El Gobierno de Burkina Faso alerta a la oposición contra "cualquier deriva" tras las elecciones

EP | 25/11/2020

El Gobierno de Burkina Faso ha dejado claro este miércoles que no tolerará ninguna "deriva" tras las elecciones presidenciales y parlamentarias del pasado domingo después de que la oposición haya denunciado irregularidades y advertido de que no está dispuesta a aceptar el resultado.

En un comunicado, el Ejecutivo ha puesto en valor que "los burkineses ejercieron su deber ciudadano en la calma y la serenidad" y que la jornada electoral transcurrió en un "clima sosegado gracias a la madurez del pueblo y de la clase política".

Además, el portavoz gubernamental, Remis Fulgance Dandjinou, ha sostenido que "todas las acciones emprendidas por el Gobierno lo han sido en el respeto de las leyes y las normas que rigen en materia electoral" en el país.

Así las cosas, ha apelado a todos los participantes en la doble cita electoral al "respeto escrupuloso de los textos en vigor, única garantía de un desenlace satisfactorio del proceso que ha sido definido y realizado en la exclusividad y el consenso".

"El Gobierno no podría avalar de ninguna manera cualquier incumplimiento en la aplicación de los textos respecto a las elecciones en Burkina Faso", ha advertido su portavoz en el comunicado, condenando "con firmeza cualquier deriva" y asegurando que "asumirá sus responsabilidades para garantizar el orden público".

Tras elogiar el papel desempeñado por las fuerzas de seguridad a la hora de "garantizar con eficacia la seguridad de la población y las elecciones", el portavoz ha indicado que el Gobierno les pide que "sigan movilizados hasta la conclusión de todas las operaciones electorales".

LA OPOSICIÓN NO RECONOCERÁ EL RESULTADO

El mensaje del Gobierno se produce después de que el lunes los principales candidatos opositores anunciaran que no están dispuestos a reconocer el resultado dadas las irregularidades constatadas durante la jornada electoral y que, según ellos, beneficiaron al actual presidente, Roch Marc Christian Kaboré.

Por boca de Tahirou Barry, quien ejerció de portavoz de los candidatos firmantes de una alianza contra Kaboré, adelantaron que "no aceptarán los resultados manchados por irregularidades y que no reflejan la voluntad del pueblo burkinés". Entre los firmantes del acuerdo figuran los dos principales candidatos de la oposición, el líder de Unión para el Progreso y el Cambio (UPC), Zéphirin Diabré, y el del Congreso para la Democracia y el Progreso (CDP), Eddie Komboigo.

En respuesta, la Alianza de Partidos y Formaciones Políticas de la Mayoría Presidencial (APMP) reconoció el martes que se han registrado "deficiencias" durante la votación, si bien negó que puedan tener un impacto sobre los resultados definitivos.

"Las deficiencias detectadas, si bien son lamentables, no son de una amplitud susceptible de impactar de forma significativa sobre los resultados de la votación", señaló Bénéwendé Stanislas Sankara, presidente de la Unión para el Renacimiento-Partido Sankarista.

Así, destacó que "la APMP considera que "las deficiencias y defectos que marcaron el desarrollo de la votación no pueden reflejar ninguna voluntad de socavar la sinceridad de las elecciones".

Kaboré figura en cabeza, según los resultados anunciados hasta el momento por la Comisión Electoral Nacional Independiente que ha compilado el portal Burkina24. El presidente ha recabado el 58,14 por ciento de los votos --lo que le evitaría ir a segunda vuelta--, mientras que Diabré tiene el 14,57 por ciento y Komboigo el 13,62 por ciento.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana