Torra
EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este sábado que piensa “desobedecer” a la Junta Electoral Central (JEC), tras haber sido ratificado por el Parlament -con los votos de JxCat, ERC y la CUP- como diputado y president.

Torra ha comparecido ante el pleno del Parlament a petición propia, tras la resolución de la JEC que ordena retirarle el acta de diputado y ejecutar su inhabilitación como presidente.

“Ha llegado la hora de plantarnos”, ha afirmado Torra, que ha recalcado que “la desobediencia ante los ataques a la democracia, ante las injusticias y los abusos, no es solo un derecho, sino una obligación para cualquier gobernante y ciudadano”, y debe ser “un deber para cualquier presidente de un país”, por lo que piensa “continuar siendo presidente de Cataluña y diputado”.

“Una Junta Electoral escogida por partidos y por un sorteo pretende inhabilitarme. No lo permitiré si así lo decide este Parlament”, ha advertido.

Al término de la comparecencia, y tras más de una hora de discusión en el seno de la Mesa del Parlament, los grupos independentistas han hecho valer su mayoría para poder votar propuestas de resolución al hilo de este debate.

Con los 74 votos de las tres fuerzas independentistas y los comunes, el Parlament ha acordado “rechazar la resolución de la JEC”.

Y, con el apoyo de los 67 diputados de JxCat, ERC y la CUP -Catalunya en Comú Podem se ha abstenido, PSC y PPC han votado en contra, mientras que Cs no ha participado en ninguna votación- la cámara ha “ratificado” a Torra como diputado y presidente.

El texto aprobado, además, califica de “golpe de Estado” el “intento de la JEC de inhabilitar” a Torra “contraviniendo la voluntad política de los catalanes”.

El pleno también ha debatido una resolución impulsada por los comunes, en la que JxCat y ERC han votado en sentido contrario, concretamente en un punto que vinculaba la decisión de la JEC sobre la inhabilitación de Torra a la investidura de Pedro Sánchez.

El texto atribuía la decisión del árbitro electoral a “la estrategia de la derecha y la extrema derecha para interferir en el debate de investidura que se está realizando en el Congreso de los Diputados” y ha sido rechazado con los votos de JxCat, PP y la CUP, mientras que ERC ha decidido unir sus votos a los de los comunes.

Los dos diputados de Demòcrates de Catalunya, integrados en el grupo republicano, se han desmarcado de la estrategia de ERC y se han abstenido, igual que el PSC.

En el debate de la comparecencia de Torra, la portavoz de Cs en el Parlament, Lorena Roldán, lo ha llamado “expresident” y le ha reclamado que convoque elecciones para que “los catalanes puedan pasar la página negra del procés y mirar al futuro”.

Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha tendido la mano a Torra para “defender” el autogobierno y las instituciones catalanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.