Descubren que un fármaco para el estreñimiento potencia la cognición y la memoria

EP | 04/10/2021

El desarrollo de fármacos para tratar los problemas cognitivos de los pacientes con enfermedades mentales puede estar un paso más cerca después de que un equipo de investigadores haya descubierto que un fármaco existente utilizado para tratar el estreñimiento puede ser capaz de potenciar la capacidad de pensar con más claridad.

Los trastornos psiquiátricos graves pueden tener un impacto devastador en la vida del paciente. Las deficiencias cognitivas -que van desde la disminución de la atención y la memoria de trabajo hasta la alteración de la cognición social y el lenguaje- están muy extendidas en trastornos psiquiátricos como la depresión mayor, la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Estos problemas comunes no se tratan bien con los medicamentos actuales y suelen tener un gran impacto en la vida de las personas, por lo que los científicos buscan formas de mejorar o restaurar estas funciones.

Estudios anteriores con animales han demostrado que los fármacos dirigidos a uno de los receptores de serotonina (el receptor 5-HT4) son prometedores para mejorar la función cognitiva (la serotonina es el neurotransmisor al que se dirigen los antidepresivos ISRS). Sin embargo, ha sido difícil trasladar estos hallazgos en animales a los seres humanos debido a la preocupación por los efectos secundarios.

Ahora, un grupo de investigadores del Reino Unido ha probado un fármaco ya aprobado, la prucaloprida, que se dirige al receptor 5-HT4, y ha descubierto que puede mejorar la cognición. La prucaloprida se prescribe principalmente para el estreñimiento y tiene un nivel aceptable de efectos secundarios si se toma bajo supervisión médica.

En el ensayo participaron 44 voluntarios sanos de entre 18 y 36 años. 23 recibieron prucaloprida y 21 un placebo. Al cabo de 6 días, todos los voluntarios se sometieron a un escáner cerebral de IRMf. Antes de entrar en el escáner de RMN, se mostró a los voluntarios una serie de imágenes de animales y paisajes. Volvieron a verlas, además de otras imágenes similares, durante el escáner. Después del escáner, los voluntarios realizaron una prueba de memoria: se les pidió que distinguieran las imágenes que habían visto antes y durante el escáner de un conjunto de imágenes completamente nuevas.

En la presentación del trabajo en el congreso del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, celebrado en Lisboa, la investigadora principal, la doctora Angharad de Cates, de la Universidad de Oxford, ha explicado que "los participantes que habían tomado prucaloprida durante 6 días obtuvieron resultados mucho mejores que los que recibieron placebo en la prueba de memoria; el grupo de prucaloprida identificó el 81% de las imágenes vistas anteriormente frente al 76% del grupo de placebo".

"Las pruebas estadísticas indican que se trata de un efecto bastante grande y una mejora cognitiva tan evidente con el fármaco fue una sorpresa para nosotros", admite.

Los investigadores descubrieron que, en comparación con los que tomaban el placebo, los voluntarios que tomaban prucaloprida eran significativamente mejores en la prueba de memoria después del escáner, y también tenían escáneres de IRMf que indicaban una mayor actividad en áreas cerebrales relacionadas con la cognición.

El aumento de la actividad se produjo en zonas asociadas a la memoria, como el hipocampo (en el centro del cerebro) y el giro angular derecho (hacia la parte posterior del cerebro).

La doctora Susannah Murphy, investigadora principal de la Universidad de Oxford y autora principal del estudio, subraya que, "incluso cuando el bajo estado de ánimo asociado a la depresión se trata bien con antidepresivos convencionales, muchos pacientes siguen teniendo problemas de memoria. Nuestro estudio aporta interesantes pruebas iniciales en humanos de un nuevo enfoque que podría ser una forma útil de tratar estos síntomas cognitivos residuales", destaca.

Angharad de Cates apunta que "se trata de un estudio de prueba de concepto y, por tanto, de un punto de partida para seguir investigando. Actualmente estamos planificando y llevando a cabo más estudios sobre la prucaloprida y otros agonistas de la 5HT4 en pacientes y poblaciones clínicamente vulnerables, para ver si nuestros resultados en voluntarios sanos pueden reproducirse y tienen importancia clínica", adelanta.

La prucaloprida es un agonista 5-HT4 que se toma principalmente para el estreñimiento. No tiene efectos secundarios significativos si se toma bajo supervisión médica, aunque los médicos advierten de la posibilidad de que se produzcan dolores de cabeza, síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, náuseas y diarrea, y fatiga o mareos pero ninguno de los voluntarios que tomaron prucaloprida en este estudio mostró efectos secundarios significativos.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana