Menús gratis para los más afectados por el estado de alarma, la iniciativa de un cocinero mallorquín

Lara González | 09/05/2020

A diario y desde hace un par de semanas, Erik, un joven mallorquín, ofrece más de 25 menús gratuitos a todos aquellos que lo deseen. Él es cocinero y, desde que comenzó el estado de alarma, decidió poner su granito de arena para sobrellevar el confinamiento. 

"Quería hacer algo por toda la gente que lo está pasando mal. Tengo un restaurante con mi hermano en Illetas, Anchorage Club. Aunque no podía hacerlo allí, porque está situado en una urbanización cerrada. Decidí que podría ser una gran idea cocinar en el bar de mi padre, que está en Marivent".

Después de encontrar la localización para poner en marcha su proyecto, el cocinero comenzó a planear los distintos menús que prepararía a lo largo de las semanas. Colgó un par de carteles por la zona en los que se leía: "Es momento de dar más que aplausos, a partir del lunes, un plato gratis". 

Una iniciativa a la que se han unido vecinos de la zona 

A raíz de eso, vecinos de la zona, así como gente que leyó el cartel, se pusieron en contacto con Erik. Fue entonces cuando creó un grupo de WhatsApp con todas las personas interesadas en colaborar y, a partir de ahí, les empezó a decir los platos que tenía preparados para esa semana. Los otros participantes del grupo se organizaban para comprar los alimentos que necesitaba el cocinero y se los llevaban al bar.

"Hay un chico de una panadería que me trae el pan que le sobra y me lo deja al día siguiente en la puerta del bar", explica. "También está Simona, una chica que me trae cada día un postre. Con toda esta ayuda, damos platos muy completos y variados", cuenta el mallorquín.

De media, prepara unos 25-30 platos, aunque hay veces que intenta hacer más, ya que "hay un par de personas que vienen cada día y me piden hasta para cenar".

"Al principio a la gente le da vergüenza", explica el cocinero mallorquín

Los platos que sirve son equilibrados y saludables. "Ya que soy cocinero, quiero hacer las cosas bien y ofrecer comida de calidad", cuenta. A la hora de comer, Erik pone todos los platos que ha preparado en unas mesas fuera del bar y la gente interesada se lleva el menú de manera gratuita.

"Al principio a la gente le da vergüenza. Las personas que vienen no son solo gente que no tiene para comer. Muchos de los que vienen son vecinos del bar, son personas que están en el paro, así que les viene igual de bien", confiesa.

Erik también explica que hay un par de personas que están sufriendo de manera directa toda la crisis ocasionada por el coronavirus. "Viene una mujer mayor. Limpiaba casas y vive con sus hijos, que no tienen ni trabajo ni papeles. Al principio, le daba apuro venir, pero yo la animé y ahora viene todos los días. Cada día me cuenta lo mal que lo está pasando y lo bien que le viene estos menús gratuitos.

El mallorquín concluirá esta iniciativa este sábado, ya que con la fase 1 del desconfinamiento, volverán a abrir el bar. "Hay 7 o 8 personas que están muy necesitadas y me sabe mal decirles que el sábado es el último día, por eso les digo ahora que aprovechen todo lo que puedan". Erik se siente muy realizado, pues asegura que "hay gente que lo está pasando realmente mal".

"Ahora hay que enfocarse en aprovechar la temporada"

Para Erik, esta iniciativa ha sido su forma de ayudar en esta circunstancia histórica. El mallorquín se siente muy realizado y satisfecho con todo lo que ha conseguido y, sobre todo, agradecido con toda la ayuda que ha recibido. Sin embargo, ahora es momento de pensar en cómo volver a la normalidad, tanto en el restaurante que dirige con su hermano, como en el bar de su padre. "Es importante sacar el máximo provecho a la temporada que viene", explica.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana