Desmantelan una organización dedicada a las estafas con viviendas, con varias víctimas en Baleares

Redacción | 18/06/2021

Los agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas en Tarragona como presuntas responsables de dos tipos distintos de estafas, en las que las víctimas residirían fuera de Cataluña, en ciudades como Palma.

La Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Local de Reus (Tarragona) ha realizado dos investigaciones. En la primera, se detuvo a cinco personas de origen español, miembros de un grupo criminal presuntamente dedicado a cometer estafas a través de conocidos portales de Internet de compra/venta y alquileres de viviendas.

La trama desmantelada anunciaba a través de los portales viviendas de alquiler vacacional en diferentes localidades turísticas de España, como Huelva, A Coruña, Alicante y otras, con ofertas muy llamativas por su precio en comparación con el precio habitual de mercado.

Los integrantes de la organización operaban desde las localidades de Reus, Miami Platja y Montroig del Camp, pero gracias a las nuevas tecnologías, habrían podido captar a más de 65 víctimas repartidas por toda la geografía nacional, principalmente en Baleares, Andalucía, Canarias y Galicia.

PAGAS Y SEÑALES INFERIORES A 400 EUROS PARA ELUDIR EL DELITO DE ESTAFA

Los integrantes de la organización, con la clara intención de eludir un castigo penal mayor, solicitaban para la reserva de la vivienda cantidades inferiores a los 400 euros, en concepto de paga y señal. Así, solo se respondería por delitos leves.

Los estafados también han sido víctimas de un delito de usurpación de estado civil, toda vez que la organización habría utilizado para otros usos ilegítimos la propia documentación personal de las víctimas, que les habían remitido fotocopiada para formalizar los supuestos contratos de alquiler.

UNA DENUNCIA EN PALMA INICIÓ LA SEGUNDA INVESTIGACIÓN

La segunda de las organizaciones desarticuladas se produjo gracias a una denuncia interpuesta en Palma. En ella se daba cuenta de que la identidad del denunciante habría sido usurpada para la contratación de una serie de créditos en línea y tarjetas.

La estafa se realizó a través de una entidad financiera especializada en créditos al consumo y su valor ascendería a unos 15.000 euros.

Esta primera denuncia fue posteriormente ampliada, al haberse detectado que los estafadores habrían contratado otro crédito más por un valor 4.000 euros, pero con otra entidad financiera.

Para dificultar el rastreo del dinero obtenido por los estafadores, lo traspasaban de una cuenta a otra, a nombre de diferentes sociedades mercantiles, con la clara intención de dificultar la acción policial y el evitar bloqueo de las cuentas.

Finalmente, los investigadores lograron identificar a dos vecinos de la localidad de Reus, que estarían detrás de la trama. Se procedió a su detención como presuntos autores de un delito de estafa, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal. 

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana