El Ministerio de Justicia jubila al fiscal Subirán

Esther Ballesteros | 23/06/2020

El fiscal Miguel Ángel Subirán.

El Ministerio de Justicia ha declarado la jubilación, con 59 años, del fiscal Miguel Ángel Subirán, quien en la actualidad se encuentra bajo el foco judicial a raíz de las prácticas presuntamente irregulares que cometió al frente de las distintas líneas de investigación del caso Cursach.

Así lo publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), que hace efectiva la jubilación desde este mismo martes.

El pasado mes de octubre, Subirán (Calahorra, 20 de abril de 1961) ya fue apartado de su cargo en la Fiscalía Anticorrupción, que ocupaba de forma temporal. Fue designado fiscal delegado de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada en virtud de un decreto del fiscal general del Estado de mayo de 2010.

Desde entonces, Subirán ha estado presente en la instrucción de las numerosas causas de corrupción incoadas en Baleares, entre ellas el caso Nóos, Palma Arena, Ibatur, Relámpago, Picnic, Voltor o Maquillaje, con la mirada especialmente puesta en el desvío de fondos públicos y en la criminalidad organizada.

Atrás quedan interminables jornadas de declaraciones y registros en los que trabajó, codo con codo, junto a sus compañeros Juan Carrau y Pedro Horrach, este último en la actualidad reconvertido en abogado.

En declaraciones a Crónica Balear, varios abogados ponen en valor su trayectoria, pero también otros recriminan con dureza sus formas durante los interrogatorios, en especial "sus aspavientos y accesos de furia". "Era verbalmente agresivo e incitaba de forma insistente a que el declarante se limitara a responder 'sí o no'. Si no le contestaba así, Subirán podía llegar a decirle de repente: '¡no me hable, no me hable!'".

Asimismo, recuerdan cómo en uno de esos interrogatorios, llevado a cabo en el marco del caso Bomsai, al interpelar de forma reiterada a un declarante sobre si éste había firmado un contrato bajo investigación que había sido hallado en su casa, el testigo le espetó: “señor fiscal, en mi casa también está El Quijote y le juro que no lo he escrito yo”.

Junto al juez Manuel Penalva y cuatro agentes de Blanqueo de la Policía Nacional, Subirán está sido investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) a raíz de la actuación “coordinada” que habrían desplegado entre todos ellos para presionar a testigos e investigados del caso Cursach con el objetivo de apuntalar sus acusaciones, construir a la carta las pesquisas y allanar futuras condenas.

De hecho, la máxima instancia judicial de las islas ha dejado las puertas abiertas a investigar a ambos juristas y a los cuatro policías nacionales por la supuesta comisión de delitos que van más allá de los hechos por los que el TSJIB asumió este caso el pasado mes de enero.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana