Aviación Civil investigará el aterrizaje forzoso del vuelo de Ryanair en Minsk

EP | 28/05/2021

Unsplash

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) investigará el caso de aterrizaje forzoso del avión de la aerolínea irlandesa Ryanair en la capital de Bielorrusia, Minsk, donde fueron detenidos el disidente y periodista Roman Protasevich y su novia, Sofia Sapega.

Así lo ha anunciado este jueves la OACI, cuyo Consejo ha manifestado su "gran preocupación" por el "aparente desvío forzado" del avión comercial que volaba de Atenas a Vilna el pasado 23 de mayo.

En una reunión especial en Montreal, en Canadá, convocada por este suceso, el Consejo de la OACI ha subrayado la importancia de "establecer los hechos de lo sucedido y de comprender si algún Estado miembro de la OACI había incumplido el derecho internacional de la aviación, incluido el Convenio sobre Aviación Civil Internacional --Convenio de Chicago--".

De acuerdo al artículo 55 de este convenio, el órgano rector de la organización ha decidido emprender una investigación de "determinación de los hechos de este evento", ha informado en un comunicado.

En este sentido, se ha solicitado a la Secretaría de la OACI que preparare un informe provisional al Consejo, para una reunión posterior, "presentando los hechos disponibles y los instrumentos legales relevantes". El documento de su investigación provisional se compartirá el 25 de junio.

El Consejo de la OACI ha exhortado, además, a todos los Estados miembros de la organización y a otras partes interesadas pertinentes a colaborar con esta investigación de determinación de los hechos "con el fin de garantizar la seguridad tecnológica y física de la aviación civil".

"Por lo tanto, el Consejo ha decidido que todos los hechos relevantes deben establecerse oficialmente mediante una investigación de la OACI realizada por la Secretaría de la OACI", ha subrayado al respecto el presidente del Consejo de la OACI, Salvatore Sciacchitano.

Por su parte, el secretario general de la organización, Fang Liu, ha garantizado el "pleno apoyo y cooperación" de la Secretaría para cumplir con esta decisión.

El ministro de Transportes de Irlanda, Eamon Ryan, había anunciado previamente, a través de su perfil de Twitter, que había pedido a la OACI una investigación "transparente e independiente" sobre lo sucedido con el avión forzado a aterrizar en Bielorrusia.

RUSIA DEFIENDE LA ACTUACIÓN DE BIELORRUSIA
"Apoyamos la investigación justa y transparente sobre el acto de interferencia ilegal en las actividades de la aviación civil por parte de las Oficinas Jurídicas y de Navegación Aérea de la Secretaría de la OACI", ha manifestado a la agencia rusa TASS el enviado de este país en la organización, Serguei Gudkov.

El representante ruso ha incidido en que el caso debe abordase en base al Anexo 17 del Convenio de Chicago sobre seguridad del transporte aéreo internacional, mientras países como Francia o Reino Unido piensan que el incidente debe investigarse desde el enfoque de los riesgos de seguridad para la tripulación del avión y sus pasajeros.

Gudkov ha afirmado que Bielorrusia actúo "en cumplimiento" del convenio y las reglas de la OACI. "No hubo aterrizaje forzoso del vuelo de Ryanair en Minsk, ni un controlador de tráfico aéreo, ni el avión de combate revuelto de la Fuerza Aérea de Bielorrusia obligó a un piloto a cambiar de dirección. Esto se desprende del intercambio de radio decodificado entre el piloto y el controlador", ha insistido.

Así, ha lamentado que el Consejo de la OACI no haya escuchado la posición de Rusa, respaldada por China y Sudáfrica, y ha asegurado que "tubo la impresión de que los comentarios de los europeos se realizaron con anticipación".

ATERRIZAJE EN MINSK
El pasado 23 de mayo un avión de la compañía irlandesa Ryanair que viaja desde Atenas destino a Vilna, la capital de Lituania, se vio forzado a aterrizar en Minsk, donde el periodista opositor exiliado, Román Protasevich, y su novia rusa, Sofia Sapega, fueron arrestados por las autoridades bielorrusas.

La UE, Estados Unidos y otros países ya han condenado en términos contundentes el desvío del avión y su aterrizaje forzoso y han exigido a Bielorrusia liberar a los detenidos. Además, desde Bruselas han llamado a cerrar el espacio aéreo comunitario para los aviones bielorrusos, así como evitar los vuelos europeos sobre Bielorrusia.

El desvío de dicho avión ha llevado a los países de la Unión Europea a vetar a la aerolínea Belavia y a recomendar a otras compañías que no sobrevuelen el espacio aéreo bielorruso, después de que los gobiernos de bloque hayan puesto en cuestiones los argumentos de Minsk sobre una presunta alerta de seguridad en el vuelo de Ryanair.

Así, la mayor parte de las aerolíneas europeas están cancelando sus vuelos a Minsk y evitando cruzar su espacio aéreo. Asimismo, la Unión Europea ha apuntado este jueves a posibles sanciones contra las exportaciones clave de Bielorrusia para redoblar la presión contra el régimen de Alexander Lukashenko.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana