El sector náutico balear agradece la labor de Salvamento Marítimo

Redacción | 16/09/2021

La patronal náutica balear AENIB ha puesto en valor la imprescindible labor del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Palma para convertir a Baleares en un destino náutico seguro.

Según explican en una nota de prensa, en lo que va de año, Salvamento ha atendido un total de 468 incidentes en todo el archipiélago, volviendo a cifras de 2019 tras el bajón del año pasado debido a la COVID-19. Un equipo de entre 80 y 90 personas y 11 vehículos de rescate que garantizan la seguridad en uno de los destinos náuticos más importantes del mundo.

Detallan que consultar la previsión meteorológica, ser previsores, estar atentos en todo momento, tener la embarcación siempre a son de mar y formar en seguridad náutica a los invitados a bordo, son las reglas básicas para minimizar los riesgos.

Aseguran desde AENIB que son muchos los factores que hacen de Baleares uno de los principales destinos náuticos del Mediterráneo y del mundo. La calidad de sus aguas, la majestuosidad de sus paisajes, sus múltiples atracciones turísticas, sus excelentes infraestructuras náuticas, su nutrido tejido de empresas náuticas y profesionales de primera categoría, pero, además, hay otro factor decisivo que pesa mucho a la hora de decidir venir a navegar a las Islas: la seguridad.

“Baleares es uno de los destinos náuticos más seguros del mundo, y lo es gracias a la labor de Salvamento Marítimo, cuya labor permite a los navegantes relajarse y disfrutar del mar sabiendo que, en caso de emergencia, vela por su seguridad un gran equipo de profesionales magníficamente formados y equipados”, señala Jaume Vaquer, presidente de la patronal náutica balear AENIB. “Desde el sector náutico, estamos muy agradecidos a su imprescindible trabajo”, añade.

Equipo y medios de Salvamento Marítimo 

"El equipo está formado por entre 80 y 90 personas, 15 de ellos controladores y el resto tripulantes de los diferentes vehículos de rescate. Seis embarcaciones de intervención rápida que están en Ibiza, Puerto Portals, Porto Colom, Alcúdia, Ciutadella y Maó; un buque de salvamento marítimo itinerante; dos lanchas de 7,5 metros que gestiona la Cruz Roja, una en Sant Antoni y otra en Puerto Sóller; un imponente helicóptero con base en Son Sant Joan, que cuenta con tripulación alojada en el hangar y, en verano, el refuerzo adicional de una patrullera de salvamento marítimo guardamar de 31 metros”, explica Miguel Félix Chicón Rodríguez, jefe del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Palma, que gestiona todas las operaciones de Baleares. “A ello hay que añadir los medios de Salvamento Marítimo de la Península, así como los de la Guardia Civil, la Armada y el resto de cuerpos de seguridad del Estado, que pueden movilizarse en caso de necesidad, como sucedió con el rescate del ferry Sorrento en 2015”, añade.

“Los 15 controladores del centro, todos titulados superiores en Marina Mercante, estamos de guardia las 24 horas, atentos a la recepción de cualquier solicitud de socorro, ya sea a través del sistema mundial de socorro y seguridad marítima (GMDSS), otro tipo de avisos analógicos por radio, avistamiento de bengalas, llamadas de cuerpos de seguridad del estado, de particulares que han presenciado una emergencia o derivadas del 112 o el teléfono gratuito de emergencias marítimas 900 202 202”, enumera. “Una vez recibido el aviso, recabamos toda la información que podemos y activamos el medio que consideramos más adecuado, evaluando la situación en pocos instantes”, indica.

Gran carga de trabajo

Miguel Félix Chicón explica que el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Palma “es sin duda uno de los que mayor carga de trabajo tienen de toda España, debido a que hay un gran número de navegantes. Atendemos en torno a 600 emergencias anuales, con especial incidencia en barcos de recreo más que en profesionales (entre el 85 y el 90% de las emergencias corresponde a embarcaciones de recreo, frente al 55 o 60% de media en el conjunto de España). La curva de accidentalidad se eleva en verano, pasando de unos 15 o 20 incidentes en enero a en torno a 150 o 160 en agosto”, explica el jefe del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Palma.

Asegura que “este año se están recuperando los niveles de 2019, después de un 2020 anómalo en el que solo se registraron 530 incidentes, debido al impacto de la COVID, frente a los 630 de 2019. A 26 de agosto de 2021, hemos registrado un total de 468 incidentes en lo que va de año”.

En cuanto a los incidentes más habituales, abundan las “embarcaciones a la deriva debido a averías mecánicas de diversa índole (veleros desarbolados, roturas de velas, fallos de gobierno, cabos enredados en las hélices, problemas del timón o el motor,...), seguidas de las embarcaciones varadas”. También destaca “los incendios, que aunque afortunadamente son pocos, pueden ser muy graves, porque el fuego a bordo es muy complicado de extinguir, especialmente en embarcaciones de fibra de vidrio”. 

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana