Cadena perpetua para el pastor acusado de participar en el genocidio de 1994

Redacción | 25/12/2020

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, durante los actos por el 25º aniversario del genocidio de 1994. DPA.

Un tribunal de Ruanda ha ratificado la condena a cadena perpetua contra Jean Bosco Uwinkindi, un pastor de la Iglesia Pentecostal sentenciado en 2015 por participar en el genocidio de 1994 al considerar que su apelación no se fundamenta, según ha informado el diario 'The New Times'.

Uwinkindi, de 69 años, era pastor en una iglesia en el distrito de Bugesera durante el genocidio y está acusado de organizar las matanzas de tutsis en las colinas de Kanzenze y Kwankeri, incluidas las de entre cien y 150 personas que buscaron refugio en su iglesia.

El condenado apeló la condena dictada por el Tribunal Supremo argumentando que no contó con recursos suficientes para contratar investigadores privados para su defensa y que no se le permitió elegir a sus abogados, si bien el tribunal ha resaltado que el sospechoso sólo puede elegir abogado cuando puede pagarles.

Según 'The New Times', los abogados de Uwikindi, Gatera Gashabana y Jean Baptiste Niyibizi, abandonaron el caso por desacuerdos sobre su salario, tras lo que el Colegio de Abogados designó a otros dos que actuarían 'pro bono'. El organismo adopta estas decisiones si el acusado demuestra que no puede pagar a sus abogados.

Uwikindi fue arrestado en junio de 2010 en la capital de Uganda, Kampala, tras lo que fue entregado al Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), que le había imputado por genocidio, conspiración para cometer genocidio y exterminio como crimen contra la Humanidad.

Según la acusación del TPIR, Uwinkindi encabezó un escuadrón de la muerte que asesinó a civiles tutsis y planificó, instigó, ordenó y perpetró crímenes de genocidio contra los tutsis. Tras huir de Ruanda, en julio de 1994, cerca de su parroquia fueron hallados "aproximadamente dos millares de cadáveres".

El tribunal internacional pidió posteriormente su traslado a Ruanda, lo que fue aprobado en junio de 2011. El hombre, que se encuentra encarcelado en la prisión de Nyanza, ha rechazado en todo momento los cargos contra él.

Uwinkindi fue pastor en la iglesia evangélica de Kanzenze, en la prefectura de Kigali Rural, y está acusado de cooperar con el Movimiento Republicano Nacional para la Democracia y el Desarrollo (MRND), una milicia anti tutsi. Estados Unidos había ofrecido una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que facilitase su detención.

Alrededor de 800.000 ruandeses, la inmensa mayoría de ellos tutsis y hutus moderados, fueron asesinados por extremistas hutu durante cerca de tres meses en 1994. Ruanda ha acusado a París de complicidad en lo sucedido, algo rechazado por el Gobierno francés.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana