niño dientes caries boca
CEDIDA / COMPROMISO Y SEGURIDAD DENTAL

Científicos del Mount Sinai de Nueva York han identificado marcadores biológicos presentes en los dientes desde la infancia que se relacionan con esclerosis lateral amiotrófica o enfermedad de Lou Gehrig, según un estudio publicado en la revista ‘Annals of Clinical and Translational Neurology’.

Los investigadores encontraron los marcadores en los dientes de los pacientes que desarrollaron ELA en la edad adulta. Utilizaron láseres para mapear los anillos de crecimiento que se forman diariamente en los dientes y descubrieron evidencia en los anillos de crecimiento formados al nacer y en los primeros 10 años de vida de que los pacientes con ELA metabolizaron metales de manera diferente a los pacientes sin la enfermedad.

La ELA es una enfermedad que generalmente se manifiesta cuando alguien tiene entre 50 y 60 años. Se desconoce la causa y no hay pruebas para predecir su aparición. Los estudios genéticos aún no han revelado mucho, y aunque los expertos creen que los factores ambientales juegan un papel importante en el desarrollo de la enfermedad, no ha habido indicaciones claras de cuáles.

“Este es el primer estudio que muestra una firma clara al nacer y dentro de la primera década de la vida, mucho antes de cualquier signo clínico o síntoma de la enfermedad”, asegura el autor principal Manish Arora, profesor de Edith J. Baerwald y vicepresidente de Medicina Ambiental y Salud Pública en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai.

“Esperamos a largo plazo, después de la validación de este trabajo en estudios más amplios, que esto conduzca a estrategias preventivas –avanza–. Lo emocionante de este trabajo es que estamos buscando vías biológicas que podríamos modificar potencialmente con el desarrollo de fármacos”.

El estudio mostró una absorción desrregulada de una mezcla de elementos esenciales, como zinc y cobre, así como toxinas como plomo y estaño, en 36 pacientes con ELA en comparación con 31 controles. Los marcadores de la desregulación de la captación de metales también se observaron en los dientes de un modelo de ratón de ELA que también mostró diferencias en la distribución de metales en el cerebro en comparación con los controles.

“Nuestro trabajo anterior mostró que la desregulación del metabolismo elemental en la vida temprana se asoció con la aparición de enfermedades neurológica como el autismo y el TDAH –señala Christine Austin, profesora asistente de Medicina Ambiental y Salud Pública de la Facultad de Medicina de Icahn en Mount Sinai, un importante contribuyente a este trabajo–. Este estudio muestra que la desregulación metabólica también se asocia con afecciones neurológicas con un retraso mucho mayor al inicio de los síntomas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.