Ábalos apunta que los viajeros de tren o avión podrían estar obligados a llevar medidas de prevención

Los viajeros de tren, autobús o avión podrían tener que verse obligados a cumplir unas normas de prevención y seguridad para viajar en los próximos meses, una vez se retorne la ‘nueva normalidad’, según apuntó el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos.

La articulación de estas eventuales medidas obligatorias de seguridad, como podría ser viajar con mascarilla, será consecuencia de la dificultad económica que supone para las empresas del ramo vender sólo una tercera parte de las plazas de los vehículos o naves, tal como actualmente se recomienda para garantizar las distancias entre pasajeros que recomienda Sanidad.

“La recomendación de mantener un tercio de la ocupación va a ser muy difícil de cumplir, el sector privado no va a poder aguantar vendiendo un tercio de la ocupación”, auguró el ministro que, por ello, considera que habrá que implantar dichas “medidas de prevención obligatorias para los viajeros”.

Durante su comparecencia en el Congreso, Ábalos avanzó que trabaja en un plan de ‘rescate’ de este tipo de transportes interurbanos e internacionales, dado que, según aseguró, “afrontará una importante crisis en los próximos meses” y “será uno de los sectores qué más tarde en salir del periodo de hibernación al que se ha sometido por el parón de la movilidad”.

“Por ello es necesario seguir trabajando en un esquema de protección de rentas y de liquidez para el transporte”, indicó para señalar, entre otras medidas, la posibilidad de que los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) del sector tengan una duración mayor.

El ministro detalló los desplomes de viajeros de más del 90% que todos los modos de transporte, tanto el avión como el AVE y el autobús, registran consecuencia de las restricciones a la movilidad de los ciudadanos que incluyó el decreto del estado de alarma con el fin de combatir el coronavirus y la referida recomendación de reducir la ocupación.

Ábalos aseguró que también se gestiona la articulación de este tipo de ayudas en el marco de la UE. Así, indicó que los ministros de ramo de España, Francia, Alemania e Italia pactaron este pasado viernes una postura común para pedir en la videoconferencia de titulares de Transportes de la UE que tendrá lugar el día 29.

De esta forma, han convenido en solicitar medidas “para apoyar financieramente al sector del transporte, incluyendo iniciativas para movilizar inversiones”.

“En concreto, nos preocupa mucho el estado del sector de la aviación, duramente castigado en esta crisis”, detalló Ábalos. “Todos los países europeos tienen este mismo grave problema en este sector”, añadió.

EMPRESAS PÚBLICAS

De igual forma, Ábalos indicó que la crisis por el parón de la movilidad también afecta a las empresas públicas de transportes del Ministerio, como son Adif y Renfe, Aena y Puertos del Estado.

“Sus datos de movilidad, de viajeros y de ingresos han bajado muchísimo y, en consecuencia, deben acomodar sus servicios y su actividad inversora a la nueva situación”, aseguró.

En este caso, el titular de Transportes también apeló a la UE, al indicar que “la financiación europea será muy importante para el sostenimiento de la inversión pública”.

Estas compañías públicas de transportes estaban inmersas antes de la crisis en destacados planes de inversión de distinto tipo que quedaron en suspenso en marzo.

Así, Renfe tiene en marcha un plan de compra de trenes que supone una inversión de unos 3.000 millones de euros, mientras que Adif invierte en la construcción de las líneas AVE actualmente en ejecución y en proyectos de ampliación de grandes estaciones de trenes. Por su parte, Aena lanzó planes de desarrollo de suelos cercanos a sus principales aeródromos.

“En el Ministerio estamos trabajando para evaluar el impacto económico de la crisis, tanto en las empresas públicas como en las privadas, y su efecto en las inversiones”, aseguró Ábalos.

“Las cuentas de Renfe dependerán de cómo se recuperen los tráficos, mientras que Adif, si la circulación de trenes baja, ingresa menos por canon, lo mismo que Aena, que no cobra tasas si no hay vuelo”, detalló Ábalos en relación a la incertidumbre sobre cómo evolucionará el sector en los próximos meses.

La adopción de medidas en apoyo al transporte interurbano constituye uno de los tres ejes en los se estructura el plan de desescalada que el Ministerio de Transportes prepara para los sectores de su competencia junto con las medidas para el transporte urbano y las relacionadas con la construcción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.