"Siempre hablan de los ERTE, pero mucha gente no es consciente de que los ERTE cuestan dinero y cada empresario ha tenido que sacar unos 500 euros al mes por cada empleado", asevera en declaraciones a Crónica Balear. A juicio de Clemens, "lo más aberrante" es el hecho de que en la primera convocatoria únicamente pudieran presentarse hasta un total de 5.000 empresas, una cifra que, con la modificación realizada el pasado 23 de junio -que amplió el número de sectores susceptibles de beneficiarse e incluyó la caída de la facturación en más de un 30% en 2020 como nuevo concepto-, ha permitido llegar a cerca de 12.000 entidades.

"Ahora son 12.000, pero sigue siendo una cifra muy pobre. Empresas y autónomos que han ido sacando dinero de sus bolsillos y de su patrimonio personal para intentar ir pagando las deudas no han tenido acceso a las ayudas pese a haber mostrado el máximo compromiso con la empresa. Me parece que es un mensaje equivocado, un sinsentido total y absoluto", recrimina el empresario, quien lamenta, además, que, "probablemente, las grandes empresas van a beneficiarse más porque tienen más capacidad de gestionar este tipo de situaciones".

Al hilo de lo anterior, Clemens considera "inverosímil" que, a pesar de ser Baleares "una de las Comunidades Autónomas con mayor peso a nivel mundial respecto al turismo, sigamos sin ayudas un año y medio después". "Desde nuestro punto de vista, la falta de ayudas, transparencia y comunicación con el sector de la restauración han sido decepcionantes", concluye Clemens, quien cree que deberían haberse tenido "mucho más en cuenta las opiniones del sector privado, que sabe lo que hay que hacer para intentar sobrevivir y mantener puestos de trabajo. Poder cuestionar nunca ha sido una opción".

Por su parte, Tolo Gomila, consejero delegado de Gomila Group Investment, que engloba, entre otras, cadenas de restaurantes, tecnologías y actividad inmobiliaria, considera que se ha perdido "una oportunidad única" por cuanto "es evidente que la pandemia ha afectado a muchísimas más empresas que el porcentaje del tejido empresarial que opta a las ayudas".

Para Gomila, "hay algo que llama poderosamente la atención": "Se trata de ayudas finalistas, es decir, van destinadas a pagar deudas bancarias, tributarias, a la Seguridad Social, proveedores... Sorprende que las ayudas no lleguen a más empresas si, al final, esos fondos van a acabar en las arcas del Estado. Algo tan absolutamente vendido como una oportunidad histórica ha acabado en un absoluto fracaso".

Del mismo modo, y atendiendo a los requisitos de las ayudas, el también presidente de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) y miembro, entre otros órganos, del Consejo Español de Turismo, sostiene que "lo peor de todo esto es que toda esta cantidad de dinero que no se va a distribuir tenga que devolverse. Si tienes 12.000 solicitudes, uno puede hacerse una idea del sobrante. Es una oportunidad de oro perdida y ya lo pueden vender como quieran: al fin y al cabo, después de una crisis económica, la del covid-19, jamás vivida en esta tierra, cuya cuna es el turismo, esa oportunidad solo va a llegar al 12 por ciento del empresariado balear. Que cada uno saque sus conclusiones".

Otra de las visiones aportadas al respecto la ofrece el presidente del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Baleares, Miguel Ángel García Albertí. En declaraciones a Crónica Balear, señala que se ha producido una "discriminación clara" hacia las empresas que existían antes de 2019 y anuncia que mantendrá el contacto con los departamentos del Govern correspondientes para que informen de quiénes serán los beneficiarios de las ayudas, cómo se han pagado y de qué forma se van a fiscalizar, porque "mucho me temo que, si lo que dicen es que el dinero se va a repartir de forma íntegra, la discriminación va a ser de órdago". "Si quieren repartirlo tal como lo han preparado podemos hablar de situaciones que no sé hasta qué punto van a tener que acabar en los tribunales".

Al respecto, García Albertí asevera que, teniendo en cuenta las empresas que han solicitado las ayudas, las condiciones establecidas y los 855 millones a repartir, "resulta que se va a repartir muchísimo dinero entre muy pocos. Dudo mucho que cumpliendo los parámetros de la convocatoria se pueda repartir entre las 12.000, porque, además, nos consta que más de una persona y más de dos han solicitado la ayuda sin cumplir los requisitos, ya sea porque no han tenido esa caída de facturación o porque las deudas que dicen que tenían no corresponden con la realidad, etc. De esas 12.000 peticiones, creo que como mínimo un 15 por ciento no cumplen los requisitos".

Al respecto, recrimina que el Govern ha llevado a cabo una publicidad "engañosa, en grande, con anuncios que decían que las ayudas se iban a destinar a todo el mundo. Se han cansado de decir que solicitar la ayuda es muy fácil... El problema es que para ello hay que firmar que se cumplen una serie de condicionantes. Y aquí, cuidado, porque si alguno tiene ahora que devolver el dinero, a ver de dónde lo saca", advierte el presidente de los gestores de las islas, quien vaticina que, "al final, la razón va a imperar y aquí va a haber una situación muy difícil de sostener. Se tendrá que fiscalizar, tenemos a Europa detrás de esto, y vamos a ver cómo lo van a hacer".

Una de las cuestiones sobre las que García Albertí hace hincapié estriba en el papel de las grandes empresas en estas ayudas -aunque no quiere "acusar sin datos", habla de compañías hoteleras que cuentan con un CIF para cada uno de sus hoteles, lo que las convierte en sociedades independientes y susceptibles de solicitar la ayuda por su cuenta, pudiendo aglutinar entre todas "un importe muy elevado"- y en cómo se repartirán los fondos: "Lo que creo es que no se va a poder repartir el dinero con los requisitos publicados en el BOIB, y espero que cuando eso suceda haya una nueva convocatoria con términos que permitan acceder a otros muchos que no han podido hacerlo y, entonces, sí se pueda repartir el sobrante de forma más equitativa".

García Albertí asegura que desde la entidad colegial que preside "hemos estado desde el primer minuto presionando a las autoridades y, de hecho, la modificación que se llevó a cabo para incrementar el número de actividades, cambiar las condiciones y ampliar el plazo fue en gran parte debida a nuestra presión". Así las cosas, subraya que el Colegio de Gestores seguirá siendo "crítico con la forma en que se han preparado las condiciones para otorgar las ayudas".

Frente a tales consideraciones, el presidente de Pimem, Jordi Mora, lanza un mensaje que intenta apaciguar los ánimos: "Hace 15 días eran 5.000 empresas las que podían optar a las ayudas y cuando faltaban tres días para cumplirse el plazo alcanzamos un acuerdo en la mesa de diálogo social para ampliar el número de CNAE que podían beneficiarse de las mismas, se introdujo el concepto de pérdidas como gasto elegible y se amplió otros 15 días el plazo para solicitarlas".

"Es verdad que nos hubiera gustado que participasen más empresas, pero también el real decreto nacional tiene una serie de limitaciones. Otra cosa es que el dinero se reparta al cien por cien entre las empresas que se han presentado", asevera. En términos similares se expresó el vicepresidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Rafael Roig, cuando el Govern decidió mejorar los requisitos: "Lo importante es que las ayudas lleguen cuanto antes y de forma ágil a las empresas y a los autónomos y que no se pierda ni un euro de los 855 millones asignados a Baleares", puso de manifiesto.

El Govern, por su parte, asegura que las ayudas cubrirán "una parte importante de las caídas de facturación de las empresas y autónomos", lo que permitirá, en primer lugar, “mejorar la viabilidad de estos negocios, que reducirán sus niveles de endeudamiento y mejorarán su solvencia”. Y, en segundo orden, afirma que contribuirá al mantenimiento “de miles de puestos de trabajo y a impulsar la inversión de nuevo".

Se trata, indican desde el Ejecutivo autonómico, de una convocatoria "inédita por importe y por la gran cantidad de recursos humanos” destinados para que la convocatoria, señalan, “llegara a toda aquella empresa y autónomo que cumpliera las condiciones fijadas en las bases de las ayudas dentro del marco general regulado por el Estado".

Una vez cerrado el plazo de solicitudes, el Govern mantiene la previsión de iniciar los primeros pagos durante este mes de julio. Tal como especifica, los autónomos que tributan por módulos empezarán a cobrar rápidamente -los pagos, de hasta 3.000 euros, comenzarán este mismo mes- mientras que quienes aplican un régimen de estimación directa sobre la renta de personas físicas, una vez realizadas las comprobaciones se llevará a cabo el prorrateo para la distribución de las ayudas. El objetivo pasa por realizar estos pagos durante el mes de agosto. Desde el Ejecutivo autonómico subrayan que, “a pesar de ser una de las convocatorias más complejas que hemos tenido nunca en nuestra Comunidad, entre finales de julio y principios de agosto todo el procedimiento administrativo habrá finalizado”.

Sentimiento general

4
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • jorx - Julio 17, 2021 a las 18:47
    es bastante lógico que las ayudas vayan a quien esté endeudado...si, como dicen las patronales, hay mucha gente que ha hecho las cosas bien sin endeudarse, a esa gente le podemos dar un pin pero nunca dinero que no necesitan. Por otro lado 12000 empresas no son el 12% del tejido balear, que comprueben sus datos o sus matematicas. Y yo mismo he estado en Erte y mi empresa ha pagado por mí 0 euros la mayoría de meses y el mes que más ha pagado han sido 120, no se de donde sacan los 500...de una realidad paralela quizás.Responder 0
      jorx - Julio 19, 2021 a las 11:33
    Recordado queda. Apuntarle que de esas 133000, 42000 son empresas y el resto autónomos, y de esas 42000, 6000 de ellas son de nueva creación durante este trimestre.Responder 0
      TOLO - Julio 17, 2021 a las 23:34
    Recordarle que las ayudas van dirigidas a autónomos y empresas , aproximadamente unas 133.000 entre los dos. Y los 500.000 euros es el límite máximo para empresa y 3.000 euros para autónomos.Responder 0
  • Pol - Julio 17, 2021 a las 13:38
    Ya se sabía desde el principio que es para cuatro amigos este dineroResponder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana