El Consell instala un sistema para mejorar la seguridad del túnel de Sóller

El Consell de Mallorca ha instalado un sistema para evitar el peligro de estabilidad y mejorar la seguridad del túnel de Soller. A partir de esta semana, se alojarán unas dianas topográficas que permitirán hacer un seguimiento de posibles movimientos en la estructura del túnel.

La instalación del nuevo sistema supone una mejora desde el punto de vista de la seguridad y también del tecnológico, ya que antes del rescate de la infraestructura las comprobaciones que se hacían eran visuales.

Se trata de unos sensores capaces de detectar cualquier desplazamiento en la bóveda y paredes mediante 3D para evitar el peligro de estabilidad de la infraestructura. La finalidad de esta actuación es adaptar el túnel al Real Decreto de Requerimientos Mínimos de Seguridad dentro de los túneles de carreteras.

Iván Sevillano, conseller de Movilidad e Infraestructuras, explica: “En beneficio del interés público, desde que el túnel fue rescatado y en especial los últimos meses, hemos aumentando muy significativamente la inversión para el mantenimiento. Por este motivo, la mejora de la seguridad es una de nuestras prioridades”.

El túnel ha sido cerrado al tráfico, en ambos sentidos, las noches del 25 al 28 de mayo desde las 23 horas y hasta las 6 de la mañana para instalar estos dispositivos de captación. En total se instalan 180 dianas reflectantes, 3 cada 50 metros, por el control de convergencias.

“Es un ejemplo más de lo que supone la gestión pública frente la privada. Y que nos reafirma en la decisión del rescate del túnel, como aspecto de mejora en las inversiones y, especialmente, justicia social para los vecinos y vecinas de Sóller y pueblos del entorno”, señaló Sevillano.

Otras tareas de mejora para el túnel de Sóller

La Dirección Insular de Infraestructuras trabaja en las pruebas para la puesta en funcionamiento del sistema contra incendios del túnel. La ejecución de las obras ya concluidas se han llevado a cabo tanto en el exterior como en el interior del túnel y ha obligado a cortarlo al tráfico en ocasiones puntuales.

A mediados de febrero y comienzo del mes de marzo se cerró en la misma franja horaria para limpiar la calzada. Así como para realizar tareas de reparación de semáforos y luminaria. El pasado 11 de marzo concluyeron los trabajos para sustituir las 1.100 ménsulas que sujetaban la tubería de agua. Esta recorre los 3 kilómetros de trazado del túnel, con el que se abastece el sistema contra incendios. Estos anclajes suponían un peligro para los motoristas en caso de colisión, por lo que se decidió cambiarlas.

Aprovechando el cierre se concluyó la instalación de toda la red de hidrantes. Comenzó en junio de 2019, y se efectuaron otras tareas relacionadas con el mantenimiento y repintado de la calzada.

No está previsto que el túnel vuelva a cerrar hasta finales de verano cuando se llevará a cabo la limpieza de drenajes. Se aprovechará para hacer mantenimiento de calzada y arcén. También está prevista una revisión de los ventiladores entre octubre y noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.