El incidente de los funcionarios de los Juzgados en un bar de Palma irá al Ministerio de Justicia

Esther Ballesteros | 26/01/2021

"Nunca me he encontrado en esta situación". En estos términos ha reconocido la decana del partido judicial de Palma, Sonia Vidal, enfrentarse al incidente protagonizado por varios funcionarios de los Juzgados de Vía Alemania, quienes, a pesar de las actuales prohibiciones, fueron sorprendidos en una fiesta celebrada dentro de un bar próximo a las dependencias judiciales.

Los hechos, adelantados ayer por Crónica Balear -y de los que posteriormente se hicieron eco varios medios locales-, han generado una gran repercusión dentro del ámbito judicial y han desatado, sobre todo, la indignación de numerosos compañeros de los funcionarios.

"Es innegable la mala imagen y la falta de sensibilidad y responsabilidad que estos hechos evidencian", ha puesto de manifiesto la jueza decana tras tener conocimiento del informe elaborado por la Policía Local sobre lo sucedido. En este sentido, ha anunciado que dará traslado del incidente al Ministerio de Justicia, del que dependen los amonestados, para que adopten las medidas que considere oportunas en el marco de las restricciones vigentes contra el COVID.

Vidal ha subrayado, que, a la hora de adoptar una resolución al respecto, "desde el decanato no tenemos ningún tipo de competencia", lo que, ha abundado, "no significa que no se dé traslado a los órganos competentes, que en este caso es el Ministerio de Justicia". Todo ello al margen, señala, de que la Policía Local "dé los pasos que deba dar y se les impongan las sanciones correspondientes".

En cualquier caso, la magistrada ha precisado que los funcionarios se encontraban fuera de su jornada laboral, por lo que "la implicación que pueda tener la Administración de Justicia como tal es mínima dado que son personas privadas en el ámbito de su propia responsabilidad personal" y "sin ninguna obligación laboral en ese momento".

Los agentes sorprendieron a los funcionarios de copas a las 20.45 horas del pasado viernes. Los funcionarios acabaron amonestados, uno de ellos 'cazado' al volante con la tasa de alcohol duplicada y otro sublevado ante los policías que intervinieron en la escena.

Los funcionarios policiales se personaron en el lugar tras ser avisados de que, al parecer, se estaba celebrando una fiesta en el local, ubicado en la calle Parellades, a escasos metros de la cuesta que da acceso a la puerta trasera de los Juzgados de Vía Alemania. Al llegar, los efectivos policiales escucharon voces y música a todo volumen.

Tal y como consta en el atestado policial, al que tuvo acceso Crónica Balear, los agentes procedieron, de inmediato, a levantar la barrera del bar. En su interior sorprendieron a seis personas y al dueño del establecimiento: una mujer bailando sobre una de las mesas, otra en la barra y cuatro hombres, dos de ellos sentados, fumando, en una rinconera situada junto a la entrada.

Sentimiento general

3
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Marga - Enero 27, 2021 a las 11:35
    No hay que olvidar que esa gente forma parte de juzgar a una persona en un delito lo cual esta vez son ellos los que cometen él delito entonces por esa regla deberían ser suspendidos me parece muy bien que no estuvieran de guardia y que cada uno con su vida privada haga lo que le de la gana pero también tienen que tener en cuenta que se han saltado y pasado por los cojines la normas y restricciones que tenemos precisamente por la salud publica lo cual mi vedericto seria que los suspendueranResponder 1
  • Jose - Enero 27, 2021 a las 08:36
    Nos falta saber a qué juzgado pertenecíanResponder 2
  • David - Enero 26, 2021 a las 20:16
    Corruptos, vividores, ninis, dedazos, mayor indice políticos por habitante en Europa, duplicidades por descentralizacion excesiva del estado... etc. Demasiado bien va este país...Responder 4
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana