La Guardia Revolucionaria advierte de que su venganza será dura y decisiva
EFE

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria, Hosein Salamí, advirtió este martes de que Irán se vengará de forma “dura y decisiva” del asesinato por Estados Unidos del general Qasem Soleimaní, cuyas exequias se celebran hoy en su ciudad natal, Kerman.

En un discurso ante la multitud reunida en Kerman para rendir homenaje a Soleimaní, el máximo responsable de la Guardia Revolucionaria aseguró que la respuesta de Irán será de tal magnitud que “el enemigo lamentará su error”.

“Nos vengaremos”, aseveró Salamí, quien auguró asimismo que las fuerzas estadounidenses “pronto” serán expulsadas de la región de Oriente Medio, según las declaraciones recogidas por la agencia Tasnim.

Sobre su permanencia en Irak, EE. UU. envió ayer mensajes contradictorios, ya que un comandante de la coalición internacional anticipó la reubicación de los soldados, pero el Pentágono aclaró que esto no supone un repliegue.

En su alocución, Salamí se deshizo en elogios con Soleimaní, que era el comandante de la Fuerza Quds, encargada de las operaciones fuera de Irán de la Guardia Revolucionaria, entre ellas el apoyo a las milicias chiíes en Irak.

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria subrayó que Soleimaní era “valiente y leal” y que en la historia nunca ha habido uno igual que él.

Su influencia va “más allá de las fronteras de Irán y el mundo islámico” y esto le convirtió en un “modelo de resistencia”, continuó Salamí.

Soleimaní, como comandante de la Fuerza Quds, estuvo muy presente sobre el terreno en otros países de la región mediante el respaldo a grupos chiíes con el libanés Hizbulá o la milicia iraquí Multitud Popular, así como al régimen sirio de Bachar al Asad y al movimiento palestino Hamás.

El general murió el pasado viernes en un bombardeo selectivo estadounidense en Bagdad en el que también falleció el vicepresidente de la Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes.

Su cuerpo fue trasladado a Irán el pasado domingo, cuando comenzaron las honras fúnebres en el país, pasando su cortejo por las ciudades de Ahvaz, Mashad, Teherán y Qom.

La despedida final es hoy en Kerman, su ciudad natal, donde decenas de miles de personas de la urbe y de localidades de los alrededores se congregaron en la plaza principal entre llantos y gritos de venganza contra Estados Unidos.

El cortejo fúnebre terminará en el cementerio de Kerman, donde será enterrado en una sección donde ya descansan otras personas consideradas mártires por la República Islámica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.