Así afrontan Julia Janeiro y Brayan Mejía su inminente juicio por violencia de género

EP | 15/11/2021

Julia Janeiro y Brayan Mejía guardan silencio a la espera de la celebración de su juicio

Delicados momentos para Julia Janeiro. Y es que tal y como llevamos días informando, la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, de solo 18 años, está a la espera de que se celebre el juicio por presunto delito de violencia de género contra Brayan Mejía, al que denunció penalmente tras protagonizar un tenso altercado en la noche de Halloween en el que la influencer acabó por los suelos al intentar mediar en una pelea entre su exnovio y su actual pareja, Álex Balboa.

Después de coincidir en una conocida discoteca de la capital y de intercambio de reproches, miradas y malas palabras durante toda la noche, los futbolistas acabaron discutiendo en plena calle y, según Juls, fue al intentar defender a su novio cuando Brayan la tiró de los pelos y la empujó, provocando que cayese al suelo y se hiciese varias contusiones. Una versión que dista mucho de la del entorno del exfutbolista, que mantiene que la joven resbaló por los tacones que llevaba y se cayó sin que Brayan la hubiese tocado. Es más, según mantienen, fue Julia quien arañó y tiró del pelo al joven con el que mantuvo una relación durante un año.

Dos días después, y tras ser atendida en un hospital madrileño por las heridas que le causó el altercado, veíamos a la hija de Jesulín acudiendo a los juzgados con sus abogados para presentar una demanda penal contra Brayan por presunto delito de violencia de género, ya que además de esta agresión el futbolista habría acosado y perseguido a la influencer desde su ruptura, amenazándola con quitarle a su gato y revelar secretos de su intimidad y la de su mediática familia en televisión, entre otras cosas.

A la espera de que se celebre el juicio - que según fuentes cercanas es inminente - tanto Julia como Brayan continúan guardando silencio, sin aclarar qué pasó realmente durante su último encuentro.

Así, con toda su familia cerrando filas a su alrededor, Juls sigue firme en su postura de guardar absoluto silencio y, visiblemente afectada por todo lo sucedido, intenta continuar con su día a día y con sus estudios de Formación Profesional sin contar cómo se encuentra en estos delicados momentos.

Mientras, Brayan sigue centrado en el fútbol haciendo oídos sordos a las informaciones que le rodean en las últimas semanas. Intentando pasar desapercibido para los medios y visiblemente relajado, el jugador no parece preocupado en absoluto por el inminente juicio por el que Julia Janeiro habría pedido una orden de alejamiento y pena de cárcel para él por presunto delito de violencia de género.

En esta ocasión Brayan disfrutó desde la grada del último encuentro de su equipo, el Pozuelo C.F y, charlando con varios de sus compañeros y ajeno a la polémica, el 'ex yerno' de Jesulín se comió tranquilamente un bocadillo sin perderse detalle del partido.

Sin defenderse de las acusaciones y sin aclarar si tomará acciones legales contra Julia por denuncia falsa, como se está diciendo ante lo opuestas de sus versiones, Brayan coincide con su ex en el silencio sepulcral que mantienen respecto a este delicado asunto y, muy serio, ha advertido a la prensa que no podían grabarle por encontrarse "en una zona privada", subiéndose rápidamente a un coche y huyendo de las preguntas sobre el juicio que le enfrentará a la joven en pocos días.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana