El presidente de Bulgaria insta al primer ministro a dimitir en medio de nuevas protestas

EP | 02/09/2020

El primer ministro de Bulgaria, Boyko Borissov - LUKA DAKSKOBLER / ZUMA PRESS /

El presidente de Bulgaria, Ruman Radev, ha reiterado este miércoles su llamamiento a que el primer ministro, Boiko Borisov, presente la dimisión en una nueva jornada de manifestaciones contra este frente al Parlamento, donde se han registrado disturbios.

Radev, que ha acusado a Borisov y al fiscal general Ivan Geshev de vínculos con el crimen organizado que estos niegan, ha considerado que la marcha del primer ministro es "inevitable" tras dos meses de manifestaciones anticorrupción contra el Gobierno.

"No hay ninguna otra salida del bloqueo del Estado salvo un acto pacífico y político normal de renuncia cuando no hay confianza", ha señalado Radev ante el Parlamento este miércoles, según informa Bloomberg. "Estas dimisiones son inevitables", ha insistido.

Borisov, que ya tuvo que dimitir como jefe del Gobierno en 2013 y 2017, está luchando nuevamente por su supervivencia política. El primer ministro ha propuesto enmendar la Constitución para aumentar la independencia de los jueces y está tratando de lograr el apoyo del Parlamento para iniciar este proceso.

De lograr el respaldo para cambiar la Constitución, Borisov ha asegurado que dejará el cargo una vez se apruebe la asamblea especial encarcagada de hacerlo, lo que supondría noviembre como muy pronto. Además, había sugerido que podría dimitir si no consigue reunir el apoyo que necesita, si bien el martes dijo que seguiría trabajando si esto ocurriera.

Así las cosas, varios miles de manifestantes han bloqueado este miércoles la sede del Parlamento para reclamar la renuncia del Gobierno, portando banderas del país y lanzando huevos, manzanas, tomates y billetes falsos de 500 euros bajo el lema "Gran alzamiento nacional", informa DPA.

Según las autoridades, los manifestantes también han lanzado tres botellas y algunos adoquines contra los agentes al tiempo que trataban de romper el cordón policial en medio de la fuerte presencia de las fuerzas de seguridad. Además, tanto manifestantes como policías han empleado espray de pimienta, lo que se ha traducido en 16 personas trasladadas al hospital.

En el 56 día de protestas, los manifestantes han señalado que quieren permanecer en el Parlamento hasta que dimita el Gobierno. "Ya es hoa de que los gobernantes se den cuenta de que son impopulares y odiados", ha subrayado el activista Welislaw Minekow, uno de los organizadores, en declaraciones a la televisión estatal.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana