Detenido un ladrón tras ser atrapado por su víctima cuando intentaba huir

Redacción | 15/12/2020

La Policía Nacional detuvo el pasado lunes de madrugada a un hombre de origen español de 48 años, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación.

Todo ocurrió a las 1:55 horas del lunes, cuando se recibió una llamada al 091 en la que se comunicaba que un hombre tenía retenido al autor de un robo con violencia.

Una vez en el lugar, los agentes se entrevistaron con el hombre, la víctima del robo. Tenía retenido al presunto autor, y manifestó que mientras estaba trabajando en la vía pública, al lado de su furgoneta de trabajo, observó un movimiento extraño en la puerta del copiloto y fue a comprobar de qué se trataba.

Bordeó el vehículo y se dirigió al lado derecho del mismo, y vio como el presunto ladrón abandonó el lugar a la carrera, huyendo acompañado de una mujer.

La víctima emprendió la carrera detrás de estas personas y dio alcance al varón. Después, volvió a su vehículo de trabajo junto a él. Pero de repente, el presunto autor del robo se dio media vuelta esgrimiendo un destornillador y se encaró contra la víctima. Pero el trabajador se deshizo de la herramienta y la tiró al suelo.

La propia víctima pudo comprobar cómo le faltaba su cartera con documentación, dinero y su teléfono móvil, y encontró bajo el vehículo una mochila donde portaba sus efectos antes de la sustracción.

Los agentes realizaron un cacheo superficial al detenido y encontraron dinero, un teléfono móvil y documentación a nombre de la víctima, todo ello escondido en el interior del calcetín, así como una cartera con diversa documentación a nombre de la víctima.

Después, los policías dieron una batida por la zona para encontrar a la mujer que salió a la carrera, aunque no la localizaron.

AL DETENIDO SE LE IMPUTAN CUATRO ROBOS CON FUERZA

A su vez, al detenido también se le imputan cuatro robos con fuerza en vehículos, llevados a cabo el pasado día 2 de diciembre, junto a cuatro mujeres. Los agentes procedieron en su día a la detención de las mujeres y faltaba por localizar al hombre.

Todos los robos fueron en vehículos de la misma marca, y el modus operandi era siempre el mismo: forzar el capó, cortar los cables de las baterías y sustraerlas para meterlas en su vehículo y emprender la huida.

Por estos motivos, se le imputan cuatro delitos de robo con fuerza en vehículo. 

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana