A partir de enero habrá una "avalancha" de concursos de acreedores, según expertos

EP | 27/05/2021

Expertos en servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y financiero como Grant Thornton prevén una "avalancha de concursos" a partir del mes de enero que afectará principalmente a los sectores "más impactados" por la Covid-19, como hostelería o turismo, y que estarán motivados por la crisis de la pandemia y no por una mala gestión, lo que hará que muchos de ellos vayan a ser resueltos de una manera "relativamente rápida".

La previsión de "una avalancha de concursos de acreedores y un incremento de la litigiosidad" han centrado este jueves el debate, celebrado en la Cámara de Comercio de Madrid, sobre los nuevos desafíos empresariales de cara a los próximos meses ante la evolución de la pandemia.

El presidente de la Cámara de Madrid, Ángel Asensio, y el presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, han abordado durante un encuentro virtual cuestiones como la financiación, las fusiones, el cambio en los modelos de trabajo, las nuevas regulaciones laborales, fiscales y mercantiles, o las nuevas tecnologías que harán a las compañías más resilientes.

Durante su intervención, el responsable de la firma de servicios profesionales Grant Thornton ha alertado del aumento de concursos de acreedores tras el "periodo de calma chica ficticia" actual por la moratoria hasta final de año. En este sentido, ha apuntado que en el mes de abril se ha multiplicado por el mil por cien el número de concursos comparado con el mismo periodo del año anterior. "Es una cifra al menos llamativa", ha indicado.

"La duda está en ver cómo conviven la refinanciaciones con la banca a partir del segundo semestre de 2021 y ver si permiten salvar a compañías que en realidad son viables y que no tienen necesidad de eventualmente llegar a convocar el concurso para generar una situación de estabilidad y control financiero", ha explicado.

También ha indicado que se prevé un aumento generalizado de la litigiosidad con la salida de la crisis económica, en parte también por la acumulación de causas por el cierre de los juzgados durante la pandemia.

Entre ellos, ha indicado, las relativas a los expedientes de regulación de empleo (ERTE). Sobre este punto, ha advertido de la situación que se puede generar cuando termine la prórroga de los ERTE más allá del 30 de septiembre y ha subrayado que se prevé una "cadena aguda" de ERTEs que convertirán en EREs.

OPTIMISMO DE CARA AL SEGUNDO SEMESTRE DEL AÑO

En cualquier caso, ha destacado que aunque el panorama actual refleja que las empresas están todavía "muy afectadas" por los efectos de la pandemia, el segundo semestre del año se afronta con optimismo empresarial.

La firma publica un estudio denominado 'Pulso de la mediana empresa española', en el que testa la salud de las firmas de entre 50 y 500 empleados, con un marcados que va entre -50 y +50. El último dato del mismo, hasta el pasado mes de marzo, otorgaba a España un -11, a Europa un -6 y a nivel global, un -3,5.

"Esto indica que la empresa española está peor y tiene perspectivas de recuperarse un poco más lento", ha indicado, aunque ha señalado que en el adelanto del estudio que se publicará en el mes de julio se aprecia un cambio de tendencia gracias a factores como la vacunación masiva hacen que el empresario visualice con mayor optimismo los próximos meses.

VISIÓN MÁS OPTIMISTA PARA EL SEGUNDO SEMESTRE

Así, ha destacado que el "consenso" generalizado de que el segundo semestre del año va a ser "muy positivo" en términos de crecimiento, con unas previsiones del 6% en 2021 cuando los últimos datos apuntaban a un 4,3%. "Parece que se consolida esta visión más optimista y esa mayor predisposición del empresario para acometer inversiones que se deriva del mismo", ha señalado, apuntando a no dejar de prestar atención a "nubes o sombras" que se vislumbran como el imperante endeudamiento del país.

Como puntos que "lastran" el crecimiento de las empresas ha apuntado el nivel de endeudamiento y al "alto" nivel de deuda pública soberana, aunque ha señalado que la "bolsa de ahorro" generada por el confinamiento y las restricciones de movilidad "ayudará al consumo interno".

Frente a ello, en la balanza positiva ha situado el comportamiento del sistema bancario, "que en la anterior crisis fue parte del problema y ahora ha sido parte de la solución", o la pérdida del "miedo" de las empresas en la apuesta por la internacionalización.

RETOS FUTUROS

De cara al futuro, ha planteado retos a los que prestar atención como la financiación, cambios estructurales, fondos europeos y estrategias, el aumento del tamaño medio de la pyme española o las fusiones y adquisiciones y dar valor añadido a las empresas.

Como punto principal de "esperanza" ha situado la llegada de los fondos europeos, con una inversión de más de 14.000 millones de euros. No obstante, sobre este punto, ha advertido de que no se trata de "una línea directa de financiación" sino de un "proceso que requiere obligaciones financieras del empresario", que debe invertir capital.

Entre otras cuestiones, ha apostado por una reordenación del sistema fiscal para avanzar hacia uno "mucho menos complejo, con menos burocracia" con el objetivo de que sea "más sencillo y transparente". "Con el nivel de deuda actual es evidente que hay que recaudar más pero no de forma desordenada sino ordenada y coherente y seguir luchando economía sumergida y fraude fiscal", ha indicado.

Sobre la financiación bancaria a empresas, ha indicado que hasta ahora los bancos han estado concentrados en la gestión de líneas de ayuda como las avaladas por el ICO pero ha indicado que en septiembre "explotará" y habrá que estar atentos a la "incertidumbre que todavía genera, pues este proceso de refinanciación va a convivir con esta esperada rápida recuperación de la economía". También seguirá la "incertidumbre" sobre el comportamiento de las fusiones y adquisiciones, aunque ha destacado la "liquidez" de los mercados.

También ha apuntado a la digitalización como una apuesta necesaria para "visualizar nuevas oportunidades de negocio" o la sostenibilidad, que ha llegado para quedarse y es una cuestión que ya demanda "el consumidor, el regulador, el Gobierno y los inversores".

En cuanto a la gestión de recursos humanos, ha explicado que se deberá afrontar el debate sobre la presencialidad y el teletrabajo, que cada compañía adaptará a sus circunstancias, y sobre igualdad y diversidad, con estrategias que ya empiezan a interiorizar como necesarias de cara al futuro.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana