Cuando tu perro es el 'salvoconducto' para salir de casa

Redacción | 15/03/2020

DPA

Es domingo, un domingo de sol que, en circunstancias normales, hubiera llenado terrazas, plazas y parques de la capital, pero no es un domingo normal. En el primer día de vigor del estado de alarma ante el coronavirus, con las respectivas restricciones de movimiento, aquellos que tenemos mascotas nos aferramos a ellas para salir a las calles.

Cuando ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez aclaró que sí, sí se podía sacar al perro, fue como un pequeño destello, un alivio para el confinamiento. No sólo podrías salir a la calle para aguardar una larga cola en el supermercado para comprar víveres, sino que tenías la posibilidad de disfrutar de una imagen atípica de Madrid, solitaria y llena de perros.

Madrid es una ciudad de perros. Según los datos del Ayuntamiento de Madrid, en 2018, el número de canes en la capital ronda los 280.000 canes. Vivo en el barrio de Lavapiés -en el distrito centro, donde se contabilizan más de 15.000 perros- junto a otros tres compañeros de piso, que siempre me han ayudado a cuidar a Gabo, mi perro, pero estos días la tarea de sacarlo a la calle está más repartida que nunca.

“Bueno, voy a sacar al bicho que quiero estirar las piernas”. La preocupación no es si el perro ha pasado demasiado tiempo en casa, sino que los humanos necesitan, más que ellos, salir a la calle; Gabo nos mira con cara de hastío cada vez que le enseñamos la correa.

Pero, como humanos confinados en sus casas, la rutina de sacar al perro da la oportunidad de caminar por un Madrid que ninguno de sus ciudadanos esperaba descubrir.

Hace una semana, el paseo del Prado estaba lleno de miles personas que celebraban el Día Internacional de la Mujer, el 8M, pero este domingo las personas que circulan por esta céntrica calle de Madrid se pueden contar con los dedos de las manos.

El Rastro siempre estuvo ahí pero este domingo no está, algo que sólo consiguió la Guerra Civil y ahora el coronavirus. La Plaza Cascorro, que debería estar atestada por los puestos, es el lugar de recreo de Loreto -ataviada con pijama y mascarilla-, su perro y el de su vecina: “Me estoy encargando de sacar también los perros de los vecinos mayores del bloque, no hay que arriesgar”.

Una plaza Mayor vacía, con las terrazas recogidas, sin transeúntes, que parece que ha ampliado su tamaño, se ha convertido en una especie de parque canino donde los perros caminan sin correa y corren en busca de sus pelotas.

Los perros andan a sus anchas por la ciudad, olisquean cada calle, mientras desde los balcones los vecinos hablan entre ellos, como nunca había hecho, y comparten confidencias.

“Jamás pensé que la calle estuviera tan silenciosa”, se dicen separados por un metro de ladrillo visto dos vecinas, mientras fuman, apoyadas en sus barandillas llenas de flores y ven cómo la calle Jesús y María está vacía.

La Puerta del Sol, la calle Preciados y la propia Gran Vía están desiertas pero también se ha convertido en la ruta de los caminantes caninos curiosos por ver cómo está la ciudad: “De verdad, suena mal decirlo, pero esto es una maravilla”, asegura Alfonso, quien vive en La Latina y ha acudido al kilómetro cero junto a sus dos galgos.

Se respira un poco de calma entre todo el miedo ante el coronavirus, pero no se olvida. El drama se palpa en el momento en el que los perros se saludan entre sí: tú miras sonriendo al otro paseador -como recomienda Ángela Merkel- y las correas se enredan. La ejecución de desenrede se convierte en una odisea para respetar el metro de distancia entre humanos, pero se consigue y se respira con alivio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que los perros y gatos no pueden contagiarse ni propagar este nuevo coronavirus. Por favor, no abandonéis a vuestras mascotas, algo que está sucediendo en China e Italia, y salid con él a la calle, pero de uno en uno y dejando que descanse de cada paseo.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana