Se modera el incremento del alumnado en Baleares, con solo 118 estudiantes más este año

Redacción | 09/09/2020

EP

Un total de 170.369 alumnos comenzarán a partir de este jueves el curso 2020-2021 en Baleares, lo que supone 118 más que en el curso anterior, un incremento bastante más moderado que el de años previos, que venía situándose en unos 2.000 alumnos más.

Así lo ha indicado este miércoles el conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, en una rueda de prensa donde ha vinculado este fenómeno al "impacto demográfico" de la pandemia de COVID-19 en la Comunidad. "Seguramente ha venido menos gente de la Península para trabajar o se ha ido gente", ha apuntado.

El año pasado, por las mismas fechas, la diferencia de incremento de alumnado era de 2.288 estudiantes en relación al curso 2018-2019.

Cabe matizar que estos 170.369 alumnos no comenzarán el curso simultáneamente, sino que la 'vuelta al cole' se hará de forma escalonada y en el llamado 'escenario B', de semipresencialidad (presencialidad en infantil, primaria, primero de ESO y segundo, si es posible, y semipresencialidad en el resto de niveles).

En este escenario se recomendaba que segundo de ESO se impartiera de forma presencial en la medida de lo posible. Habrá 68 centros que lo harán así (40 son públicos y 28 concertados) y el resto, 75, lo harán de forma semipresencial (32 públicos y 43 concertados).

BALEARES MANTIENE LA 'VUELTA AL COLE' EL 10 DE SEPTIEMBRE

El conseller ha defendido mantener la fecha de inicio de curso en el 10 de septiembre frente a las peticiones de algunas entidades -como el sindicato médico o algunos sindicatos docentes- de retrasarlo.

"¿Qué quiere decir aplazar? ¿Hasta cuándo?", se ha preguntado March, que ha insistido en que atrasar la 'vuelta al cole' "no es una solución" mientras que es una "necesidad" abrir los colegios.

Así, el titular de Educación se ha mostrado consciente de que "surgirán problemas" porque están viviendo una "situación excepcional" y "nadie tiene una fórmula mágica", pero ha pedido "colaboración y responsabilidad" a todos para comenzar el curso con "máxima ilusión".

SUSTITUCIONES EXPRÉS DE PROFESORES

Entre otras novedades, March ha anunciado la implantación de un sistema de "sustituciones exprés" de profesores para que los centros no se queden en ningún momento sin el personal necesario. El Govern trasladará esta propuesta -que implicaría crear un grupo especial- a los sindicatos en la próxima Mesa Sectorial.

Al margen de estas sustituciones, los centros cuentan este curso con 560 docentes más, 397 en la pública -aunque 17 están pendientes de adjudicar- y 163 en la concertada. Esto supone una inversión de casi 26 millones de euros.

Desde 2015 la cifra de profesores ha aumentado en 2.071 profesionales y en total el curso dispone de 16.340 plazas docentes (12.485 de centros públicos y 3.855 de concertados).

Con las nuevas incorporaciones se ha buscado rebajar las ratios, que se han fijado en torno a 20 alumnos/aula. El conseller March ha afirmado que actualmente la ratio media de los centros públicos está alrededor de esta cifra "o incluso menos", mientras que en la concertada es ligeramente superior (unos 23). En Menorca y Pitiusas se sitúan entre 16 y 17 alumnos por aula.

Con todo, March ha puntualizado que puede haber centros con ratios superiores considerando otras variables como la distancia gracias a la disponibilidad de aulas más grandes.

Asimismo, ya se están realizando las pruebas serológicas, con carácter voluntario, a los 1.256 docentes que presenten factores de riesgo ante el coronavirus. Actualmente hay 300 bajas de profesorado vulnerable, de las cuales 168 son mujeres embarazadas.

Paralelamente, el conseller ha resaltado que la plantilla de educadores sociales ha incorporado 25 profesionales más hasta llegar a un total de 51 en todas las Islas. Estos trabajadores se destinan a prevenir, reducir y eliminar las dificultades sociales que provocan problemas de convivencia, absentismo, fracaso y abandono prematuro tanto en primaria como en secundaria.

LOS COLEGIOS SEGUIRÁN ABIERTOS SI SE CONFINA UNA ZONA

En el turno de preguntas de los medios, March ha aclarado que la resolución de Salud que permite endurecer las restricciones sanitarias por zonas no hace referencia a los colegios, y que si se decreta el confinamiento de un barrio los centros se mantendrán abiertos.

También ha recordado que las últimas medidas aprobadas por el Govern permiten ceder a los inspectores de salud el listado de niños que deben permanecer en cuarentena para evitar que asistan a la escuela.

Por otra parte, ha vuelto a insistir en que la escolarización es obligatoria y en que la Conselleria tiene un protocolo de absentismo que, en última instancia, deja en manos de la Fiscalía de Menores decidir si puede haber consecuencias penales por no llevar a los hijos al colegio.

Desde el equipo de la Conselleria han matizado que el protocolo prevé otros pasos para intentar que los alumnos vuelvan a clase antes de acudir a Fiscalía. Por este motivo, un porcentaje muy bajo de los casos de absentismo llegan a Fiscalía, que se ocupa de los casos "más graves".

ESPACIOS ADICIONALES

Dentro de las actuaciones para prevenir el COVID-19 en los colegios, este año 67 centros dispondrán de espacios complementarios de cara al inicio de curso. Se trata mayoritariamente de espacios públicos municipales como polideportivos, bibliotecas, centros municipales, antiguas escuelas, plazas públicas, o cierre de calles, entre otros.

Además se han instalado 24 aulas modulares (nueve en Ibiza y 15 Mallorca). En total en Baleares, durante el curso 2020/21 habrá 119 aulas modulares, si bien la Conselleria prevé que a finales de curso queden 60.

Este jueves entrarán en funcionamiento el CEIP modular de Can Cirera Prim en Sa Pobla y el CEIP Ses Planes en Ibiza. Antes de finalizar el año se prevé que esté finalizado el CEIP de Alcudia, y a principios del próximo año 2021, el CEIP Sant Ferran en Formentera. Actualmente en Baleares hay 76 obras mayores y menores en marcha, por un valor de 31,8 millones.

SERVICIO DE COMEDOR

Desde la Conselleria han resaltado que el servicio de comedor se ha priorizado atendiendo a la situación. March ha comentado asimismo que algunas escuelas han aprovechado espacios del comedor para convertirlos en aulas.

Con el estado de alarma, se indemnizó a las empresas de comedor ante la suspensión de actividad. Además se ha doblado la inversión en becas comedor hasta llegar a 7 millones de euros y se dotarán a los centros de 190 monitores de comedor adicionales para cumplir con las medidas de seguridad.

Por otra parte, se incrementa un 20% la limpieza en los centros; se han invertido 1,17 millones en dos partidas de compra de material de protección; se han convocado ayudas por casi 5 millones para sostener los centros de primer ciclo de educación infantil -la mayor parte para la red pública de guarderías-; y se continuará con el programa de préstamo de Chromebooks y conexión a internet -la previsión es tener unos 7.000 ordenadores disponibles para alumnos desde 4º de primaria-.

Igualmente, desde el 1 de septiembre se está impartiendo formación a 500 docentes en aspectos relacionados con la pandemia, además de la formación específica para los coordinadores de todos los centros educativos en el marco del programa Alerta Escolar.

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.

Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana