Jupol denuncia que la policía está "desbordada ante la avalancha de pateras" en Baleares

Irene R Aguado | 22/10/2020

Unos 40 inmigrantes fueron trasladados el pasado miércoles al hotel Palma Bay para pasar la cuarentena.

El sindicato mayoritario de la Policía Nacional, Jupol, ha hecho este jueves una llamada desesperada de auxilio a las instituciones. El Cuerpo Nacional de Policía está "desbordado ante la llegada masiva de pateras" a las Islas. Así se expresa Chechu Enrique, el secretario regional de Jupol en Baleares.

La llegada de pateras con decenas de inmigrantes a las Islas ya no es un suceso puntual, como explica Enrique, sino que se ha convertido en un evento "habitual y sistemático". En declaraciones a Crónica Balear, el secretario ha explicado que en lo que va de año, ya han llegado más de un millar de inmigrantes a las costas de Baleares. El número de recién llegados crece cada año, pero en los últimos meses, ante la crisis provocada por la COVID, ha aumentado de forma exponencial.

Esta situación agota los recursos de la Policía Nacional, denuncia el sindicato. En este contexto, muchas unidades del Cuerpo tienen que dedicarse casi exclusivamente a la inmigración. Los agentes no solo supervisan el proceso de recibimiento y acogida de los inmigrantes, sino que también vigilan que todos los recién llegados cumplan correctamente la cuarentena preventiva que se indica contra la COVID.

"Muchos policías se ven obligados a dejar de patrullar las calles para estar con los inmigrantes", lamenta Enrique. "Nuestros recursos están muy mermados". Ante esta situación, el sindicato critica que las instituciones responsables miran hacia otro lado y la Policía Nacional ya no puede ofrecer las mismas garantías. "Hay que custodiar a muchos inmigrantes con pocos policías", explica, pues además este problema se ve sumado a que la plantilla policial ha decrecido con los años. Cada año las promociones tienen menos plazas, por lo que ahora el catálogo solo está cubierto al 80% y no al 100%, según el sindicato policial.

Asimismo, Enrique ha insistido en que no quiere transmitir un mensaje alarmista a la población, pues la Policía Nacional todavía puede cumplir sus funciones y las ciudades de las Islas siguen siendo, dentro de lo que cabe, seguras: "Que la gente esté tranquila porque policía sí que hay, pero menos de la que debería haber". Lo que solicita es prevención para que esta situación no desemboque en un aumento de la inseguridad ciudadana.

Este sindicato hizo llegar a la Jefatura un escrito que solicitaba medidas concretas para aliviar esta situación. Entre otras propuestas, instaban a la Dirección General de Policía a mandar más efectivos desde otras provincias españolas a través de, por ejemplo, una Atribución Temporal de Funciones (ATF), a las comunidades que están teniendo problemas graves de inmigración, como Baleares o Canarias.

Según Enrique, este escrito que la Jefatura hizo llegar a la Dirección General de Policía en Madrid, solicitaba destinar a las Islas Unidades de Intervención Policial (UIP), para reforzar la atención a los inmigrantes. Aunque este escrito llegó a la Dirección General de Policía desde la Jefatura de Baleares, la institución responsable ignoró las peticiones de los policías.

Otra de las medidas que ha propuesto Jupol es la construcción de un Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE), unas instalaciones modulares que ya están en otras comunidades pero no en Baleares. En estos espacios se realizan las primeras pesquisas con los inmigrantes, como los trámites de identificación, y aseguran a los equipos de emergencias y agentes policiales unas mínimas garantías de seguridad. Los policías también solicitan la organización de un protocolo de pateras, pues el que hay ahora resulta en descontrol y caos.

De momento, el protocolo es trasladar a los inmigrantes al puerto de Palma o al de Manacor cuando llegan para realizar las primeras pesquisas. Después, van a cumplir la cuarentena preventiva en el Meliá Palma Bay, un conocido hotel de cinco estrellas, antes de ser transportados a la Península y quedar a cargo de las ONG. Durante este protocolo, denuncia Chechu Enrique, tampoco se cumplen las garantías de seguridad.

"Este es un problema a la orden del día y la solución no llega", lamenta Enrique. "Estamos sometidos a mucho estrés y muchas horas de trabajo. La Policía Nacional está saturada y necesitamos apoyo urgente", sentencia. El portavoz insiste a la Dirección General de Policía que, desde Madrid, tome cartas en el asunto y solucione la grave problemática en el Mediterráneo: "Escasea el material y los medios, pero sobre todo, faltan recursos humanos en la policía", concluye.

Sentimiento general

2
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • JJ. - Octubre 22, 2020 a las 18:23
    75% poblacion carcelaria NO son españoles. Los numeros hablan por si solos.Responder 2
  • R. - Octubre 22, 2020 a las 16:45
    La poblacion de las islas tambien esta superada por los delincuentes que nos llegan de fuera.Responder 2
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana