Denuncian los tratos de favor exigidos por el jefe de la Policía Local de Sant Antoni

Esther Ballesteros | 25/06/2020

Prefactura de la Policía Local de Sant Antoni.

Ánimos crispados en la Policía Local de Sant Antoni después de que el inspector jefe hiciese valer, presuntamente, su superioridad jerárquica para exigir la retirada de una denuncia: la que un agente había interpuesto al coche particular de su hija por estacionar en un reservado de policía. El alto mando conminó, además, a sacar el vehículo del depósito municipal sin abonar las tasas de la grúa.

Así lo señalan fuentes policiales a Crónica Balear, que explican cómo, tras tener conocimiento de la amonestación, el inspector se dirigió al agente que la había formalizado y, en presencia de varios policías más, le preguntó si no sabía "leer los apellidos" de la persona a quien había denunciado.

Las mismas fuentes apuntan que, cuando el agente que retiró el vehículo le dijo que si quería, "como cualquier ciudadano, tenía derecho a formular alegaciones contra la denuncia y en tiempo y forma se le contestarían", el inspector "entró en cólera y le dijo al policía, en tono amenazante: 'si no me la quitas tú me la voy a quitar yo'".

El inspector alegó que el vehículo en cuestión era un coche oficial y que el día en que le fue retirado se encontraba de servicio. Por ese motivo, incidió, había aparcado en el reservado.

Desde el propio Ayuntamiento de Sant Antoni avalan los alegatos del mando. Preguntados al respecto, señalan que el inspector jefe se encontraba ese día de servicio como agente de paisano. Según subrayan, estaba llevando a cabo una operación especial de precinto de equipos de música en diferentes locales del municipio ibicenco.

Sobre el hecho de que el coche que conducía estuviese a nombre de su hija, desde el Consistorio reconocen que se trata de un vehículo que el inspector jefe utiliza de forma habitual. "Estacionó en un reservado de policía durante la actuación policial, en la que participaron otros agentes y de la que era conocedor el correspondiente jefe de turno", subrayan.

Sin embargo, fuentes jurídicas consultadas sobre ello señalan que para que un funcionario policial pueda conducir otro coche no perteneciente al cuerpo, el vehículo debe haber sido cedido al Ayuntamiento en virtud de la Ley 4/2011, de 31 de marzo, de la buena administración y del buen gobierno de Baleares. El vehículo, de acuerdo a esta normativa, debía figurar a nombre de la Corporación municipal.

"A día de hoy el inspector jefe no ha abonado la denuncia, hecho que hace presuponer que mentía cuando dijo estar de servicio y que el coche de su hija estaba revestido de carácter de vehículo oficial, como si eso fuera una potestad o capacidad de un jefe de policía", recriminan en el cuerpo.

Es más, aseveran que a nadie del turno de noche se le informó de que el inspector estuviera de servicio. "De esta dudosa versión tuvieron conocimiento después de retirar el vehículo. Pero lo cierto es que a día de hoy no existe prueba alguna de que eso fuera así", recalcan.

"Un jefe que ha sido condecorado por su magnifica gestión no dejaría al aire un detalle tan importante como es estar de servicio fuera de su horario normal de trabajo y no comunicarlo al jefe de servicio del turno. También hubiera comunicado que estaba haciendo uso de un vehículo particular (de su hija) como vehículo oficial", inciden.

Las mismas fuentes policiales apostillan, además, que el cuerpo dispone de cinco vehículos sin rotular preparados para prestar servicios de paisano, sobre lo cual están informados todos los agentes. Indican que estos coches sí están registrados a nombre del Ayuntamiento y son, por tanto, vehículos oficiales.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana