Detenido por amenazar e irrumpir de forma habitual en la vivienda de su ex pareja en Palma

Esther Ballesteros | 13/09/2021

La Policía Local de Palma ha detenido a un hombre por presuntamente maltratar, acosar y amenazar -con gritos de "te vas a arrepentir"- a su ex pareja a las puertas del domicilio de ésta, y en presencia de sus dos hijas menores, a pesar de llevar un año separados

Fue sobre las 16.00 horas de ayer cuando la mujer, de 44 años, llamó a la Policía Local para denunciar los hechos, tras lo cual una patrulla se personó en la vivienda, ubicada en la calle Hort de Torrella, en Pere Garau. Una vez en el lugar, la afectada relató a los agentes que desde hace unas dos semanas el hombre la visita a horas intempestivas y, entre gritos, amenazas e insultos, comienza a aporrear la puerta para acceder al domicilio.

Tal y como han informado desde la Policía Local, la mujer explicó a los efectivos que habitualmente su ex pareja se persona en la vivienda tras haber ingerido alcohol y sustancias estupefacientes y, además, lo hace en presencia de las dos hijas que ambos tienen en común, de 10 y 11 años. Como narró la denunciante, el hombre también la acosaba mediante llamadas insistentes.

Una de las últimas ocasiones en que el hombre acudió a la vivienda de la mujer fue el jueves de la semana pasada a sabiendas de que ella no se encontraba en el piso y convencido de que las menores le abrirían la puerta, como así sucedió. El detenido iba ebrio y drogado.

Dos días después volvió a convencer a sus hijas de que le dejaran entrar en la vivienda. Tras ello, la mujer le espetó que fuese la última vez que lo hacía mientras él la insultaba y menospreciaba. Al tiempo que ella intentaba que se fuera del domicilio, él le propinó un violento empujón, lo que no impidió que, entre forcejeos, la mujer lograra echarle de casa. 

Lejos de deponer en su actitud, el arrestado volvió ayer a las andadas. Golpeando de nuevo la puerta, una de las hijas le dijo, asustada, que su madre le había prohibido abrirle, a lo que él insistía vociferando "ábreme, que soy tu padre". Presa del pánico, la niña le instó a que se marchara. Finalmente, la mujer procedió a llamar a la Policía para comunicar los hechos.

Mientras agentes y denunciante hablaban, el hombre regresó al domicilio, nuevamente ebrio, con la camiseta rota, heridas en el rostro e hinchazón en el tobillo aparentemente por lesiones. La mujer explicó a los efectivos policiales que su ex pareja tiene peleas habituales con toxicómanos en la Plaza de las Columnas, motivo por el que podía haber llegado en ese deplorable estado.

Los agentes, finalmente, detuvieron al hombre por presuntos delitos de coacciones en el ámbito familiar, allanamiento de morada y maltrato de obra sin lesión -es decir, el ocasionado sin producir daño físico-.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana