Un detenido en S'Arenal, a la Policía: "quería matar a un negro que se ha reído de mí"

Esther Ballesteros | 04/06/2020

La Policía Local de Palma ha detenido en S'Arenal a un hombre de 50 años por propinar varias patadas a uno de los agentes que acudieron a la zona tras ser avisados de que el arrestado, visiblemente alterado, se estaba paseando con un cuchillo. Según alegó al ser interpelado, "quería matar a un negro que se ha reído de mí".

Los hechos se produjeron ayer, sobre las 21.00 horas. La Policía Local recibió una llamada en la que un testigo avisaba de que había visto a un hombre en la calle Cannes caminando con un cuchillo en la mano y profiriendo voces.

Hasta el lugar se desplazó una unidad del cuerpo, cuyos efectivos se entrevistaron con varios transeúntes que habían visto al hombre con un cuchillo de grandes dimensiones, según explicaron, facilitando a su vez la descripción del varón.

Dado que el individuo ya no parecía encontrarse por la zona, otro testigo señaló que se hallaba en un bar próximo. Los agentes acudieron al local y allí lo interceptaron.

El hombre, de nacionalidad marroquí pero residente en S'Arenal, se encontraba visiblemente ebrio. Al inquirirle sobre el relato ofrecido por los testigos, el varón aseguró que jamás ha llevado cuchillo porque su religión se lo prohíbe. Sin embargo, apenas unos segundos después se desdijo para reconocer que llevaba el arma blanca ya que "quería matar a un negro que se ha reído de mí". Según manifestó, acabó tirando el cuchillo en la playa.

Una de las personas que le había visto deshacerse del cuchillo señaló, no obstante, que lo había dejado debajo de un contenedor. Cuando los efectivos policiales se aproximaron al mismo, encontraron el cuchillo, de 20 centímetros de hoja.

Los agentes y el hombre se introdujeron en el vehículo policial a fin de que éste les mostrara el domicilio en el que vivía. Fue durante el trayecto cuando comenzó a mostrarse despectivo y airado. Una vez en la calle en la que aseguraba vivir comenzó a dar golpes y patadas contra la mampara protectora del coche.

Cuando uno de los funcionarios policiales intentó inmovilizarle, el varón se revolvió y le propinó tres patadas mientras gritaba: "cuando salga le cortaré el cuello al negro y luego a ti".

Los policías le condujeron al cuartel arrestado por un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Una vez allí, escupió a los efectivos que anotaban sus datos asegurando que estaba contagiado por coronavirus y que les acababa de infectar. Sin embargo, no consta que hubiese contraído la enfermedad.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana