Advierten del peligro de los 'acosadores online': empiezan obsesionándose en las redes sociales

Redacción | 29/03/2021

El Observatorio de Delitos Informáticos Canarias ha advertido este lunes de un nuevo "peligro latente" para muchos usuarios, "especialmente mujeres y niños, que son acosados en las redes sociales".

Al parecer, se trata de unos individuos que buscan información privada de posibles víctimas potenciales en diversas plataformas de redes sociales, como así, en foros, chats y buscadores. Su objetivo principal es captar y recopilar información de la persona que quiera acosar a través de Internet, y el resultado también depende de la habilidad que tenga el acosador en "ingeniería social", según han explicado desde el Observatorio de Delitos Informáticos Canarias en un comunicado.

De hecho, en función del "grado de obsesión del acosador" en cuestión, prestará mayor atención a las publicaciones que haga la persona en sus redes sociales, por lo que construirá mejor el engaño. Del mismo modo, el acosador intentará hallar la manera de acceder a todas las cuentas de la víctima enviando un correo electrónico infectado por un fichero adjunto que contiene un código malicioso.

Una vez abierto este fichero, se ejecutará el código malicioso (spyware), donde el acosador tendrá el control total de los dispositivos electrónicos de la víctima. El spyware es un programa espía que se ejecuta sigilosamente, llevando a cabo acciones maliciosas que afectan al funcionamiento de los dispositivos electrónicos.

Así, el acosador consigue robar todos los contactos de la víctima y, de ese modo, buscar información personal a través de las personas más allegadas al entorno de la víctima, contactando con amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.

Con la información obtenida, el acosador intentará abordar a su víctima con la intención de manipularla psicológicamente e identificar sus vulnerabilidades emocionales para usarlas a su favor. El acosador siempre tiene una personalidad dominante, simulando tener sentimientos y empatía hacia los demás.

Sin embargo, el Observatorio ha alertado de que en realidad el acosador es un "un lobo disfrazado de cordero", y por eso se vale de anular la voluntad de la otra persona utilizando toda la información obtenida, muchas veces de forma ilegal. Haciendo uso de algún tema personal o información privada conseguida, cuya finalidad es conectar con la víctima para desestabilizarla por medio de la manipulación y el engaño.

De esta forma consigue hacer daño psicológico en su víctima, hostigando y atacando para demostrar su superioridad y desprecio hacia la víctima, con un lenguaje agresivo por medio de la humillación y la crítica malintencionada de todo cuanto hacen o dicen en la vida cotidiana de la persona acosada.

Con ello, la autoestima del acosador aumenta, consiguiendo que la otra persona se sienta infravalorada, logrando que la víctima se margine socialmente porque se hace una imagen falsa de que la propia sociedad la rechaza.

Mediante este tipo de violencia telemática constante, la persona acosada ve afectada su salud física y psicológica, sufriendo ansiedad, estrés, depresión, insomnio y otros trastornos psicológicos que le impide hacer actividades tan cotidianas como salir a la calle.

En resumen, la finalidad del acosador es someter poco a poco a la otra persona y destruir su propia voluntad, además de "impedir que la víctima piense por cuenta propia sino a través de la mirada del acosador para poder utilizarla como si fuese una marioneta", han advertido desde el Observatorio de Delitos Informáticos Canarias.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana