La FAPA critica que las becas comedor de la Conselleria "no llegan a quienes lo necesitan"

Redacción | 07/12/2020

Este jueves, 3 de diciembre, la Conselleria de Educación hizo públicas las ayudas de las becas comedor para el curso 2020/2021. Desde la Conselleria valoraron las ayudas positivamente, algo con lo que la Federación de Asociación de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) no concuerda: "Dejan de lado parte de la realidad"

"Reconocemos el esfuerzo de la Conselleria, que ha aumentado su importe en un escenario de grave crisis económica, así como la subida de la cuantía máxima hasta el 80% del coste del menú. Pero no compartimos los motivos dados por el conseller para esta reducción de solicitudes"", critican desde FAPA.

El conseller de Educación del Govern, Martí March, atribuyó la reducción de peticiones -2.705 solicitudes menos (24,5% del total) que el año pasado-por una parte, al miedo que al principio de curso tenían muchas familias de dejar a los niños en el comedor, ya que se mezclaban integrantes de diferentes grupos y, por otra parte, por la situación económica que muchos han optado por comer en casa.

LAS AYUDAS AUMENTAN EN LA CONCERTADA Y DISMINUYEN EN LA PÚBLICA

Sin embargo, desde FAPA critican que las ayudas "no llegan a las familias que lo necesitan". En los centros concertados los beneficiarios han aumentado en 45, pasando de 2.502 a 2.547. En cambio, en los centros públicos hay una reducción de 310 beneficiarios menos, de 3.376 el curso pasado a 3.426 este año.

"La reducción en el número de usuarios de comedor ha sido muy superior en los centros públicos. Para los centros públicos la apertura del comedor ha sido una prioridad, pero muchas veces a costa de reducir el número de usuarios a los que lo necesitaban de manera imprescindible, llegando a límites que han hecho imposible la rentabilidad económica para muchas empresas, que han tenido que incrementar sus precios", resaltan fuentes de la Federación.

RETRASO EN LA CONVOCATORIA

Consideran que el argumento del conseller de que "por la situación económica que muchos han optado por comer en casa" puede hacer pensar que ha es una decisión voluntaria de las familias, cuando la realidad, explican, es que la publicación más tarde de la convocatoria de las ayudas, el 6 de octubre de 2020 frente al 1 de junio de 2019 el curso pasado, ha tenido como consecuencia que muchas familias no contaran con esta ayuda desde un principio.

En una situación de grave crisis, estas ayudas cubren como máximo el 50% del coste del comedor. Sin embargo, un curso completo de comedor puede tener un coste medio de 1.600 euros y la ayuda máxima es de 880 euros. "Para muchas familias en la situación actual esta diferencia es suficiente para descartar el uso del comedor", dicen desde FAPA.

"Las consecuencias de todo esto es que hay, como mínimo, 3.212 alumnos que si hubieran hecho la solicitud, si hubieran tenido plaza en el comedor de su escuela, de haber tenido unas ayudas más pronto, ahora tendrían asegurada una alimentación de calidad cada día de clase".

PIDEN AYUDAS PARA QUE LOS COMEDORES PUEDAN CUMPLIR SU FUNCIÓN

Desde FAPA consideran que, a pesar de que las intenciones del Govern han sido buenas, no han sido capaces de hacer llegar todos los recursos disponibles a quien lo necesita.

Por ello, instan a la Conselleria a que todo el remanente de estas ayudas, más de 2.700.000 euros, se dediquen a la finalidad a la que estaban dirigidos y se articulen mecanismos para que los comedores escolares puedan cumplir su función.

Cabe destacar que antes de la pandemia, el riesgo de pobreza infantil ya superaba el 26% y que los estudios indican que el sobrepeso y la obesidad, una lacra creciente entre los niños, vienen provocados en gran parte por una alimentación rica en carbohidratos y alimentos precocinados, alimentos baratos y los más asequibles para muchas familias.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana