Los detenidos en Son Güells cobraban a las empresas por tirar sus escombros al vertedero ilegal

Redacción | 28/05/2021

La Guardia Civil ha detenido a seis personas en la actuación de este viernes por la mañana en Son Güells, donde se investiga el vertedero ilegal en el que se acumulan montañas de suciedad y basura desde hace años.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han detenido a estas personas por la supuesta comisión de un delito ecológico en Palma.

Según ha explicado el Instituto Armado en una nota de prensa, el Ayuntamiento de Palma solicitó la colaboración del Seprona para averiguar la identidad de los responsables del vertido de todo tipo de residuos en una finca próxima al Estadi Balear.

A raíz de esta petición,  los agentes abrieron la operación 'Stercus', en la que tras varios meses de investigación, se averiguó que había personas que cobraban por gestionar los residuos de manera ilegal y sin ningún tipo de autorización ni control.

Igualmente, se comprobó que varias empresas y particulares han utilizado este punto para deshacerse de todo tipo de residuos por un precio menor al que lo harían en un punto autorizado.

Además,  se ha acreditado que parte de los residuos han acabado en una empresa de reciclaje de manera fraudulenta .

Entre las numerosas gestiones llevadas a cabo por agentes del Seprona, se encuentra la solicitud de un informe preliminar a la Conselleria de Medi Ambient i Territori sobre la posible contaminación que pudiera ocasionar los vertidos que había en la finca.

En el informe, la Dirección General de Residuos y Educación Ambiental, determinó con las pruebas aportadas por el Seprona que los residuos podrían suponer un riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente.

Así, este viernes se ha procedido al registro de las instalaciones, examen de los residuos y toma de muestras del terreno. Los guardias civiles han comprobado la gran cantidad de residuos almacenados, muchos de ellos catalogados como peligrosos para el medio ambiente, como son los vehículos abandonados sin descontaminar, gran cantidad de neveras y aparatos eléctricos , maderas tratadas y vidrieras de todo tipo, como denunció un vecino de la zona a Crónica Balear justo ayer.

Asimismo, con la colaboración del Instituto Geológico y Minero se ha iniciado un estudio sobre la posible contaminación de aguas subterráneas.

Además, por parte del 'Servei de Residus i Sols Contaminats', se tomaron muestras del terreno y junto al Seprona han inspeccionado centros gestores de residuos y empresas productoras de residuos. Igualmente, se ha contado con la colaboración de un técnico de Emaya. 

La operación continúa abierta y se prevé la detención de más personas en las próximas horas.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana