Sofía Suescun, Maite Galdeano y Kiko Jiménez, de nuevo en los juzgados

Redacción | 10/11/2020

Hace unos meses vivimos uno de los dramas más intensos en la familia de Maite Galdeano, y es que mientras ésta concursaba en el reality "La casa fuerte" junto a su hijo Christian y Sofía Suescun disfrutaba de unas lujosas vacaciones con Kiko Jiménez en Ibiza, entraban a robar en el ático que la mediática familia posee en Valdemoro.

Casi cinco meses después y pese a que Sofía aseguró desde un primer momento que la investigación policial iba por buen camino, el caso del robo sigue sin cerrarse y la ganadora de "Gran Hermano" ha tenido que volver a los juzgados. Lo ha hecho acompañada por su madre - con un chándal de lo más inadecuado para un tema tan serio - y por Kiko, que se ha convertido en su máximo apoyo.

Muy positiva y "muy contenta" a su salida del juicio, la concursante de realities nos ha adelantado "que está todo genial, todo está saliendo cómo tiene que salir. Todo el mundo va a tener su castigo y no tengo nada más que decirte".

La atractiva colaboradora, que confiesa que "no he recuperado todo" lo que se llevaron tras el misterioso robo, asegura que "no quiero saber" si tienen identificados a los ladrones o si los cacos están ya en la cárcel, pero sí aclara que "por suerte no estaban" y no ha tenido que verse las caras con ellos en el juicio que acerca, un poco más, el fin de esta pesadilla para Maite y Sofía, miedosas de que puedan volver a entrar en su ático.

MAITE GALDEANO, "ABANDONADA" POR SOFÍA SUESCUN EN LOS JUZGADOS

Sofía Suescun y Mayte Galdeano han tenido una cita en los juzgados por el robo que sufrieron en su domicilio de Valdemoro el pasado verano. Aprovechando que ni la madre ni la hija se encontraban en ese momento en su casa, los ladrones se llevaron una importante cantidad de dinero en metálico y varios objetos materiales, como zapatos y bolsos de lujosas marcas.

Tras prestar declaración, y visiblemente satisfecha, Sofía abandonaba los juzgados con Kiko Jiménez, "olvidándose" de su madre, que se quedaba literalmente "tirada" en medio de la nada. Mayte, con un indescriptible look - compuesto por chándal, chubasquero de plástico y un gorro de punto gris - para acudir a un juicio, salía minutos después que su hija de los juzgados y no daba crédito al hecho de que su querida Sofi se hubiese ido sin esperarla. Algo de lo que se enteraba por la prensa y que ha provocado un enfado mal disimulado en la navarra.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana