Un helicóptero fumiga 70 hectáreas para prevenir el mosquito común en Playa de Palma y Pla de Sant Jordi

El Ayuntamiento de Palma, a través del servicio de prevención de plagas, ha realizado hoy, desde las 8.00 horas, la primera aplicación aérea con helicóptero para prevenir la proliferación del mosquito común en las zonas del Pla de Sant Jordi y la Playa de Palma.

La concejala de Turismo, Sanidad y Consumo, Elena Navarro, junto con el director general del área, Joaquín de María, y el responsable de la empresa adjudicataria de prevención de plagas, Alberto Chordá, han estado presentes durante el tratamiento.

Navarro ha destacado la necesidad de actuar ahora para prevenir la proliferación de mosquitos de forma más efectiva. “Durante todo el mes de abril el equipo ha trabajado de forma manual. Pero las elevadas temperaturas y el agua acumulada por las lluvias de abril nos obligan a utilizar medios aéreos para ser más efectivos”, ha subrayado.

Desde el Ayuntamiento se ha pedido además a la ciudadanía que evite la presencia de agua embalsada en zonas privadas para combatir el mosquito tigre, que prolifera en hábitats domésticos entre mayo y noviembre.

Desde primera hora de la mañana, un helicóptero ha aplicado producto larvicida a unas 70 hectáreas de Ses Fontanelles, el Plan de Sant Jordi y Bassa de Can Guidet. Allí, previamente el equipo de plagas había detectado la proliferación de larvas. Asimismo, se ha llevado a cabo una inspección de las zonas susceptibles de inundación a fin de identificar posibles puntos de riesgo y establecer una distancia de seguridad de 50 metros con las viviendas.

14 operarios participan en la prevención del mosquito común en estas zonas de Palma

El equipo de prevención de plagas cuenta con un total de siete equipos. Cinco en los distritos de Palma, uno para urgencias y otro de atención a los mosquitos. Se trata, en concreto, de 14 operarios.

El servicio de prevención de plagas mantiene durante todo el año un sistema de vigilancia. Éste consiste en revisiones periódicas en las colecciones hídricas para detectar inicios de actividad de los mosquitos mediante la visualización de larvas activas.

Este año, las primeras larvas activas se detectaron el 17 de febrero. El objetivo del programa de control es detectar lo antes posible la presencia de larvas para poder actuar y controlar las poblaciones en el momento de su ciclo biológico en el que son más vulnerables. Es decir, en fase larvaria.

El producto utilizado para llevar a cabo este tratamiento es un larvicida biológico (‘bacillus thuringiensis israelensis serotipo H14’ y ‘cepa AM65-52’) específico para larvas de mosquitos. Este tipo de tratamientos, además de ser más efectivos, son selectivos, específicos, seguros para las personas y respetuosos con el medio ambiente. No afecta a otros insectos y especies no diana.

Este año, el tratamiento aéreo se lleva a cabo ahora ya que durante abril se acumularon precipitaciones de 72mm que han dejado zonas del Pla de Sant Jordi inundadas. Este hecho, unido a las altas temperaturas de más de 20º durante el día y más de 15º por la tarde, ha favorecido el desarrollo de mosquitos que han podido completar su ciclo biológico en 6-7 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.