El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha puesto este miércoles sobre la mesa la posibilidad de presentar una moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez, al que además ha retado a prohibir las manifestaciones en coche que va a convocar su formación política en todas las grandes ciudades.

En el debate en el Congreso para una nueva prórroga del estado de alarma, Abascal ha centrado buena parte de su discurso en censurar las “ansias comunistas” del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y arremeter contra Sánchez por su gestión de la crisis del coronavirus.

Por ello, ha anunciado que no descarta la posibilidad de presentar una moción de censura contra el Ejecutivo si no lo hace el PP y así desenmascarar a los diputados que están dispuestos a apoyar la continuidad “de este Gobierno ruinoso que está destruendo el país”.

El líder de Vox ha culpado directamente al Ejecutivo de haber provocado “más muertos” por Covid-19 de los que hubiera habido “con una gestión razonable” y ha lamentado además que los miembros del Consejo de Ministros hayan estado “más preocupados” en “ocultar” los fallecidos que en alertar a la población de los peligros de la pandemia.

Abascal ha personalizado estas críticas en el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien “se erigió” en responsable de las residencias de ancianos y por tanto a quien culpa del “horror” sufrido en ellas, con miles de personas fallecidas y trabajadores sin las medidas de seguridad necesarias. “Afronte su responsabilidad ante las familias, los españoles y los jueces”, ha reivindicado.

Aunque ha reconocido que Sánchez “no llega” al nivel de censura dirigido a Iglesias, sí ha lamentado que el presidente esté dispuesto a “cualquier cosa” con tal de mantenerse en el poder, “aferrándose” además al estado de alarma y amenazando a la oposición con las consecuencias de no aprobarlo.

“Pues nuestro voto no va a poner la suerte de los españoles en sus manos. Aunque tuviéramos que desaparecer como partido, jamás contribuiremos a afianzar en el poder a quienes están despreciando la vida, la libertad, la prosperidad y la nación y quienes han llevado al país al mayor desastre de este siglo”, ha sostenido confirmando que Vox volverá a votar en contra de esta nueva prórroga, como ya hizo en las dos últimas ocasiones.

Por ello, ha dicho lamentar el voto a favor anunciado por Ciudadanos y la abstención del PP, permitiendo la continuidad de un estado de alarma “ilegal” que “ni salva vidas ni salva empleos”. “Lo que salvaría vidas y empleos sería un cambio de Gobierno”, ha defendido.

NI SULTANATO NI REPÚBLICA BOLIVARIANA

En este contexto, Abascal ha vuelto a realizar su oferta de formar un Gobierno de emergencia nacional, advirtiendo a Sánchez de que España “no es un sultanato ni una república bolivariana”. “Es una monarquía parlamentaria y la están minando y destruyendo”, ha lamentando aludiendo al “recorte” de derechos y libertades en los que a su juicio está cayendo este Gobierno.

En este punto ha puesto como ejemplo las manifestaciones y ha preguntado al ministro del Interior si está suspendido el derecho de reunión. “Los españoles queremos manifestarnos en las calles con todas las medidas de seguridad pertinentes contra su Gobierno”, ha avisado anunciando que este mismo jueves Vox pedirá autorización ante las delegaciones del Gobierno para concentraciones en coche en las principales ciudades del país. “¿Lo van a prohibir?”, ha preguntado.

Abascal también ha culpado al Ejecutivo de las consecuencias económicas de esta crisis y ha advertido de que la “falta de credibilidad internacional” de España tendrá “consecuencias fatales” para la financiación de su deuda.

Además, ha cargado contra la Unión Europea y ha advertido de que Vox “no mendigará” dinero para España, sino que lo “exigirá” porque también le pertenece. Con ello, quiere que España reciba lo que le pertenece sin que se hable de un rescate. “Los españoles ya sabremos rescatarnos nosotros mismos de ustedes”, ha dicho a la bancada azul del Ejecutivo.

PERDÓN DE CHINA

En el plano internacional también ha avisado a Sánchez de las consecuencias de enfrentarse al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mientras se tiene una actitud “servil” con China, a quien ha reprochado que “no haya pedido perdón” por las consecuencias de la pandemia, a la que ha insistido en denominar “el virus de Wuham”.

Abascal ha aprovechado este punto para recordar que el anterior “peligro global” al que tuvo que enfrentarse el mundo fue el desastre nuclear de Chernóbil, en Ucrania, en 1986. “No es casualidad que ambos se produjeran bajo regímenes comunistas como los que tanto idolatra su vicepresidente del Gobierno”, ha reprochando recuperando sus críticas a Iglesias.

Antes, el líder de Vox ya había señalado al líder de Podemos como “negacionista de los crímenes del comunismo” y le ha acusado de estar lleno de “odio, violencia y obsesiones patológicas con los años 30 del siglo pasado”. “Pues bajo su Gobierno ominoso han muerto diez veces más españoles que los que asesinaron sus ídolos en Paracuellos”, ha reprochado recurriendo a la Guerra Civil.

1 Comentario

  1. No puede haber de todos los colores politicos con esta gente,todo el mundo tiene que se facha , pues a tomar por saco , ahora solo falta que digan que el bicho lo ha traido un pancatalanista , nada tienen que justificar su sueldo diciendo gilipolleces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.